Cómo ablandar la plastilina

Si estás rodeado/a de pequeños o bien te apasionan las manualidades y el arte, sabrás que la plastilina tiende a endurecerse cuando no se emplea durante un tiempo. Sin embargo, existen muchas formas de suavizarla de nuevo para poder proseguirse creando.

Entre los componentes de la plastilina destacan la harina, la sal y el agua, y exactamente esta última será de gran ayuda en el momento de ablandar la plastilina. Si quieres descubrir un pasito a pasito fácil sobre de qué manera ablandar la plastilina, no te pierdas el siguiente artículo de Sabioz.

Cómo ablandar la plastilina con agua

Existen múltiples formas de ablandar la plastilina con agua, no obstante, siempre y en toda circunstancia es esencial no abusar de este líquido, en tanto que la masa podría perder su coloración. Sigue el pasito a pasito que te proponemos ahora:

  • Coloca la plastilina en una taza mediana y agrégale unas pocas gotas de agua, pues debes evitar empaparla. Para ello, debes verter el agua gota por gota, pues de esta manera podrías humectar la masa superficialmente pero sin llenarla de agua. Si la plastilina en cuestión es muy grande puedes ir haciéndolo a cucharadas.
  • Amasa la plastilina poquito a poco de forma que el agua vaya introduciéndose en ella.
  • Finalmente forma una bola, estírala y únela de nuevo. En caso de que la bola de plastilina siga dura, debes agregar unas pocas gotas de agua más y regresar a probar.
  • Del mismo modo, también puedes envolver la plastilina con una toalla mojada y dejar que la masa repose durante toda la noche en un recipiente herméticamente cerrado para que el agua de la toalla no se evapore. Cuando la saques, verás que la plastilina no está mojada pero sí tiene un tacto más suave.

    Si por alguna razón ninguno de los dos procedimientos marcha, puedes hacer lo siguiente:

    • Rompe la plastilina en múltiples pedazos y guárdalos en una bolsa plástica que sea resistente al agua (cerciórate de que tenga un cierre hermético).
    • Agrégale múltiples gotas de agua y, ahora, cierra la bolsa y comienza a amasar la plastilina. Si no cobra suavidad, puedes poner un tanto más de agua.
    • Déjala descansar durante toda la noche para que absorba el agua prácticamente en su totalidad. La bolsa debe seguir cerrada, pues de esta manera no saldrá el vapor.

    Cómo ablandar la plastilina en el microondas

    Si te preguntas de qué manera suavizar la plastilina, has de saber que hay una alternativa muy simple para la que solo precisarás un electrodoméstico: el microondas.

  • Pon el pedazo de plastilina en un recipiente de vidrio o de plástico.
  • Introdúcelo en el microondas durante 20 segundos. Es esencial que respetes este tiempo, en tanto que si la masa se sobrecalentase, liberaría vapores de azufre (muy perjudiciales para la salud).
  • Saca el plato del microondas y deja que la plastilina repose a temperatura ambiente antes de emplear.
  • En caso de que no cuentes con un microondas, puedes suavizar la plastilina bajo la luz del sol durante 1-2 horas o en un horno. Si recurres a esta última opción, sigue este pasito a pasito:

  • Coloca la plastilina en una bandeja para enhornar galletas.
  • Precalienta el horno a 150 grados y también introduce la plastilina por un tiempo no mayor a 10 minutos.
  • Retira la masa con la protección precisa para evitar quemarte.
  • Déjala enfriar durante 2 o 3 minutos, singularmente si emana vapor.
  • Ten en cuenta que elijas el proceso que elijas, siempre y en toda circunstancia vas a deber agregar unas gotas de agua a la masa, en tanto que de lo opuesto se resecaría y perdería sus propiedades.

    Cómo ablandar la plastilina con vapor

    Nuestra última propuesta es que ablandes la plastilina con vapor. Para hacerlo, sigue este fácil pasito a pasito:

  • Aplana toda la plastilina por las paredes de una olla de vapor pero cerciórate de que esta no abarque todo el espacio
  • Coloca un tanto de agua en la olla en cuestión y enciende el fuego para que el vapor actúe sobre la plastilina. 5 o 10 minutos será suficiente.
  • Amasa la plastilina sin quitarla por completo de la olla, pues si esta sigue dura, siempre y en toda circunstancia puedes repetir el proceso de nuevo.
  • Suavizar la plastilina es un proceso que precisa de un tanto de paciencia, pues hay casos es los que si la plastilina lleva mucho tiempo reseca, no se podrá ablandar por mucho que lo intentes. En caso de que esto ocurra, lo mejor será que la deseches y adquieras una nueva. Si te apetece crear tu masa, consulta este artículo sobre Cómo hacer plastilina casera.

    Si quieres leer más artículos similares a Cómo ablandar la plastilina, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Arte y artesanía.

    Deja un comentario