Saltar al contenido

Agua con limón y miel: propiedades, beneficios y de qué forma tomarla

16 julio, 2021
Agua con limón y miel: propiedades, beneficios y cómo tomarla

El agua con limón y miel es uno de los antídotos naturales y caseros más populares que hay, en tanto que se ha venido usando desde hace muchos siglos por sus múltiples beneficios y aplicaciones, sobre todo, en el campo de la salud. Y es que tanto el limón como la miel presentan múltiples propiedades y beneficios que van alén de el perder peso o de sus bondades para el tratamiento de afecciones en las vías respiratorias.

En este artículo de Sabioz sobre agua con limón y miel: propiedades, beneficios y de qué forma tomarla, te daremos todas las claves para que conozcas a fondo de qué forma te puede favorecer su ingesta y de qué forma debes hacerla. Además, además vamos a hablar de las contraindicaciones que tiene por el hecho de que, aunque sea un antídoto natural, la verdad es que puede no estar recomendado tomarlo en ciertos casos y situaciones.

Agua con limón y miel: propiedades y beneficios

El agua con limón y miel tiene muchas propiedades por el hecho de que son dos comestibles completísimos y con un enorme aporte nutricional, que favorece de forma extendida al cuerpo humano. Pero, ¿cuáles son las propiedades del agua con limón y miel? Cada comestible tiene las suyas:

  • Miel: es rica en minerales como el calcio, cobre, hierro, magnesio, cinc, manganeso, potasio y fósforo, además de esto de contener vitaminas del conjunto B, vitamina C, D y E. También tiene antioxidantes y aminoácidos como ácido cítrico o ácido acético.
  • Limón: es rico en vitamina C y las del conjunto B, como en antioxidantes y minerales como el potasio, calcio, fósforo, magnesio y hierro. Igualmente, contiene sodio y flúor.

Los dos productos tomados conjuntamente –con un tanto de agua para hacer más simple y suave su ingesta-, son ventajosos para:

Bajar de peso

Esta combinación es un excelente desengrasante, favoreciendo que las grasas se disuelvan y descompongan más de manera fácil en el organismo para ser usadas o expulsadas. Esto, sobre todo, se consigue por la acción del limón que es muy depuratorio.

Aliviar el dolor

El agua con limón y miel además ayuda a reducir el dolor articular. Es decir, todo aquel que está relacionado con enfermedades como la artritis, reuma o la rigidez muscular, entre otros. La clave está en que estos comestibles asisten a desinflamar los tejidos en los que se acumulan los agentes infecciosos que son los que causan el dolor y que se combaten más de manera fácil por el hecho de que estos dos comestibles favorecen el aumento de las defensas. Además, la miel tiene poder antibiótico.

Fortalecer las defensas

Otro de los beneficios del agua con limón es el fortalecimiento de las defensas y, por norma general, del sistema inmunitario por el gran aporte que tienen los dos comestibles de vitaminas, minerales o enzimas, entre otros nutrientes. Esto hace que el organismo esté más dispuesto para hacer frente a las distintas nosologías, sobre todo, las de tipo infeccioso –virus y bacterias-, y las que afectan primordialmente al sistema respiratorio. También es una combinación ventajosa para combatir y evitar la cistitis.

Aliviar el sistema digestible

La acción aséptica del limón y de la miel hace que se combata más de manera fácil la acidez del estómago, como otras molestias estomacales por el hecho de que los comestibles se descomponen más de manera fácil durante la digestión, favoreciendo por su lado una mejor absorción de los nutrientes. También se facilita el tránsito intestinal por ese alivio de las digestiones y el poder depuratorio para suprimir las toxinas.

En estos otros artículo desvelamos más sobre Cuáles son las propiedades medicinales de la miel y Cuáles son las propiedades curativas del limón.

Agua con limón y miel: propiedades, beneficios y cómo tomarla - Agua con limón y miel: propiedades y beneficios

Cómo tomar agua con limón y miel

Aparte de conocer las propiedades y beneficios de estos comestibles, además es esencial saber de qué forma tomar agua con limón y miel por el hecho de que, como ocurre con todo, no es bueno abusar.

Lo mejor es tomar esta bebida 1 vez al día, por la mañana antes de desayunar. Además, se puede ingerir de forma continuada, pero toda vez que no haya contraindicaciones.

La cantidad recomendable es un vaso de agua diario, debiendo llenarlo entre los tres ingredientes. Es mejor evitar agregarle azúcar, pues ya le ponemos miel, y se le puede dar más sabor con canela, por ejemplo.

De esta forma, siempre y en todo momento se aconseja preparar el agua con limón y miel de esta forma para no abusar y que los ácidos del limón o la cantidad de azúcar natural de la miel no lleguen a causar inconvenientes en el organismo:

  1. Exprime medio limón y vierte su contenido en el vaso de agua.
  2. Añade al vaso de agua una cucharadita de miel (mejor si es ecológica o bien orgánica).
  3. Pon agua a hervir.
  4. Añade el agua hirviendo al vaso con el limón y la miel.
  5. Mezcla bien y espera que se enfríe un tanto para tomarlo a una temperatura agradable, aunque siempre y en todo momento es preferible tomarlo un tanto temperado o un tanto caliente, como si fuera un té o café.
Agua con limón y miel: propiedades, beneficios y cómo tomarla - Cómo tomar agua con limón y miel

Agua con limón y miel: contraindicaciones

Aunque el agua con limón y miel es una combinación de productos naturales, la verdad es que además tiene ciertas contraindicaciones por el hecho de que hay casos y situaciones en las que no está recomendada su ingesta:

  • Problemas digestibles graves: las personas con úlceras pépticas no es recomendable que tomen este antídoto por los ácidos del limón, de la misma forma que si se tiene reflujo.
  • Diabetes: las personas diabéticas siempre y en todo momento deben consultar anteriormente al médico por el hecho de que la miel puede alterar el nivel de azúcar en sangre.
  • Problemas renales: las personas con inconvenientes renales no es recomendable que ingieran agua con limón y miel por el hecho de que, siendo depuratorio, se sobrecarga este sistema.
  • Úlceras bucales: las personas con heridas en la boca tampoco deben tomar este producto por el hecho de que les irritará la boca y va a aumentar el dolor de las llagas.
  • Sensibilidad bucal: las personas con sensibilidad bucal pueden tener algún inconveniente al tomar agua con limón y miel por la acidez del limón al tomar contacto con el esmalte de los dientes.
  • Anemia: las personas con anemia no deben tomar agua con limón y miel por el hecho de que, siendo depuratoria, elimina toxinas, pero además otros nutrientes que son precisos para el cuerpo, de forma que va a costar sensiblemente más recobrarse de la anemia.
  • Menstruación: las mujeres no es bueno que tomen este producto durante los días de la regla por el hecho de que se elimina hierro por el sangrado, cuya pérdida puede verse aumentada por la depuración del agua con limón y miel.

Con este artículo sobre el agua con limón y miel, sus propiedades, beneficios y de qué forma tomarla, aguardamos haberte ayudado a conocer más sobre esta bebida natural y sobre de qué forma debes tomarla para que te favorezcas de sus bondades. No obstante, siempre y en todo momento te invitamos a que consultes con el médico antes de comenzar a ingerirlo para descartar cualquier contraindicación.

Este artículo es meramente informativo, en Sabioz no tenemos capacitad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún género de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier género de condición o malestar.

Si quieres leer más artículos similares a Agua con limón y miel: propiedades, beneficios y de qué forma tomarla, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Vida saludable.

Entradas relacionadas: