Saltar al contenido

Alimentos perjudiciales para la próstata inflamada

18 agosto, 2021
Alimentos perjudiciales para la próstata inflamada

La próstata es una glándula perteneciente al sistema reproductor masculino, la como se encuentra ubicada tras la vejiga y su principal función es la producción del semen. Normalmente es de un tamaño bastante reducido, no obstante, transcurrido el tiempo, puede inflamarse y comenzar a causar múltiples inconvenientes.

Comúnmente la próstata inflamada o prostatitis como se le conoce en el campo médico, comienza a aparecer en hombres mayores a los 45 años y una buen dieta es imprescindible para su prevención. En Sabioz te aseveramos cuáles son los síntomas de la prostatitis y los comestibles perjudiciales para la próstata inflamada, para que puedas evitarlos y progresar tu condición.

La prostatitis y sus síntomas

La próstata inflamada o prostatitis es la inflamación de semejante órgano masculino, normalmente es como una especie de defensa del cuerpo contra las bacterias, infecciones o lesiones, no obstante es un sufrimiento que deber ser evaluado y tratado por un especialista para evitar dificultades a futuro.

Dicha inflamación prostática puede ser aguda o crónica, dependiendo de su duración la como puede cambiar desde dos semanas a meses. Los síntomas pueden mudar entre los diferentes géneros de prostatitis, o sea conforme si es aguda o crónica:

Síntomas de la prostatitis aguda

Normalmente se presenta a raíz de una infección bacteriana dentro de la próstata y se le describe como aguda pues dura dos semanas o poco más, o sea es de corta duración. Dentro de los síntomas se encuentran:

  • Pesadez en abdomen bajo, la como puede llegar a convertirse en dolor.
  • Dificultad para orinar.
  • Sensación de llenura en la vejiga todavía tras ir al baño.
  • Expulsión débil de la orina.
  • Fiebre.
  • Sangre en la orina o en el semen.
  • Incontinencia de la orina.
  • Dolores en la espalda baja.

Síntomas de la prostatitis crónica

Se considera crónica cuando los síntomas anteriormente nombrados no cesan tras un mes con tratamiento, lo que precisa de una consulta al médico con carácter de urgencia para descartar alguna afección mayor.

Para el tratamiento de semejantes síntomas, debe empezarse con progresar la alimentación y aunque no lo creas, existen algunos comestibles perjudiciales para la próstata inflamada, los que empeoran dicha sintomatología, y que resulta conveniente que evites.

Alimentos perjudiciales para la próstata inflamada - La prostatitis y sus síntomas

Alimentos malos para la próstata inflamada

Así como existen comestibles antiinflamatorios, hay otros tantos que pueden ser inflamatorios en diferentes casos y en el caso de la inflamación prostática, la empeoran. Estos son los comestibles perjudiciales para la próstata inflamada que debes evitar comer si quieres estar mejor de forma rápida y evitar daños mayores.

  • Grasas saturadas: en este punto se abarca todo lo que contenga grasas provenientes de animales como la mantequilla, los quesos, las cremas y las carnes de vacuno y de cerdo. Estos comestibles tienden a empeorar los procesos inflamatorios y a irritar sensiblemente más el órgano en cuestión; lo recomendable es reducir su ingesta si se sufre de semejante inconveniente.
  • Alcohol y otras bebidas: las bebidas alcohólicas y otras como el café, el té negro y gaseosas a base de cola son enormemente irritantes y conforme estudios, son unas de las principales bebidas que favorecen la aparición de cáncer de próstata. Evita al máximo consumir dichos productos si padeces de prostatitis.
  • Lácteos: debido a las hormonas usadas en la crianza del vacuno a nivel industrial, los lácteos o comestibles a base de estos pueden influir en las hormonas que controlan la próstata y favorecer un desarrollo anormal o un agravamiento de la inflamación.
  • Azúcar: este comestible es uno de los más perjudiciales, en tanto que se ha comprobado que es uno de los principales favorecedores de la aparición de tumores. No obstante, su consumo en exceso genera alteraciones en la glucosa y además insulina de la persona, haciéndola más propensa a sufrir de inconvenientes cardiacos y cáncer de próstata.
Alimentos perjudiciales para la próstata inflamada - Alimentos malos para la próstata inflamada

Alimentos ventajosos para la inflamación de la próstata

Así como hay comestibles no recomendados en un caso de esta manera, sí los hay que favorecen la restauración de este inconveniente. Estos son algunos de los comestibles buenos para la prostatitis o inflamación de la próstata:

  • Frutos secos y semillas: frutos como las almendras, nueces y avellanas son ricas en antioxidantes y en grasas sanas y precisas para nuestro organismo. Ayudan a inspeccionar la acción de radicales libres en las células y a suprimir las grasas trans. En el caso de las semillas, gracias a su gran contenido de cinc es un excelente antiinflamatorio; opta por semillas de girasol o pipas de calabaza.
  • Té verde: estudios han comprobado que contiene altas cantidades de licopeno, sustancia que ayuda a prevenir hasta un 55% el sufrimiento de cáncer de próstata; además de esto ayuda a conseguir un semen de calidad.
  • Carnes blancas: aquí se encuentran carnes como la del pollo (particularmente la pechuga), el pavo, los filetes de pescado y el huevo. Contienen las grasas más sanas y son una gran fuente de proteínas.
  • Frutas: en su mayor parte las frutas son los comestibles más saludables, no obstante, en el caso de la próstata, la sandía, la guayaba y la papaya son ideales para reducir la inflamación, gracias a su alto contenido en vitamina A, C y licopeno.

Este artículo es meramente informativo, en Sabioz no tenemos capacitad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún género de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier género de condición o malestar.

Si quieres leer más artículos similares a Alimentos perjudiciales para la próstata inflamada, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Vida saludable.

Consejos
  • Si presentas molestias durante pero de dos semanas, asiste a tu médico de cabecera o de forma directa con un urólogo.