Cómo abrir ostras

Cómo abrir ostras

Las ostras son uno de los platos más deliciosos que se pueden tomar. Sin embargo, antes de hacerlo será preciso que hagas una cosa: abrirlas. Abrir las ostras puede ser una labor más difícil de lo que asemeja en un principio y, si no se hace bien, puede finalizar acarreando que estropees las ostra o que, por lo menos, no estén tan exquisitas como podrían.

Si quieres saber de qué forma abrir ostras de manera fácil y en tu casa sigue leyendo Sabioz y te lo contamos. ¡No te quedes sin probarlas!

Antes de abrir y comer ostras…

Antes de lanzarnos a abrir y comer las ostras, hay dos puntos que debemos tener claros. Lo primero que debemos tener en cuenta que las ostras son una comida frágil de comer. Es decir, es muy esencial que nos aseguremos de que están en buen estado. De lo opuesto, se trata de un plato que puede sentar realmente mal, con lo que, si advertimos cualquier indicio que nos haga pensar que las ostras pueden estar en mal estado, será mejor que las descartemos.

Para saber si una ostra está en buen estado lo que debemos conseguir es que llegue a la mesa viva. Cuando las ostras se mueren antes que sean abiertas lo más probable es que estén en mal estado y que, si se consumen, acarreen una intoxicación que nos sostendrá múltiples días entre la cama y el baño.

También posiblemente te interese este otro artículo sobre Cómo adecentar las ostras.

Cómo saber si una ostra está en mal estado

Pasa saber si una ostra está en mal estado, debes fijarte en lo siguiente:

  • La concha está abierta: lo primero que vamos a deber tener en cuenta para saber si una ostra está viva es que la concha esté cerrada. Una ostra con la concha abierta será una ostra que esté fallecida y, en un caso así, será una ostra que vamos a deber descartar para evitar cualquier posible intoxicación.
  • La concha huele fuerte o mal: seguidamente, otro de los elementos que nos va a señalarse si una ostra está buena o no es su olor. El olor de una ostra en buen estado he de ser fresco, se acostumbra a comparar con el olor a mar. Un olor que es dulce y salobre al tiempo pero, sobre todo, un olor a fresco. Si una ostra huele extremadamente fuerte, o con olor a pescado pasado, se tratará de una ostra en mal estado, con lo que vamos a deber descartarla inmediatamente.
  • La concha pesa poco: finalmente, el tercer elemento que nos va a señalarse si una ostra está en buen estado o no para poder comerla será su peso. Cuando una ostra sigue con la concha cerrada guarda agua de mar en su interior. Esto acostumbra a ser un indicativo de que la ostra está viva y en buen estado para comer. Si al sostener la ostra apreciamos que el peso no se corresponde con su tamaño vamos a deber dudar de esa ostra, en tanto que posiblemente esté en mal estado a pesar de que la concha no se haya abierto por completo.

¿Sabías que las ostras son un comestible estimulantes? Descubre más en este otro artículo de Sabioz sobre Cuáles son los comestibles estimulantes.

Cómo abrir ostras - Cómo saber si una ostra está en mal estado

Cómo abrir ostras sin abreostras

Una vez que sabemos diferencias las ostras en buen estado de las que no lo están, podemos lanzarnos al reto de abrirla. Esto será más difícil de lo que puede parecer en un principio, con lo que lo primero que deberemos tener en cuenta es que necesitaremos las herramientas recomendables:

  • Cuchillo de cocina
  • Guantes protectores

Antes de abrir las ostras con un cuchillo, se aconseja limpiarlas por el exterior con agua fría y con un cepillo apropiado, en tanto que dejará retirar restos de arena y esquirlas de la concha que podrían caerse en el momento de abrirlas. El proceso de abrir una ostra es fácil pero precisa de la técnica recomendable.

  1. En una mano sostendremos la ostra, con la parte cóncava de la concha a la vera de la palma de nuestra mano, mientras que que la parte plana de la concha seguirá cara arriba y observable todo el tiempo.
  2. A partir de esta situación, con los guantes en todo momento, vamos a tomar el cuchillo (que deberá ser grande, resistente y bien afilado) con la otra mano y además introduciremos primero la punta entre las dos conchas.
  3. A continuación, maniobraremos para que logremos abrir más una parte de hoja del cuchillo y, cuando esté ladeado, ejerceremos fuerza para abrir la concha.
  4. En el momento en el que escuchemos el propio sonido de apertura, será cuando podremos retirar una de las conchas con sencillez y pasar a la próxima ostra.
  5. Durante todo el proceso, es muy esencial no ladear la ostra, de forma que conserve todo el jugo interior incluso tras abierta.

Una vez que vayamos abriendo las ostras, las iremos depositando en una cama de hielo sobre un plato para que se conserven en buen estado desde el momento en el que las abrimos hasta el momento en que las servimos a en la mesa. Para consumirla, podremos hacerlo de forma directa o añadiendo unas gotas de jugo de limón.

Cómo abrir ostras - Cómo abrir ostras sin abreostras

Si quieres leer más artículos similares a Cómo abrir ostras, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.

Deja un comentario