6 consecuencias de la polución del agua

6 consecuencias de la contaminación del agua

El agua es uno de los recursos naturales más esenciales de todos. De hecho, del agua dependen no solamente la vida en sus formas en nuestro planeta, sino además gran una parte de la actividad humana, desde la agricultura y la industria, a algo tan fácil como abrir el grifo en casa y poder disfrutar de agua para tomar o lavarnos. Por esto, la polución del agua es uno de los grandes inconvenientes a los que nos tendremos que enfrentar en el futuro próximo, ya que se trata de un recurso sensiblemente más escaso de lo que pueda parecer, aunque cada vez somos más humanos en el planeta y la demanda crece. Si quieres conocer 6 consecuencias de la polución del agua, sigue leyendo Sabioz y te lo contamos.

Escasez de agua: causas y consecuencias

Una de las cuestiones que debemos tener clara tratándose del agua y de su relevancia como recurso natural es que, aunque aparentemente haya mucha, en su mayor parte, no es útil para nuestro empleo rutinario. En este sentido, es esencial distinguir entre agua salobre y agua dulce, siendo la salobre aquella que tiene sal disuelta en la misma, y la dulce la que carece de esta sal.

El inconveniente, al tratarse de la relevancia del agua como recurso natural, es que solo un tanto menos del 3 % del agua en nuestro planeta es dulce. Además, en este 3 % se incluye el agua congelada, tanto en forma de nieve y hielo en montañas como en toda la Antártida y el océano Ártico. De este modo, el inconveniente esencial en el momento de conseguir agua, no es tanto la obtención del agua, sino la obtención de agua dulce y útil para las actividades humanas y para el buen estado de los ecosistemas terrestres.

6 consecuencias de la contaminación del agua - Escasez de agua: causas y consecuencias

Contaminación del agua: definición y tipos

Otro de los inconvenientes que presenta la polución del agua es que puede contaminarse de muchas formas diferentes. Aunque las clasificaciones pueden cambiar conforme las fuentes consultadas, los principales géneros de polución que habitúan a darse con más frecuencia son los próximos:

1. Contaminación física del agua

Con este género de polución, nos referimos a la polución del agua que se realiza desde elementos de tamaño grande, por ejemplo los plásticos o las toallitas de inodoro.

Este género de polución es muy perjudicial, ya que, además de esto, estropean de forma notable el paisaje y la biodiversidad de los ecosistemas donde tiene lugar.

2. Contaminación química del agua

Al contrario de la polución física, esta polución es invisible debido a que está causada por partículas microscópicas de contaminantes que estropean el buen estado del agua.

Aquí podemos hallar desde la presencia de metales pesados, como el mercurio o el plomo, a microplásticos, aceites, moléculas químicas de fabricación sintéticas, etc.

3. Contaminación biológica del agua

Este género de polución se identifica por la presencia de agentes infecciosos potencialmente perjudiciales para la salud humana y animal. Se acostumbra a dar en los núcleos de población a consecuencia de las aguas grises (agua de desecho y aguas fecales), como en las industrias ganaderas y en lugares donde las aguas no son tratadas adecuadamente para el consumo humano.

Se trata de aguas contaminadas por bacterias que pueden causar, desde una simple gastroenteritis hasta enfermedades como el cólera o el dengue.

4. Contaminación radiactiva del agua

Se trata de una polución más difícil de hallar en el agua. No obstante, en lugares donde se han producido accidentes nucleares tiene una presencia en especial esencial.

Un ejemplo de este género de polución la encontramos en el océano Pacífico, en especial tras el accidente de la central nuclear nipona de Fukushima.

Para más información, además puede resultarte interesante este otro artículo de Sabioz sobre Cómo afecta la polución del agua al medio ambiente.

Efectos de la polución del agua

Como podemos imaginar, la polución del agua es uno de los inconvenientes más acuciantes a los que nos encaramos hoy en día. Algunos de los inconvenientes más directos que causan su polución son los próximos:

  1. Falta de agua bebible: se trata del inconveniente más urgente en muchos puntos del planeta y, en el futuro, será más frecuente de lo que nos complacería. La polución del agua acarrea la destrucción de muchas fuentes de agua dulce de donde se consigue el agua bebible, por ejemplo los acuíferos. Su polución acarrea la pérdida de estas fuentes de agua dulce y, en consecuencia, la creación de zonas que no tienen acceso a agua bebible a pesar de la presencia de agua en el subsuelo.
  2. Encarecimiento de las actividades económicas: otra de las consecuencias de la polución del agua es el encarecimiento de muchas actividades económicas, en especial las relacionadas con la agricultura y la ganadería, aunque además las relacionadas con la industria, que usa cantidades ingentes de agua para el funcionamiento y limpieza de su maquinaria. Al haber mayores cantidades de agua contaminada en el planeta, la utilización de agua dulce potable se encarece y, en consecuencia, además todas aquellas actividades económicas que dependen de su empleo.
  3. Enfermedades no infecciosas: otra de las consecuencias de la polución del agua es la aparición de ciertas enfermedades no infecciosas en personas y animales a consecuencia de la presencia de contaminantes. Un buen ejemplo lo encontramos en la presencia de metales como el mercurio, el plomo, el aluminio y el cadmio, que pasan del medio ambiente al agua y, finalmente, a los océanos. Estos metales pasan a la cadena alimentaria y, finalmente, llegan siendo humano, donde están asociados a enfermedades degenerantes y la aparición de determinados géneros de tumores.
  4. Enfermedades infecciosas: de la misma manera que el agua es un medio para repartir los metales pesados, las bacterias y otros gérmenes se extienden en este medio con sencillez cuando las aguas no son tratadas de forma debida. La consecuencia directa es la aparición de focos de enfermedades infecciosas en poblaciones específicas que consumen aguas contaminadas por el agente infeccioso en específico.
  5. Destrucción de ecosistemas y desertización: otro de los inconvenientes de la polución del agua es que, al contaminar el agua, se contaminan además los suelos. La consecuencia directa es la destrucción de toda forma de vida dependiente o asociada a los suelos contaminados, que acaban por convertirse en desiertos al no poder cobijar en ellos formas de vida.
  6. Aumento de los flujos migratorios: otra de las consecuencias de la polución del agua es el aumento de flujos migratorios. Estos flujos migratorios son la consecuencia de la destrucción y desertización de los suelos. Al destruir un ecosistema y los suelos asociados a este, se crean zonas donde la agricultura es simplemente imposible. En consecuencia, la economía local acaba cediendo, lo que fuerza a las personas de esta área a emigrar a otras zonas y, así, se crean áreas contaminadas absolutamente despobladas a consecuencia de la polución inicial del agua.
6 consecuencias de la contaminación del agua - Efectos de la contaminación del agua

Si quieres leer más artículos similares a 6 consecuencias de la polución del agua, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Formación.

Deja un comentario