Causas del flujo vaginal rebosante – descúbrelas aquí

El flujo vaginal está producido por las glándulas que hay en la vagina y puede mudar a lo largo del ciclo menstrual y además, incluso, durante la vida de una mujer. Por ejemplo, hay mujeres que advierten cambios en este en el color, el olor, la textura y la cantidad, siendo todos ellos esenciales, en tanto que asisten a conocer el estado de salud. Es común, por poner un ejemplo, que cuando aparece más cantidad de fluido de lo frecuente ciertas mujeres se extrañen y vacilen en ir al ginecólogo. Es esencial tener en cuenta que ante cualquier cambio en la zona íntima es recomendable consultar con el ginecólogo para cerciorarse de que no hay un inconveniente de salud o bien, para comenzar a tratarlo cuanto antes.

En este artículo de Sabioz nos vamos a centrar en responder a la duda usual sobre cuáles son las causas del flujo vaginal rebosante y te invitamos a que, aunque pueda formar parte del proceso normal del ciclo, lo consultes con tu médico, pues puede tratarse de alguna enfermedad, como una infección.

Qué es la leucorrea y sus síntomas

La leucorrea es la forma médica de decir que hay flujo vaginal rebosante. Se trata de un inconveniente bastante común, en tanto que muchas mujeres en todo el planeta lo sufren. Además, las más propensas a este incremento de las secreciones vaginales son las mujeres en etapa de pubescencia, pues tienen una mayor carga de hormonas en si organismo. Hay dos géneros de leucorrea: la fisiológica o propia del cuerpo y la provocada por una enfermedad.

Los síntomas de la leucorrea, y otros que la habitúan a acompañar, son los próximos y habitúan a presentarse múltiples al tiempo, no necesariamente todos.

  • Incremento de la cantidad de flujo vaginal.
  • Secreción vaginal aguada transparente o blanquecina.
  • Secreciones vaginales compactas, viscosas y con mal olor.
  • Escozor en la vagina y la vulva.
  • Cansancio y sueño.
  • Debilidad.
  • Dolor en las caderas.
  • Dolor en la zona lumbar.
  • Dolor de estómago y náuseas.
  • Dolor de cabeza o cefaleas.
  • Estreñimiento.
  • Irritabilidad y nerviosismo.

Así, si te percatas de que tienes flujo rebosante transparente como agua, espeso con mal olor pero blanquecino y si sumas algún otro signo de los comentados, te invitamos a que vayas al ginecólogo.

Causas del flujo vaginal abundante - descúbrelas aquí - Qué es la leucorrea y sus síntomas

Por qué tengo flujo vaginal rebosante – causas

La leucorrea o flujo vaginal rebosante puede darse por diferentes motivos. Como hemos apuntado al principio, existen dos tipos, con lo que puede darse como parte normal de ciclo menstrual o por alguna ligera alteración en este o bien, debido a alguna enfermedad o condición que hay que diagnosticar y tratar. Así, entre las principales causas del flujo rebosante destacan las próximas:

  • Hormonas ováricas en exceso o deficientes
  • Estrés y ansiedad
  • Relaciones sexuales
  • Cáncer de útero
  • Infección vaginal por trichomonas
  • Infecciones en el cuello uterino
  • Candidiasis o infección por candida albicans

A continuación, explicaremos cada una de las posibles causas mentadas de por qué tienes mucho flujo vaginal. De todos modos, recuerda que solo un ginecólogo puede decirte con certidumbre cuál es la razón de este incremento de secreciones en tu caso.

Causas del flujo vaginal abundante - descúbrelas aquí - Por qué tengo flujo vaginal abundante - causas

Flujo rebosante y líquido por ovulación

Entre las causas del exceso de flujo que resultan ser de origen fisiológico, esto es que causan leucorrea fisiológica, encontramos como razón principal la ovulación. El fluido genital de las mujeres está formado por las secreciones normales de la vagina y el moco cervical o del cuello uterino. Así, la producción y cantidad de este depende de las hormonas que actúan en esta zona, esto es que dependen de los niveles de estrógenos y progesterona.

Por ello, el ciclo normal de ovulación puede tener momentos en los que haya más cantidad de secreciones, por poner un ejemplo en plena etapa fértil lo frecuente es segregar más cantidad a lo largo del momento de la ovulación y los días precedentes a la regla. Además, en la fase precedente a la ovulación, la fase folicular, el flujo es rebosante, transparente y aguado.

Así mismo, es más usual que en plena adolescencia, cuando las hormonas están todavía regulándose, que haya además momentos de más cantidad o incluso de menor, en tanto que depende de si estas hormonas aumentan mucho, que es lo común, o si en algún momento descienden sus niveles.

Por lo tanto, toda vez que coincida que la mujer esta en una de estas fases y el flujo tenga la textura y color mentados, sin olor extraño ni otros cambios, entonces no hay ningún inconveniente de salud.

¿El flujo rebosante es síntoma de embarazo?

Son múltiples los síntomas que una mujer puede advertir en su cuerpo cuando está empezando a gestar y, de verdad, el flujo rebosante es un síntoma de embarazo. No obstante, este signo por sí mismo no confirma un embarazo.

El motivo es que los estrógenos aumentan y, como hemos comentado antes, esto causa que las secreciones vaginales y el moco cervical acrecienten.

Asimismo, conforme avanza el embarazo el flujo aumenta más, debido al incremento de los estrógenos y para preparar el cuerpo para el parto. Así, es absolutamente normal que las mujeres embarazadas tengan más secreción vaginal de la frecuente.

Causas del flujo vaginal abundante - descúbrelas aquí - ¿El flujo abundante es síntoma de embarazo?

Relaciones sexuales, causa normal del flujo rebosante

Durante las relaciones íntimas el aumento de flujo vaginal es de manera perfecta normal, en tanto que el cuerpo se prepara para ese momento. Sin la lubricación recomendable, las relaciones son molestas y además incluso dolorosas y se dificulta mucho el coito.

Por este motivo, de forma natural las secreciones de la vagina aumentan como contestación a la excitación y estimulación. Cuando no se lubrifica suficiente es necesario utilizar lubrificantes y comentarlo con el ginecólogo por si las moscas se debe a algún inconveniente que se pueda solucionar con algún tratamiento.

Estrés y ansiedad

Tanto el agobio como un nivel elevado de ansiedad son capaces de alterar el funcionamiento normal del organismo de prácticamente cualquier forma. Así, antes situaciones o periodos realmente estresantes, uno más de los signos que una mujer puede advertir como alarma de que está padeciendo demasiado agobio es el flujo vaginal rebosante. Asimismo, además es frecuente en estos casos que haya irregularidades y cambios en la regla, incluso en casos graves puede llegar a desaparecer hasta el momento en que el periodo de ansiedad o agobio se supere.

Causas del flujo vaginal abundante - descúbrelas aquí - Estrés y ansiedad

Infecciones vaginales

Por último, entre las causas de la leucorrea que se deben a inconvenientes de salud, destacamos las infecciones vaginales, que pueden estar provocadas por bacterias o por hongos.

  • Candidiasis: esta infección es causada por el hongo Candida albicans, es una afección bastante común y sus síntomas son mucho picor muy frecuente y flujo rebosante, blanco y espeso, con grumos. Se trata de un hongo que abunda en nuestro cuerpo cuando tenemos algún desequilibrio en la flora bacteriana de la vagina, entre otras razones. Así, si piensas «tengo mucho flujo blanco y espeso» y tienes mucha comezón, probablemente tengas esta infección, pero solo el ginecólogo podrá decírtelo y darte el tratamiento recomendable.
  • Vaginosis bacteriana: es la infección más habitual en las mujeres. Se reconoce de forma fácil por un flujo con olor a pescado, de color blanquecino, grisáceo o amarillento y más rebosante, además de esto de picores, ardor y dolor en el área. La bacteria que acostumbra a generarla es la Gardnerella vaginalis y como la causa son bacterias el tratamiento tendrá que basarse en antibióticos recetados por el ginecólogo.
  • Tricomoniasis: se trata de una infección que afecta a la membrana o capa más externa de la piel de la vagina y del cuello del útero. Los parásitos que la causan son conocido como Trichomonas y se transmite durante las relaciones íntimas. Los síntomas no son muy notables y, por esta razón, muchas mujeres no son conscientes de que sufren esta enfermedad. De hecho, por norma general, los síntomas más conocidos son el aumento de flujo y la inflamación.

Además, el cáncer de útero además puede presentar exceso de flujo vaginal, aunque no es su principal síntoma, y acostumbra a darse un cambio no solo en la cantidad sino además en el color, siendo más rosado o incluso cobrizo.

Este artículo es meramente informativo, en Sabioz no tenemos capacitad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún género de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier género de condición o malestar.

Si quieres leer más artículos similares a Causas del flujo vaginal rebosante – descúbrelas aquí, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario