Saltar al contenido

Cómo aislar un ático

10 mayo, 2022
Cómo aislar un ático

¿Tienes un ático y no haces más que pasar frío? Los áticos y las buhardillas, en singular en las temporadas del año más húmedas y frías, requieren un acondicionamiento específico para que sean habitables. Por mucha calefacción que tengas en la zona inferior de la casa, nunca llegará bien arriba y terminarás desperdiciando energía. Es realmente difícil que el calor llegue a las partes más altas de tu casa, conque si no quieres desperdiciar recursos, sigue leyendo por el hecho de que en el artículo de Sabioz.com te contamos de qué manera aislar un ático.

Pasos a proseguirse:

Si tienes un ático frío en el que no se puede pasar ni 10 minutos, ponte a trabajar. Con algún cambio, podrás convertir un espacio inhabitable en un rincón agradable y sin que el calor se escape. Un buen acondicionamiento es básico para que esa estancia de la casa esté bien alejada del frío y puedas pasar todo el tiempo que desees en ella.

Una de las mejores formas de aislar tu ático del frío sin acometer una reforma en tu casa, es con unas cortinas apropiadas y diseñadas para el aislamiento.

Cómo aislar un ático - Paso 1

Existen en el mercado unos diseños de cortinas ideales para aislar estancias del frío. Son un accesorio para tu ático de máximo aislamiento, que evitará que el calor se escape y entre el frío. Una gama de cortinas concebidas para la eficiencia energética de las ventanas de buhardillas y áticos, tienen un doble tejido plisado que dismuyen la pérdida de aire caluroso mediante las ventanas. El calor acaba retenido en una especie de panal de abeja y de esta manera como un recubrimiento de aluminio, se crea un eficaz efecto de aislamiento térmico. Sin duda, es una forma muy eficaz de aislar un ático, sin ponerte a hacer ninguna reforma.

Cómo aislar un ático - Paso 2

Pero este género de cortinas tan ocurrentes, no son la única forma de reducir el frío en un ático. Si tienes tiempo y un tanto de presupuesto, puedes trasdosar las paredes con paneles de yeso laminado y añadir fibra de vidrio. Esta fibra mineral es de los mejores métodos de aislamiento que existen en la actualidad y, sin duda, el más efectivo. Pero si no puedes dejarte hacer obra, puedes forrar tus paredes con un friso de lamas de madera. Elige el que más te guste, pero antes de ponerlo, pon entre la pared y la madera corcho o polietileno, que harán de aislantes naturales.

Aparte de las cortinas, la fibra de vidrio o unos frisos de madera, puedes aislar tu ático de otras formas.

Una buena alternativa es el empleo de moquetas vegetales, de esta manera se crea un pavimento calurosísimo y cómodo. Pero si no y además agrada mucho el estilo de estas moquetas, puedes decantarse por tarimas laminadas que son más asequibles, dismuyen el impacto del estruendo y, además de esto, aislarán tu ático del frío.

También puedes emplear alfombras que cubran bien el suelo de tu ático, con las que podrás decorar la estancia y mantendrás el calor especialmente durante las temporadas de más frío. Por último, y si no puedes mudar tus ventanas por unas con aislamiento térmico, puedes poner burletes. Te recomendamos que elijas los de caucho, son más costosos pero más efectivos, y veras de qué manera con una solución tan fácil, tu ático estará apartado del frío.

En el siguiente artículo puedes ver más consejos sobre Cómo aislar tu casa del frío.

Cómo aislar un ático - Paso 4

Si quieres leer más artículos similares a Cómo aislar un ático, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Bricolaje y Remodelación.

Productos relacionados