Saltar al contenido

Aceite de hipérico: propiedades y usos

11 agosto, 2021

El hipérico, también llamado hierba de San Juan, es un arbusto de frágiles flores amarillas y su empleo en la fitoterapia es de larga data en África, Europa y Asia. Con la llegada de los europeos, la hierba se aclimató pronto en el norte de América y se extendió velozmente por su espectacular capacidad de generar semillas.

El hipérico se puede utilizar de muchas formas en las terapias con plantas medicinales, pero el aceite es una de sus presentaciones predilectas gracias a su sencillez de traslado, almacenamiento y empleo. Este es en especial útil para aplicaciones tópicas y hay investigaciones científicas que lo respaldan. ¿Quieres saber de qué manera emplearlo? Entonces acompáñanos en el presente artículo para conocer más datos útiles sobre el aceite de hipérico, sus propiedades y usos.

Propiedades del aceite de hipérico

Gracias a sus propiedades, este compuesto es más conocido por los beneficios que brinda a la piel. Estas son ciertas de las propiedades más esenciales del aceite de hipérico:

  • Posee efectos antimicrobianos, regenerativos y astringentes: el aceite de hipérico contiene una sustancia llamada hiperforina, ideal para el tratamiento de heridas y quemaduras menores, como de otras enfermedades inflamatorias de la piel.
  • Tiene propiedades antibióticas: el aceite de hipérico puede combatir bacterias específicas del tipo estafilococos. Por esa razón, se le considera una terapia segura y eficaz para el cuidado de infecciones de la piel, úlceras y heridas.
  • Es antiviral: la presencia de flavonoides, hipericina y catequinas en el aceite le ofrecen propiedades contra los virus. Por otro lado, la hiperforina y la hipericina son conocidas por sus propiedades anticancerígenas.
  • Es antiinflamatorio: el aceite de hipérico contiene cuatro componentes que le ofrecen una excelente acción antiinflamatoria, estos son el ácido clorogénico, la amentoflavona, la quercetina y la pseudohipericina. Por ello, puede usarse en tratamientos contra la dermatitis atópica y usarse para favorecer la cicatrización de heridas artículo quirúrgicas, como las úlceras de cama y las úlceras venosas.

Usos del aceite de hipérico para la piel

Gracias a sus fantásticas propiedades, el aceite de hipérico puede usarse para múltiples enfermedades de la piel, como malestares de la musculatura. El aceite de hipérico se usa de forma tópica y, por norma general, es suficiente con aplicar 1 o 2 gotas del aceite en las zonas perjudicadas para aprovechar sus propiedades.

De esta forma, los usos del aceite de hipérico abarcan la cicatrización de heridas, el cuidado del pelo y tratamientos contra las arrugas. Veamos cuáles son los más populares y de qué manera empezar a aplicarlos.

Heridas menores

Cuando ocurren pequeños cortes, raspaduras o raspones de la piel, es muy normal que las personas no les presten atención pues no son lesiones graves. Sin embargo, se ha de estar alarma pues estas afecciones son puerta de entrada a diferentes bacterias. En el caso de sufrir pequeñas heridas, límpialas bien y aplica el aceite de hipérico con un algodón o hisopo.

Por supuesto, debes cuidar que la herida no se ensucie pues el aceite y las substancias grasas tienden a atraer polvos y suciedades. No es necesario cubrir el corte, solo debes procurar separarte de fuentes de suciedad y polvo. Repite la aplicación del aceite múltiples veces al día y verás que cicatriza y sana más velozmente.

De la misma forma, el aceite de hipérico puede ser realmente útil para la psoriasis, pues calma la inflamación en la piel y contribuye a sanar las erupciones frecuentes de la enfermedad.

Cicatrices

Para suprimir las pequeñas cicatrices o reducir el aspecto de las grandes, aplica el aceite de hipérico directamente en la piel con un algodón. Esto lo puedes hacer 3 veces al día durante 6 – 8 semanas.

De esta forma, el aceite de hipérico puede ser de enorme utilidad tras una cirugía o una cesárea para reducir el enrojecimiento y suavizar las líneas de las cicatrices. En el caso de utilizar el aceite de hipérico para cicatrices viejas, lo más probable es que no desaparezcan, pero sí contribuirá a mejorar su aspecto.

Te contamos más formas de tratar las cicatrices en nuestro artículo Cómo suprimir cicatrices de heridas.

Arrugas

El aceite de hipérico es excelente para suavizar arrugas y líneas de expresión gracias a su efecto sobre la elastina, proteína de la piel que tiene como función suministrar elasticidad. De hecho, es un ingrediente común en muchas fórmulas de productos de belleza. Para aprovechar sus beneficios, sigue estos pasos:

  1. Antes de dormir, aplica 1 o 2 gotas en tus dedos y frota un tanto.
  2. Extiende el aceite por todo el rostro hasta cubrirlo con una capa finísima del mismo.
  3. Al despertar, retira el aceite y lava realmente bien con agua templada y jabón singular para el rostro.
  4. Comenzarás a apreciar sus beneficios desde los 10 días.

Descubre más formas naturales de combatir las arrugas en nuestro artículo Aceites naturales para suprimir arrugas.

Quemaduras

El aceite de hipérico puede ser realmente útil cuando presentamos quemaduras pequeñas o de primer grado, esas que solo suponen enrojecimiento y también hinchazón de la piel. Para que sea útil, es esencial aplicar el aceite apenas se genera la lesión.

Toma un paño suave o un algodón, mójalo con un tanto del aceite y distribúyelo con delicadez en la zona perjudicada. Aplícalo múltiples veces a lo largo del mismo día que ocurrió la quemadura.

Verrugas

Las verrugas comunes son causadas por un género de virus del papiloma humano (VPH). Esos pequeños bultos nacen por norma general en las manos, aunque también pueden desarrollarse en otras zonas del cuerpo.

El aceite de hipérico ha demostrado que tiene una alta actividad antiviral, con lo que es empleado como soporte para complementar tratamientos contra las verrugas. Hasta el momento, no se ha demostrado que por sí mismo sea efectivo contra esta enfermedad.

Hemorroides

El aceite de hipérico para las hemorroides es un tratamiento natural común contra esta afección. Sus propiedades antiinflamatorias y calmantes dejan calmar las almorranas y mejorar el dolor. Puedes aplicar 1 o 2 gotas de aceite de hipérico tras bañarte para sentir sus beneficios.

Aceite de hipérico: propiedades y usos - Usos del aceite de hipérico para la piel

Usos del aceite de hipérico para el pelo

Cuando se habla de cuidar y proteger nuestra piel, también nos referimos al cuidado del cuero cabelludo y del pelo. Ambos pueden beneficiarse de las propiedades del aceite de hipérico o hierba de San Juan y, por tal razón, es común emplearlo como ingrediente de productos de belleza.

Si padeces de caspa, pelo seco o pérdida del pelo, lávate el pelo y retira el exceso de humedad. Luego, extiende en tus manos dos o tres gotas del aceite de hipérico y masajea suavemente el cuero cabelludo. Al fortalecer los folículos pilosos, te aseguras de contribuir al desarrollo de un pelo fuerte, resistente y saludable. Si lo quieres, también puedes aplicar este tratamiento de forma precautoria.

Si quieres conocer más trucos y antídotos caseros para sostener tu pelo en perfectas condiciones, no vaciles visitar nuestro artículo Cómo cuidar el pelo.

Aceite de hipérico para los dolores musculares

Debido a sus propiedades antiinflamatorias, el aceite de hipérico es excelente para reducir la tensión y el dolor muscular. Si te sientes cansado o sientes los músculos inflamados, solo debes masajear cuidadosamente las zonas perjudicadas con un tanto de aceite de hipérico. Puedes repetir la aplicación en el transcurso del día si es necesario.

Además del aceite de hipérico, otros productos naturales como el aceite esencial de romero o el aceite esencial de jengibre marchan fantásticamente para calmar los dolores musculares. Conoce más al respecto en nuestro artículo Aceites esenciales para dolores musculares.

Aceite de hipérico: contraindicaciones

Tan esencial como saber para qué exactamente vale es conocer de qué manera utilizar el aceite de hipérico. Por esta razón, te invitamos a tener en cuenta las próximas indicaciones:

  • Una de las primeras contraindicaciones del aceite de hipérico es la exposición al sol. Como es fototóxico, no debe usarse antes de exponerse a la luz solar.
  • También posiblemente ciertas personas desarrollen alergias.
  • Por otra parte, el aceite es por norma general de empleo tópico, no para el consumo.
  • Tampoco debe usarse en heridas abiertas o quemaduras de segundo grado o más.
  • Aunque se ha probado su eficiencia en enfermedades de la piel como dermatitis o úlceras, la recomendación principal es aplicarlo conforme la frecuencia o el modo perfecto que indique el personal médico.

Este artículo es meramente informativo, en Sabioz no tenemos capacitad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún género de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier género de condición o malestar.

Si quieres leer más artículos similares a Aceite de hipérico: propiedades y usos, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Medicinas y suplementos .

Bibliografía
  • Hobbs, C. (1998). St. John’s Wort: Ancient Herbal Protector. Recuperado el 18 de enero de 2020, libre en: https://www.christopherhobbs.com/library/articles-on-herbs-and-health/st-johns-wort-ancient-herbal-protector/
  • Leskur, D. (2018). Effects of Hypericum Perforatum Oil on Promoting Skin Recovery in Different Human Skin Damage Models. Publicado por Clinical Trials. Recuperado el 18 de enero de 2020, libre en: https://clinicaltrials.gov/ct2/espectáculo/NCT03783819
  • Lyles, J., et al. (2016). The Chemical and Antibacterial Evaluation of St. John’s Wort Oil Macerates Used in Kosovar Traditional Medicine. Publicado por Frontiers in Microbiology. Recuperado el 18 de enero de 2020, libre en: https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fmicb.2017.01639/full