Cómo abrir una botella de vino sin sacacorchos

Cómo abrir una botella de vino sin sacacorchos

No cabe duda de que abrir una botella de vino siempre y en toda circunstancia es más simple, además de esto de más bien elegante y con mejores resultados, si empleamos un sacacorchos tradicional. Sin embargo, de esta forma sea por el hecho de que el sacacorchos está roto o por el hecho de que simplemente no tienes uno a mano, te contamos diferentes formas de de qué forma abrir una botella de vino sin sacacorchos. Si quieres descubrirlas, sigue leyendo Sabioz y te lo contamos.

Cómo abrir una botella de vino con una cuchara

Una de las formas más frecuentes para abrir una botella de vino sin sacacorchos es hacerlo mediante una cuchara. En este caso, más que abrir la botella lo que vamos a conseguir es sacar el vino. Lo que deberemos hacer es este caso es pegar el corcho con la parte siguiente de la cuchara, o sea, con el extremo del mango. El objetivo es que, poquito a poco, el corcho se vaya desplazando al interior de la botella.

Cuando el corcho pase el cuello de la botella, va a caer al interior de esta, liberando al tiempo la parte superior del cuello y dejando verter el vino en las copas a pesar de que el corcho se quede flotando dentro del recipiente. Fácil y veloz.

También posiblemente te interese este otro artículo de Sabioz sobre Cómo saber si el vino está malo.

Cómo abrir una botella de vino con cuchillo

Otro de los instrumentos que más nos pueden acudir en el momento de abrir una botella de vino sin sacacorchos es un cuchillo. En este sentido, cuanto más fino y afilado sea el cuchillo más simple resultará.

  1. Para abrir la botella, emplea la punta del cuchillo para ir introduciéndolo entre el borde del cuello de la botella y el corcho.
  2. Cuando consigas meterlo un tanto, haz palanca, de forma que el corcho se vaya desplazando poquito a poco cara fuera.
  3. Para conseguir sacarlo por completo, repite la técnica en todos y cada lado del corcho, sacando el cuchillo y volviéndolo a meter en todos y cada uno de ellos de los laterales del cuello de botella.
  4. Una vez que el corcho esté sacado a la mitad, se puede recortar para facilitar la maniobra de proseguirse sacando el resto de corcho más adelante.

Se trata de un procedimiento que puede resultar algo lento, pero que da buenos resultados y nos dejará disfrutar de la botella de vino sin especificar que el corcho finalice en el interior.

Cómo abrir una botella de vino sin sacacorchos - Cómo abrir una botella de vino con cuchillo

Imagen: Dominiomundial.com

Cómo abrir una botella de vino con un harapo

Esta es una de las formas menos conocidas en el momento de abrir una botella de vino sin sacacorcho, pero también una de las más eficaces, aunque es esencial que se haga de forma cuidadosa. Para ello, lo único que vamos a especificar es un harapo de cocina y una pared firme contra la que pegar la botella.

  1. Rodea el trasero de la botella con el harapo de cocina, que habrá de estar anteriormente doblado en múltiples partes para ofrecer mayor amortiguación.
  2. Una vez que tengas el trasero de la botella bien protegido con el harapo de cocina, golpea de forma cuidadosa la parte inferior de la botella contra una pared, de semejante forma que la botella quede en horizontal en comparación con suelo.
  3. Este movimiento, repetido múltiples veces y gracias a la amortiguación del harapo, conseguirá que el tapón de la botella se vaya desplazando poquito a poco al exterior del cuello de la botella.
  4. Tras pegar las veces suficientes el inferior de la botella, observarás que el corcho se ha alejado al exterior. Cuando esté suficientemente fuera para retirarlo con la mano, quita el harapo, apoya la botella sobre la encimera y sácalo de forma cuidadosa y sin hacer demasiada fuerza para evitar que se rompa.

También posiblemente te interese Cuántas calorías tiene el vino.

Cómo abrir una botella de vino con un zapato

Por último, otro de los métodos más frecuentes para abrir una botella de vino sin sacacorchos es hacerlo con un zapato o zapatilla. En este caso, la técnica que utilizaremos será la misma que hemos venido aplicando en el caso del harapo de cocina. Pero, esta vez, utilizaremos el zapato o zapatilla para reemplazar el harapo en el momento del golpe, lo que hará que el zapato o zapatilla sirva de amortiguación del golpe.

  1. Para ello, pon el trasero de la botella justo en la parte siguiente del zapato. Es decir, justo dentro del zapato, en la parte más cercana al talón. La botella debe continuar de pie, de semejante forma que esté vertical justo en la parte en la que lo haría nuestra pierna al estar calzados.
  2. Desde esta situación, vamos a golpear la botella y el zapato contra una pared, de semejante modo que la botella prosiga en horizontal en comparación con suelo.
  3. Al igual que sucedía con el harapo, los golpes conseguirán que el corcho se vaya desplazando poquito a poco al exterior de la botella.
  4. Cuando esté suficientemente fuera, bastará con retirarlo absolutamente con la mano.

Ahora que sabes de qué forma abrir una botella de vino sin sacacorchos, posiblemente también te interese este otro artículo de Sabioz sobre Cómo olfatear un vino.

Cómo abrir una botella de vino sin sacacorchos - Cómo abrir una botella de vino con un zapato

Imagen: Flipada.com

Si quieres leer más artículos similares a Cómo abrir una botella de vino sin sacacorchos, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.

Deja un comentario