Albendazol para perros: qué es, para qué exactamente vale y dosis

Una de las afecciones más frecuentes en los perros es la presencia de parásitos, tanto internos como externos. Por esa razón, quienes tienen un can de mascota conocen la relevancia de desparasitarlo cada cierto tiempo, siguiendo siempre y en todo momento las pautas que el veterinario indique. Lo normal es desparasitar a nuestras mascotas una vez al mes o una vez cada tres meses, pues de lo opuesto podría sufrir de infestaciones de vermes que pueden enfermarlo o provocar su muerte. Asimismo, los parásitos son además un riesgo para los humanos, pues pueden transmitir enfermedades como la zoonosis.

Si, por alguna razón, tu can sufre de vermes o parásitos, has de saber que el inconveniente acostumbra a ser simple de tratar si se advierte a tiempo. Para estos casos, uno de los fármacos antiparasitarios o antihelmínticos más conocidos es el albendazol, usado en animales adultos y cachorros. En este artículo de Sabioz, vamos a hablar del albendazol para perros, qué es, para qué exactamente vale y cuál es la dosis en la que debe administrarse, como además cuáles son los efectos secundarios de este fármaco. ¡Sigue leyendo y entérate más al respecto!

Qué es el albendazol

El albendazol es un fármaco de la familia de los benzimidazoles y está indicado como antihelmíntico y antiparasitario de extenso espectro contra nematodos, cestodos y determinados trematodos. Este fármaco actúa inhibiendo el desarrollo de las larvas, impidiendo que puedan alimentarse y emplear la glucosa hasta provocar su muerte.

Los fármacos benzimidazoles son una alternativa muy eficaz contra estos parásitos, en tanto que además de esto de concluir con ellos, son asequibles y bastante seguros para tu can.

La administración de este antiparasitario acostumbra a realizarse vía oral. Si la mascota se niega a ingerirla, pueden probarse otras alternativas como esconder la pastilla en el alimento o chafarla y entremezclarla con agua para dársela con una jeringa.

Este fármaco se puede hallar en diferentes presentaciones: polvos, pastas, pastillas, suspensiones, entre otros. Dependiendo del grado de infestación, el género de parásito y la alimentación de tu can, el veterinario va a preferir una presentación sobre otra.

Si crees que tu can puede tener parásitos, visita nuestro artículo Cómo desparasitar a mi can para elegir la forma recomendable de hacerlo, así sea que se traten de parásitos internos o externos.

Para qué sirve el albendazol en perros

No todos los antiparasitarios marchan para todo género de parásitos. El albendazol acostumbra a ser un fármaco de elección usual para concluir con las infestaciones de vermes, sobre todo contra los nematodos gastrointestinales. Es efectivo contra el verme de cerdo, los vermes redondos, y ayuda a reducir los quistes que generan la excreción del verme.

Es esencial que prestes atención al comportamiento de tu mascota para querer si hay cambios en su salud o en su estado de ánimo que puedan señalarse un inconveniente de parásitos. De esta forma, podrás tratarlo lo más veloz posible.

Síntomas de parásitos intestinales en perros

Las infestaciones de vermes pueden causarle inconvenientes graves a tu can, incluyendo la muerte, por eso, si has observado o bien observas alguno de estos síntomas en tu can no vaciles en acudir al veterinario:

  • Diarrea
  • Vómitos
  • Letargo
  • Gusanos en sus heces
  • Barriga hinchada o más grande de lo normal. Esto acostumbra a ocurrir en los cachorros que han contraído parásitos de la madre. Los cachorros deben desparasitarse para prevenir enfermedades en edades frágiles. Visita Cuándo empezar a desparasitar un cachorro para saber de qué manera hacerlo.
  • Pérdida de hambre.
  • Pérdida veloz de peso.

Si la infestación de vermes en perros no se trata, puede causar daños en los órganos internos del animal. A excepción de determinados, la mayoría de los parásitos intestinales son de simple diagnóstico y tratamiento. Otros géneros de parásitos son más peligrosos, como es el caso del verme del corazón, el como puede causar graves daños al corazón de los perros. Por eso es tan esencial desparasitar con frecuencia a tu mascota y prevenir enfermedades.

En nuestro artículo Cada cuánto desparasitar a mi can, te contamos todo lo que precisas saber para reducir las posibilidades de que tu mascota enferme.

Dosis de albendazol en perros

La dosis de albendazol a dirigir está pensada, sobre todo, para quitar lombrices intestinales en perros. Aquí te señalamos las dosis más frecuentes dependiendo de la especie de parásito. No obstante, lo idóneo es que asistas al veterinario para que sea quien diagnostique tu mascota y decida el mejor tratamiento para ella.

  • Toxocara canis: 50 mg/kg/día x 3 días
  • Strongyloides stercoralis: 100 mg/ animal/ 2x/ día x 3 días.
  • Capillaria plica: 50 mg/kg/ 12 horas x 10-14 días.
  • Filaroides hirthi: 50 mg/kg 2x/día x 5 días, repetir a los 21 días
  • Filaroides osleri: 25 mg/kg 2x/día, x 5 días
  • Paragonimus kellicotti: 50 mg/kg/día x 21 días
  • Giardia spp: 25 mg/kg 2x/día x 4 días

Cómo dar albendazol a un can

Como hemos citado antes, lo más usual es que el veterinario sea el encargado de dirigir el antiparasitario a tu can, pero si no tienes esa posibilidad, puedes hacerlo tú en casa. Hay perros que se niegan a ingerir fármacos, singularmente si son pastillas, con lo que puedes procurar lo siguiente:

  • Escode la pastilla en un tanto de el alimento preferida de tu can y ofrécesela. Suelen no darse cuenta de que está ahí y se la comen.
  • Machaca la pastilla y mézclala con un tanto de agua, colócala en un recipiente pequeño y cerciórate de que se la tome.
  • Si no se la toma, puedes poner el agua en una jeringa y administrarle el fármaco vía oral. Levántale el belfo y pon la jeringa tras uno de sus colmillos, descargando poquito a poco el líquido.
  • Si todo lo precedente no marcha, abre su boca con una mano desde la parte siguiente y con la otra ponle la pastilla lo más en el fondo del paladar que puedas para que entonces no la escupa. Finalmente mantén cerrada la boca de tu amigo hasta el momento en que trague la pastilla. Puedes hacerle un masaje en la garganta, esto estimulará la acción de tragar. Sé paciente y cauteloso, en tanto que podrías hacerle daño.
  • Si no consigues que tu can se trague la pastilla, asiste al veterinario, él cambiará la presentación de esta o te señalará qué hacer.

Contraindicaciones del albendazol

Como todos los fármacos, el albendazol tiene contraindicaciones que debes tener en consideración antes de administrarlo a tu mascota. Entre ellas se encuentran:

  • Este fármaco puede causar alergia, con lo que hay que abstenerse de administrarlo si el paciente tiene antecedentes alérgicos a cualquier antiparasitario del conjunto de los benzimidazoles o si parece que el can es alérgico. Será el veterinario quien elegirá otro fármaco a dirigir.
  • Si el can está tomando cualquier otro fármaco es necesario que avises al veterinario, en tanto que existen fármacos que anulan la eficiencia del albendazol.
  • No dirigir en perras en lactancia o embarazadas, en tanto que podría resultar tóxico tanto para la perra para sus cachorros.

Efectos secundarios del albendazol

Para saber qué esperar y de qué manera responder en el en caso de que a tu mascota le caiga mal el fármaco, es esencial que conozcas cuáles son los posibles efectos secundarios del albendazol para perros:

  • Puede causar toxicidad en las células sanguíneas
  • Leucopenia (bajada de los glóbulos blancos)
  • Letargo
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Pérdida de hambre

Si observas determinados síntomas listados anteriormente, asiste al veterinario para asegurarte que todo esté bien con la medicación y con tu mascota.

Si quieres leer más artículos similares a Albendazol para perros: qué es, para qué exactamente vale y dosis, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Deja un comentario