Saltar al contenido

Agua con sal para los pies: beneficios y de qué manera prepararla

16 julio, 2021
Agua con sal para los pies: beneficios y cómo prepararla
Agua con sal para los pies: beneficios y cómo prepararla

¿Tienes los pies doloridos o inflamados? Tal vez has hecho una larga travesía, has empleado zapatos demasiado altos o incómodos, has empleado calcetines o medias apretados, tienes inconvenientes de circulación o has practicado ejercicios de alto impacto para esta zona del cuerpo, entre otras muchas opciones, en tanto que son muchas las causas del malestar en los pies y los tobillos. Si padeces alguno de estos inconvenientes, relajar y cuidar tus pies favorecerá tu salud, te ayudará a progresar el inconveniente en cuestión y te dejará realizar tus actividades rutinarias con normalidad.

En Sabioz te traemos este artículo sobre el agua con sal para los pies, sus beneficios y de qué manera prepararla y emplearla. Verás que el agua templada con sal para desinflamar los pies y progresar más aspectos de la piel y las uñas de estos es, sin duda, una forma práctica de relajarte al final de una larga jornada, tener una buena higiene de esta zona y progresar tu salud.

Agua con sal para los pies: propiedades

Los podólogos, que son los especialistas médicos relacionados con el cuidado de los pies, defienden que es esencial cuidar esta parte del cuerpo para prevenir pluralidad de enfermedades. Por su parte, la reflexología podal, cuyo origen está en la Medicina Tradicional China, establece que en los pies se encuentran reflejados todos nuestros órganos internos, algo que además se ha corroborado en la medicina occidental. Por todo ello, es realmente esencial cuidar de ellos, pues ciertas afecciones que pueden aparecer en esta parte del cuerpo pueden afectar a otras partes o, incluso, a todo el organismo.

La combinación de agua con sal marina para los pies, empleando tanto agua templada como fría, presenta grandes propiedades ventajosas.

  • Antiséptica
  • Analgésica
  • Relajante
  • Calmante
  • Antiinflamatoria
  • Exfoliante
  • Circulatoria
  • Hidratante
  • Cicatrizante
  • Vulneraria

En este otro blog post de Sabioz te mostramos más sobre las Propiedades de la sal marina para la piel.

Para qué sirve el agua con sal para los pies – beneficios

Gracias a las propiedades citadas, podemos responder a la duda sobre para qué exactamente vale el agua con sal para los pies y cuáles son sus beneficios:

Alivia los dolores, el cansancio y los calambres musculares

El agua caliente ayuda a generar endorfinas, que contribuyen a la relajación física y mental, con esto, a reducir los dolores en el cuerpo y a progresar el estado de ánimo. Así, el agua con sal marina, y especialmente si está temperada o caliente, deja que los músculos se relajen con sencillez.

Por tanto, el agua con sal para los pies no solo elimina el cansancio muscular amontonado, sino además calma los dolores, el agobio y los calambres musculares, resultando muy ventajoso para personas con enfermedades como la artritis.

Mejora la circulación y desinflama los pies y tobillos

El agua caliente hace que los vasos sanguíneos se dilaten y el agua fría los contrae. Por ello, para desinflamar los pies y los tobillos, lo mejor es emplear agua fría, pero la combinación de agua fría y tibia (en dos barreños separados) es realmente eficaz para los casos en los que hay mucha hinchazón. Al combinar las temperaturas, se activa la circulación y, esto sumado a las propiedades de la sal, favorece la desinflamación de los pies y tobillos, notándose un alivio inmediato en inconvenientes de pesadez de piernas y edema en los pies y los tobillos, entre otros. Por tanto, te invitamos a emplear agua templada con sal para desinflamar los pies y entonces sumergirlos en el barreño con agua fría.

Suaviza los callos en los pies

La sal tiene propiedades exfoliantes, con lo que conjuntarla con el agua y masajeando los pies con ella favorece la eliminación de células fallecidas. Esto es ideal para suavizar los callos presentes en los pies. Para conseguir una mejor exfoliación, combínala con la utilización de una piedra pómez.

En este otro artículo te explicamos Cómo exfoliar la piel con sal marina.

Previene y cura uñeros y otras heridas

Remojar los pies en agua templada con sal ayuda a prevenir la aparición de inconvenientes en las uñas y el la piel de alrededor, como los uñeros y los panadizos. Por un lado, el agua templada reblandece la piel facilitando poder exfoliarla bien y además las uñas haciendo sensiblemente más fácil la labor de cortarlas apropiadamente. Esto sumado a que la sal es aséptica, deja prevenir inconvenientes de esta clase y, en el caso de que aparezcan, este tratamiento casero y simple ayuda a sostener la zona limpia y favorece la cicatrización.

Ayuda a tratar los ojos de pescado en los pies

Los ojos de pescado son verrugas plantares que se distinguen de otros tipos por tener un punto negro en el centro. Este tratamiento con agua salda no sirve para sanar este inconveniente por sí mismo, sino dejará sostener la zona bien limpia y desinfectada y reblandecerá la piel, preparándola para que sea más simple su raspado y la aplicación del tratamiento recomendable, siempre y en todo momento recetado por el podólogo (o incluso aplicado por este especialista).

Si padeces este inconveniente, te invitamos a este otro artículo informativo sobre Por qué salen los ojos de pescado en los pies y de qué manera se quitan.

Previene los hongos en los pies

Una recomendable higiene, emplear productos asépticos como la sal y entonces secar con perfección los pies, es clave para prevenir los hongos en los pies o la aparición del conocido pie de atleta. No obstante, si aparece este inconveniente, el agua salobre ayudará a progresar el inconveniente por sus propiedades asépticas, exfoliantes y por reblandecer la piel facilitando su eliminación, pero no será un tratamiento efectivo para suprimirlos por sí mismo. Hay que tratarlo de forma recomendable y emplear el agua con sal como procedimiento de higiene y para facilitar el tratamiento.

Aquí explicamos más aspectos a tener ne cuenta para Prevenir los hongos en los pies.

Elimina el mal olor de los pies

Si tienes inconvenientes de mal olor en los pies, no vaciles en hacer baños de agua con sal para los pies como una parte de tu ritual de higiene frecuente. El hecho de agregar la sal al agua, deja que esta elimine bacterias y dificulte la aparición de hongos, con lo que reduce el mal olor y además impide que reaparezca.

Si tienes este inconveniente y buscas formas eficaces de ponerle remedio, consulta aquí Cómo suprimir el mal olor de pies con antídotos caseros.

Ayuda a suprimir toxinas

Es realmente posible que hayas oído dialogar sobre que el agua con sal para los pies ayuda a suprimir toxinas y que hayas pensado que es buena forma de adecentar el organismo, perder peso, etc.. No obstante esto no es exactamente así, ni tan fácil, y por eso te lo aclaramos.

Si bien no es un tratamiento para sanar enfermedades sistémicas o extendidas en todo el cuerpo, sino más bien para tratar afecciones localizadas en los pies, poner los pies a remojo frecuentemente en agua templada con sal puede acudir a suprimir toxinas. Cabe remarcar que no lo hará en gran medida ni para querer una gran mejora de una enfermedad, pero sí que tenerlo como un hábito facilita sostener un mejor equilibrio en el organismo. Por un lado, la dilatación de los poros y la elevada saturación de sal en el agua favorecen la osmosis del organismo en esta parte del cuerpo, lo que favorece un reequilibrio a nivel sanguíneo y linfático y, por ende, celular. Por otro lado, la relajación que aporta este procedimiento, favorece el buen funcionamiento del sistema linfático, lo como, así como buenos hábitos como tomar mucha agua, comer de forma saludable y hacer un mínimo de ejercicio, facilita la eliminación de toxinas a través del sistema excretor.

Agua con sal para los pies: beneficios y cómo prepararla - Para qué sirve el agua con sal para los pies - beneficios

Cómo preparar baños de agua con sal para los pies

Los baños de agua con sal para los pies son realmente efectivos para calmar molestias y desinflamarlos. Así, si piensas en emplear el antídoto del agua templada con sal para desinflamar los pies o para calmar alguna otra molestia, puedes preparar un baño de agua con sal para los pies de la próxima forma:

Ingredientes y material

  • 2 recipientes de un tamaño que te deje sumergir los dos pies en el agua al tiempo.
  • Agua tibia y fría.
  • Sal marina

Tratamiento

  1. Llena un recipiente con agua templada y el otro con agua fría. Mide el agua para calcular con más precisión la cantidad de sal que vas a concretar. El agua templada debe tener una temperatura que resulte cómoda al contacto con la piel, en tanto que demasiado caliente puede quemarte.
  2. Agrega la sal. Concretamente, emplea una concentración mínima de 20 gramos de sal por cada litro de agua. Esto quiere decir que para 5 litros de agua, en todos y cada recipiente, debes agregar media taza de sal (125 g). Y para 10 litros, añade 1 taza de sal (250 g).
  3. Revuelve el agua para que la sal se disuelva bien.
  4. Sumerge los pies en el recipiente con agua templada y sal durante 20 minutos.
  5. Transcurrido ese tiempo, pon los pies en el recipiente con agua fría y sal durante 20 minutos más.
  6. Retira los pies y sécalos bien con una toalla.
  7. Aplica un masaje con aceites esenciales relajantes, como el de lavanda, o con una crema hidratante durante unos 10 minutos.

Cómo preparar agua con sal y vinagre para los pies

Ahora que sabes de qué manera preparar agua con sal para los pies básicamente, queremos señalarte otra gran combinación de productos naturales para el cuidado de los pies: incluir a esta mezcla el vinagre, así sea de vino o de manzana. El vinagre tiene grandes propiedades para la piel, como la capacidad de acudir a regular la temperatura y reducir la inflamación. Gracias a las propiedades asépticas y antifúngicas de este producto, podrás combatir con mayor eficiencia el pie de atleta o bien prevenirlo, pero además te ayudará si tienes hinchazón en los tobillos o pesadez de piernas. Por todo ello, es una mezcla muy buena para el cuidado de los pies. Toma nota de estas fáciles indicaciones para preparar agua con sal y vinagre para lavar los pies:

Ingredientes y material

  • 2 barreños
  • Agua fría
  • Agua tibia
  • Sal
  • Vinagre de manzana o de vino

Preparación y tratamiento

  1. Llena los dos barreños, uno con agua templada y otro con agua fría.
  2. Agrega la sal con una cantidad como la indicada en el apartado precedente.
  3. Añade medio vaso de vinagre y remueve.
  4. Pon los dos pies en el barreño de agua templada y déjalos a remojo entre 20 y 30 minutos.
  5. Pasa los pies del barreño de agua temperada al de agua fría directamente y deja pasar otros 20 o 30 minutos.
  6. Seca tus pies por completo con la ayuda de una toalla limpia.
  7. Termina con un masaje suave con crema hidratante y no te calces ni te pongas calcetines hasta el momento en que la piel haya absorbido bien la crema.

Como ves, remojar los pies en agua con sal o en agua con sal y vinagre es realmente simple y muy saludable. Para concluir, te invitamos a leer estos consejos de Sabioz sobre Cómo cuidar los pies diariamente.

Agua con sal para los pies: beneficios y cómo prepararla - Cómo preparar agua con sal y vinagre para los pies

Este artículo es meramente informativo, en Sabioz no tenemos capacitad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún género de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier género de condición o malestar.

Si quieres leer más artículos similares a Agua con sal para los pies: beneficios y de qué manera prepararla, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Entradas relacionadas: