Cómo adecentar con bicarbonato y vinagre

En muchas partes del planeta, con el ánimo de proteger el medio ambiente y la salud de las personas, se ha optado por emplear productos de limpieza ecológicos. Estos no incluyen substancias químicas violentas en sus fórmulas, sino están hechos con componentes eco-afables.

Para facilitar las tareas familiares, existen múltiples alternativas desde productos naturales, como es el caso del bicarbonato y el vinagre. Si no conoces todas las posibilidades de limpieza que te ofrecen estos dos productos, no te pierdas el siguiente artículo de Sabioz. Te descubrimos de qué manera adecentar con bicarbonato y vinagre, ¡toma nota!

Cómo adecentar con vinagre y bicarbonato

La unión de vinagre y bicarbonato de sodio contiene muchas propiedades idóneas para desinficionar, suprimir grasas y remover máculas. Es una de las opciones más asequibles y eficaces con las que cuentas para adecentar tu hogar y, además de esto, podrás hacerlo con la calma de no afectar el medio ambiente.

El bicarbonato de sodio, por un lado es un antibacteriano y astringente, ideal para adecentar todo género de productos, suprimir máculas de humedad y deshacerte del desapacible olor que generan.

Por otro lado, el vinagre es un factor ecológico y asequible que no causa irritación, motivo por el como es un limpiador natural perfecto. El vinagre elimina las bacterias y, además de esto, es útil para muchos otros usos del cada día. A su vez, el vinagre anula los olores y, al tomar contacto con el bicarbonato, genera una reacción que favorece las propiedades de los dos. Esta mezcla es ideal para:

  • Manchas de aceite en la ropa y en las alfombras
  • Blanqueamiento de ropa
  • Limpieza y desinfección del baño
  • Limpieza del fregadero de la cocina
  • Limpieza del refrigerador y del horno
  • Limpieza de jergones y sofás
  • Limpieza de lavadoras

Recuerda que, dependiendo de lo que vayas a adecentar con la mezcla de bicarbonato y vinagre, debes tener en cuenta la cantidad de cada uno de ellos de los componentes, pues la preparación y la aplicación cambian. Por ello, ahora en Sabioz, te enseñamos de qué manera emplear bicarbonato y vinagre para adecentar lavadoras, el horno y los azulejos.

Bicarbonato y vinagre para la lavadora

La función de una lavadora es dejar la ropa limpia, pero si la máquina está sucia, inevitablemente, la ropa no quedará en buen estado y además incluso pueden llegar a estropearse ciertas prendas. Por este motivo, es recomendable que suprimamos restos de cal, jabón y suciedad, usando un vaso de bicarbonato de sodio y un vaso de vinagre blanco siguiendo estos pasos:

  • En el compartimiento que normalmente se usa para poner el jabón, debes verter el bicarbonato de sodio y el vinagre blanco.
  • Ahora, pon la lavadora en marcha como si fuera a lavar ropa. Elige el ciclo de menor duración, pero con el tambor vacío.
  • De esta forma conseguirás que se retire la suciedad amontonada dentro de la lavadora, mediante la reacción del bicarbonato y el vinagre: suprimirás restos de cal y de jabón y podrás terminar con los gérmenes gracias a las propiedades antibacterianas del vinagre. Puedes realizar esta limpieza una vez al mes.
  • Limpiar el horno con bicarbonato y vinagre

    Muchas personas habitúan a adecentar la parte externa del horno pero ignoran de qué manera adecentar adecuadamente el interior del electrodoméstico. Por suerte, en Sabioz te enseñamos de qué manera hacerlo adecuadamente, solo debes proseguirse los pasos que te presentamos más adelante:

    Para realizar una eficaz limpieza del horno con bicarbonato y vinagre precisas los próximos ingredientes:

    • 1 taza y media de bicarbonato de sodio
    • Agua
    • Guantes de goma
    • Paño de cocina que no arroje pelusa
    • Espátula de silicón o de plástico
    • Botella con rociador
    • Vinagre blanco

    Ahora, sigue estos pasos:

  • Primero retira las bandejas y el termómetro del interior del horno hasta el momento en que quede vacío.
  • Ahora forma una pasta, mezclando una taza y media de bicarbonato de sodio con dos cucharadas de agua. Debes emplear esta crema para ponerla sobre las partes sucias, untando el interior del horno sin olvidar la puerta. Utiliza guantes de goma para esta operación.
  • Posteriormente, cierra la puerta del horno y deja que la pasta actué durante 12 horas.
  • Luego, abre la puerta y limpia la pasta seca del bicarbonato de sodio con la ayuda de un paño húmedo comprobando que no queden máculas blancas.
  • Si quedan partes embrutecidas que no puedas retirar con el paño, usa la espátula de silicón o de plástico.
  • Seguidamente, en una botella con rociador o un aerosol, pon una mezcla de agua y vinagre blanco por igual y entonces salpica dentro del horno.
  • Frota el interior del horno con un paño que no desprenda pelusa hasta el momento en que quede brillante.
  • Por último, pon las bandejas y todo lo que hayas sustraído del horno y deja la puerta del electrodoméstico abierta durante determinados minutos hasta el momento en que se evapore el olor a vinagre.
  • Limpiar la tapicería con vinagre y bicarbonato

    La tapicería de los muebles precisa de limpieza transcurrido un tiempo; una que le dé un olor fragante y restaure una parte de su estado original, finalizando con las machas, el polvo y la grasa. Una vez más, la mezcla de vinagre y bicarbonato puede convertirse en el producto económico, casero y ecológico perfecto. A continuación, desde Sabioz, te señalamos de qué manera suprimir las máculas indeseables de la tapicería de tus muebles o tu vehículo:

  • El primer paso es hacer una mezcla usando 900 mililitros de agua templada, una taza de 150 mililitros de vinagre y una cucharada de bicarbonato.
  • Ahora, toma un paño que no se decolore y humedécelo con la mezcla sin empaparlo absolutamente.
  • Seguidamente, debes aplicar la mezcla en las zonas donde veas mayor concentración de suciedad. Para ello, emplea un movimiento circular con el paño.
  • Para darle un acabo uniforme, debes adecentar todo el mueble cuando te hayas encargado de las machas individuales, pues de lo opuesto podrían verse colores y texturas diferentes.
  • Para terminar con esas molestas machas de grasa, debes emplear el bicarbonato de sodio en polvo en la superficie curtida y dejar que absorba toda la suciedad. A continuación, remueve el producto con un harapo húmedo.
  • Por último, recuerda hacer el mantenimiento de la tapicería semana a semana; esto ayudará a que la acumulación de suciedad y máculas sea menor y, consecuentemente, serán más simples de retirar.
  • Cómo adecentar con vinagre y bicarbonato los azulejos

    El tiempo y la suciedad pueden convertir el aspecto de los azulejos de los baños y la cocina y los pueden convertir en un almacén de bacterias que traen consigo, a veces, inconvenientes para la salud. Además, al estar rodeados por una pasta blanca, si no se les da un debido cuidado y no se limpian regularmente, es realmente posible que se dé un proceso de deterioro y el material comience a oscurecerse por la humedad, el polvo y la grasa.

    A continuación, te explicamos de qué manera adecentar con vinagre y bicarbonato los azulejos del baño. Toma nota:

  • El primer paso es agregar la mitad de una taza (unos 100 g) de bicarbonato de sodio en agua con temperatura de ebullición. Debes tener un cepillo a la mano.
  • Luego, salpica el agua con el bicarbonato en los azulejos y frota con el cepillo hasta conseguir un acabo impecable, donde las machas negras hayan desaparecido por completo.
  • Por último, es recomendable dejar por un lapso de 20 a 30 minutos la mezcla en las zonas donde la suciedad se resista a diluirse con la primera limpiada. Seguidamente, procede a enjuagar el área con rebosante agua y limpiador.
  • El vinagre es usado para adecentar, desde tiempos de antaño, por su capacidad para desinficionar áreas contaminadas por bacterias y hongos, además de esto de contar con excelentes propiedades blanqueadoras. La humedad y su desapacible olor además pueden eliminarse con vinagre y, al tiempo, aportan una sensación de lozanía en cualquier lugar. Por este motivo, si quieres prescindir del bicarbonato puedes hacer una limpieza con solo vinagre:

  • Primero, combina la mitad de una taza de vinagre blanco con agua templada.
  • Ahora, debes verter la mezcla en una botella en forma de aerosol o con rociador.
  • Posteriormente, debes salpicar los bordes de los azulejos y dejar que actúe durante 10 minutos.
  • Como último paso, debes remover el vinagre con agua templada. ¡Y tu limpieza ya estará lista!
  • Si quieres leer más artículos similares a Cómo adecentar con bicarbonato y vinagre, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Limpieza del hogar.

    Deja un comentario