Saltar al contenido

10 comestibles que asemejan sanos pero no lo son

23 mayo, 2022
10 alimentos que parecen sanos pero no lo son

Llevar una buena alimentación es imprescindible para sostenernos saludables, pero a veces nuestro deseo por perder esos kilos de más o por procurar alimentarnos un tanto mejor, pueden conducirnos por el camino incorrecto cuando a alimentación se refiere. Y es que muchos de los ingredientes o productos que se venden o que nosotros consideramos como saludables, realmente nos aportan una superflua dosis de azúcar, calorías o hidratos de carbono que resultan menos saludables de lo que pensamos. ¿Quieres saber cuáles 10 comestibles asemejan sanos pero no lo son? Sigue leyendo por el hecho de que en Sabioz.com te los presentamos.

La granola: una bomba de azúcares

Siempre nos han vendido la granola como un producto muy saludable, ideal para una merienda o tentempié sano y nutritivo. Pero la realidad es que esta combinación se cereales cuenta con grandes cantidades de azúcar que no resultan recomendables para nadie que desee perder peso, ni siquiera para quien pretenda una alimentación saludable y equilibrada.

En general, no se aconseja abusar en la dieta de cualquier género de cereal con azúcar añadido.

10 alimentos que parecen sanos pero no lo son - La granola: una bomba de azúcares

El iogur helado, calorías disimuladas

Claro que el iogur helado no tiene las mismas calorías que el helado regular, pero no te dejes engañar por el mercadeo que afirma que es una alternativa sana. Igualmente se trata de un lácteo con grasa y azúcar al que, además de esto, acostumbramos a agregarle múltiples topings caloríficos como chocolate, sirope, frutas en almíbar etc. Todo menos un postre sano, por eso lo mejor es no abusar de su ingesta.

10 alimentos que parecen sanos pero no lo son - El yogur helado, calorías disimuladas

Los productos libres de gluten ¡además engordan!

Si te has sumado a la moda de comer sin gluten para quitarte esos kilos de más y llevar una dieta más saludable, es esencial que empieces por saber exactamente qué es el gluten. Este ingrediente es una proteína del trigo que resulta inadecuada únicamente para quienes son intolerantes al gluten, o sea celíacos, o alérgicos a este componente, el resto de los mortales podemos comerlo sin inconveniente.

El gluten no engorda y de verdad comer productos libres de este ingrediente pero llenos de azúcar, grasa y aditivos tampoco te ayudará a en tu pérdida de peso. Compara el mismo producto con o sin gluten, valora la cantidad de azúcar, grasa y las calorías finales y elige el mejor para ti, no te dejes llevar por una idea ilusoria.

10 alimentos que parecen sanos pero no lo son - Los productos libres de gluten ¡también engordan!

Bebidas deportivas, si no adiestras duro no las precisas

Si eres de los que prefiere elegir una bebida deportiva o isotónica antes que una botella de agua, es esencial corregir este hábito cuanto antes. Los beneficios de tomar agua son muchos, pero los de consumir este género de bebidas si no adiestras de forma intensa durante por lo menos una hora son: ninguno.

Las bebidas isotónicas, además de esto de electrolitos para recobrarnos de un duro entrenamiento, poseen un esencial aporte de azúcar, entre 15 y 30 gramos por 600ml de producto que, en circunstancias normales y sin haber perdido el líquido y las calorías que perdemos con el deporte, solo te ayudarán a guardar más kilitos en tu cuerpo. Sin duda estas son calorías de las que podemos prescindir de forma fácil optando por el agua, los tés o las infusiones naturales y sin azúcar añadido.

10 alimentos que parecen sanos pero no lo son - Bebidas deportivas, si no entrenas duro no las necesitas

Vegetales congelados, menos nutritivos de lo que piensas

Tener una dieta rica en vegetales frescos es esencial para asegurar nuestro aporte de vitaminas y nutrientes, mejorar nuestro tránsito intestinal, evitar el estreñimiento y asistirnos a llevar una alimentación más sana. Pero nada de esto incluye a los vegetales congelados, un género de producto del que debemos prescindir.

Estos comestibles poseen sodio y conservantes para sostenerlos en buen estado, pero además de esto los métodos de conservación empleados hacen que la mayoría de sus propiedades ventajosas se pierdan con lo que ¿cuál es el propósito de consumirlos entonces? Aunque sabemos que son más cómodos, lo mejor es olvidarse de que existen y optar siempre y en toda circunstancia por vegetales frescos y de temporada.

10 alimentos que parecen sanos pero no lo son - Vegetales congelados, menos nutritivos de lo que piensas

Las barras de cereales, una dosis de azúcar instantánea

Se vende como una excelente opción para conseguir energía durante el día, para recobrarte de una actividad deportiva o para merendar de forma «saludable». Pero sería preciso no tener papilas gustativas para obviar el hecho de que este producto contiene gran cantidad de azúcar y muchas calorías para ser una alternativa sana.

Es mucho mejor consumir una manzana, una porción de queso bajo en grasa o un puñado de frutos secos sin sal o azúcar añadidos, si lo que procuramos es fibra y un tentenpie saludable.

10 alimentos que parecen sanos pero no lo son - Las barras de cereales, una dosis de azúcar instantánea

Cualquier batido de frutas

Los batidos se distinguen de los jugos en un aspecto esencial: poseen algún producto lácteo, de esta manera sea leche o iogur, lo que le aporta su consistencia grasosa y deliciosa. Pero además de esto de eso en muchos lugares les añaden azúcar, socorrer al que la propia fruta ya contiene, y usan productos lácteos que no son bajos en grasa, todo servido en un enorme vaso.

Algo con estas proporciones y características particulares no puede ser ligero ni totalmente sano. Si quieres preparar un rico batido de plátano o de fresas en casa opta por un producto lácteo desnatado o por una leche vegetal, y como es lógico no agregues azúcar extra.

10 alimentos que parecen sanos pero no lo son - Cualquier batido de frutas

El pavo envasado, una gran fuente de sodio

Lo consideramos como un embutido saludable y ciertamente lo es si lo equiparamos con otros con alto nivel graso como el salchichón o el chorizo. Sin embargo el pavo envasado contiene además grandes cantidades de sodio, aportando a veces sensiblemente más de lo que precisamos diariamente.

Si prefieres esta alternativa entonces escógelo bajo en sal o bien opta por rebanadas de pavo naturales, una deliciosa opción.

10 alimentos que parecen sanos pero no lo son - El pavo envasado, una gran fuente de sodio

La leche entera, grasa que no precisamos

Siempre nos han vendido que la leche es un comestible saludable y preciso para crecer sanos y fuertes, pero no se debe olvidar que nosotros además somos mamíferos y que, como muchas especies del reino animal, cuando dejamos de ser bebés no precisamos consumir este producto en grandes cantidades. Sin embargo somos los únicos que lo hacemos.

La leche entera ofrece un gran aporte de grasa que puede contribuir a acrecentar los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre, además de esto de causar trastornos digestibles a quienes comienzan a desarrollar intolerancia a la lactosa, algo muy habitual a medida de avejentamos pues nuestro organismo deja de permitir adecuadamente el azúcar de este comestible. La mejor solución es reducir su ingesta y decantarse por leche desnatada o las bebidas vegetales en el momento en que nos apetezca.

10 alimentos que parecen sanos pero no lo son - La leche entera, grasa que no necesitamos

El pan integral ¿realmente integral?

Para que el pan integral sea realmente ventajoso, aportando fibra integral a nuestro organismo que nos asista a mejorar el tránsito intestinal y reducir los niveles de colesterol y azúcar en la sangre, es muy esencial que realmente sea elaborado con cereales integrales.

Muchos de estos productos son etiquetados de forma inadecuada, con lo que no ofrecen el aporte que se busca y en consecuencia no son realmente integrales. Asegúrate siempre y en toda circunstancia y cuando en la etiqueta afirme que el pan cuenta con cereales integrales y, sobre todo, que no fue elaborado con harina refinada, blanqueada o harina enriquecida con trigo, en tal caso no es realmente integral.

10 alimentos que parecen sanos pero no lo son - El pan integral ¿realmente integral?

Este artículo es meramente informativo, en Sabioz no tenemos capacitad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún género de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier género de condición o malestar.

Si quieres leer más artículos similares a 10 comestibles que asemejan sanos pero no lo son, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Vida saludable.

Productos relacionados