Cómo acudir a mi perra a iluminar

¿Quieres acudir a tu mascota en una de las experiencias más bonitas y emocionantes del planeta? El nacimiento es un hermoso momento y, si encima se trata de tu animal familiar, el momento está repleto de dulzura y amor. Es un hecho que implica ser responsable, conque si has tomado la resolución de que tu mascota tenga descendencia, acepta tu papel y cuida de ella y de sus cachorros. En Sabioz.com te contamos de qué manera acudir a tu perra a iluminar.

Pasos a proseguirse:

Cuando llega el ansiado alumbramiento es muy normal que afloren muchas preguntas sobre la mejor forma de acudir a tu perra. Lo más esencial es saber lo que pasa a lo largo del embarazo, los síntomas que notifican del parto y de qué manera acudir en ese momento. El embarazo dura unos 63 días y en ese periodo vas a apreciar que su comportamiento cambia: estará más tranquila, deseará dormir más y perderá interés por los juegos que habitualmente le agradan.

Tu perra estará más cariñosa, tendrá menos hambre y se va a mostrar algo más desconfiada con los perros. Su aspecto además cambiará, desde el primer mes de embarazo su vientre va a aumentar, las mamas se hincharán y tendrán un color más vistoso. Aproximadamente desde el día 25 del embarazo, los latidos comenzarán a ser perceptibles en una ecografía y, en las últimas semanas, si tocas el abdomen de tu perra, sentirás el movimiento de los bebés.

En este artículo de unComo te descubrimos los signos que te ayudarán a saber si tu perra está encinta.

Cómo ayudar a mi perra a parir - Paso 2

Cuando tu perra esté a puntito de iluminar además vas a apreciar ciertas señales que pueden cambiar de una hembra a otra. Empezará a hacer agujeros en el suelo para crear un nido para poner a sus cachorros al nacer; es una actitud instintiva que responde a la intención de tener a sus crías a salvo y seguras.

También empezará a segregar leche y tendrá mucho menos hambre. Se va a pasar la mayoría del tiempo relajada, acostada y jadeando posiblemente incluso devuelva, hecho completamente normal. Por tu parte es recomendable que en ese momento tu perra esté bien hidratada, deja un cuenco con agua al que pueda acceder.

En este artículo te asistimos a saber si tu perra está a puntito de iluminar.

Estos síntomas de que tu perra está a puntito de iluminar pueden darse más de una semana antes del alumbramiento y hay otras que lo sufren pocas horas antes. Las contracciones pueden durar desde 10 minutos a media hora.

Generalmente, entre el nacimiento de un cachorro y el próximo pueden pasar entre 40 minutos y 1 hora. En casos más extremos, pueden pasar hasta 4 horas conque no te extrañes ni te preocupes ya que puede ser algo normal.

Una vez han nacido los cachorros, generalmente la madre limpia toda la placenta. Tú puedes acudir pero no estorbes. Es algo que acostumbra a hacer la perra, además de esto posiblemente acostumbra a comerse una parte de esa placenta. Si quieres puedes adecentar por encima con un paño suave y limpio.

Si ves que el cordón umbilical no se ha desprendido de forma natural puedes retirarlo con mucho cuidado. Cuando los bebés están limpios, debes cerciorarte de que se enganchen a las mamas y tomen el calostro. Esta leche materna es precisa para los pequeños, es rica en nutrientes y aporta las defensas para que tus cachorros combatan enfermedades.

Cómo ayudar a mi perra a parir - Paso 5

Es esencial que tu perra tenga un habitáculo caluroso, seguro y cómodo para iluminar y criar a los bebés. Debe haber cierta calma, amedrentad y una temperatura temperada.

Hay razas que habitúan a tener dificultades en los partos y, a veces, se debe recurrir a la cesárea; en estos casos, es muy esencial que converses con tu veterinario para ver si el parto puede ser en casa o no. Si no es el caso, cuando lleguen las contracciones, ve de forma inmediata a una clínica para que la atiendan y no corras riesgos.

Los inconvenientes más frecuentes a lo largo del parto son la inercia uterina y las distocias, vicisitudes que implican un obstáculo para que la perra expulse a los cachorros. Esto puede deberse a que son muy grandes, a que están puestos de forma inadecuada, por malformaciones o incluso roturas en la pelvis. Si notas que tu perra tiene vicisitudes para expulsar a la cría, puedes asistirle con mucho cuidado. Si puedes ver al cachorro, tira de él con delicadez.

Cómo ayudar a mi perra a parir - Paso 7

Una vez todos estén fuera, deja que la madre pase un tiempo con ellos, los limpie, los acaricie, y los nutra. Deja a su alcance agua sobre todo pues estará exhausta. Puede que en las primeras 24 o 48 horas no tenga mucha hambre pero no está de sobra dejar un pienso apropiado para su estado (recomendado por el veterinario), por si las moscas le entra hambre.

Lo recomendable es que una vez sepas que tu perra está encinta, asistas al veterinario para saber que tanto la hembra como las crías están bien y de esta forma hará un seguimiento del estado, pudiendo dejar clara la posibilidad de un parto en casa.

En este otro artículo te contamos de qué manera cuidar de una perra encinta.

Si quieres leer más artículos similares a Cómo acudir a mi perra a iluminar, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario