Cómo aplicar el aceite de hueso de mamey para la barba

Cómo aplicar el aceite de hueso de mamey para la barba

¿Has oído dialogar del aceite de mamey y sus beneficios para el vello facial? Actualmente, una de las tendencias de belleza más seguidas por los hombres es la de llevar una barba larga y bastante frondosa. Sin embargo, a pesar de que este género de barbas puedan tener un aspecto descuidado, es muy esencial mantenerla limpia y cuidada. Para ello, es muy esencial emplear algunos productos para el vello facial como el aceite de hueso de mamey.

El aceite de mamey procede de los huesos de unos frutos de un árbol originario de Centroamérica conocido que tiene por nombre Mamey o con el nombre científico de Pouteria sapota. Debido a su riqueza en diferentes nutrientes saludables, este producto se ha transformado en un antídoto natural muy usado en el planeta de la cosmética. Por ello, en el siguiente artículo de Sabioz te explicaremos ciertas de sus propiedades y de qué forma aplicar el aceite de hueso de mamey para la barba.

Propiedades del aceite de hueso de mamey para el vello facial

Tal y como hemos adelantado, el aceite de hueso de mamey es un antídoto que adquiere poco a poco más popularidad en el planeta de la cosméstica y el cuidado personal ya que cuenta con diferentes nutrientes entre aquéllos que destaca su alto contenido en vitaminas (A, B1, B3 y C), ácidos grasos y minerales (magnesio, calcio y potasio). Gracias a ellos, estas son las principales propiedades del aceite de hueso de mamey para el cuidado de la barba:

  • Ayuda a crecer el vello facial: si eres de los que tienen una barba poco poblada y te complacería tenerla más compacta, este producto oleoso es una gran opción para ti. Debido a su contenido en vitamina C, el aceite cuenta con propiedades que favorecen la producción de colágeno de forma que consigue acelerar el desarrollo del pelo.
  • Es un humectante natural: uno de los inconvenientes más frecuentes de los hombres con barba es la resequedad del vello en el rostro. En este caso, el aceite de mamey contiene una riqueza en ácidos grasos, lo como le ofrece excelentes propiedades hidratantes que ayudarán a que el vello sostenga su humedad. Como consecuencia, evitaremos la resequedad y otros síntomas derivado como el picor y la aparición de escamas y además de esto, luciremos una barba más suave y sedosa.
  • Previene la caspa en la barba: otro inconveniente que acostumbra a surgir cuando no cuidas bien tu barba es la caspa. El aceite de hueso de mamey es un antídoto ideal para este género de afecciones, ya que cuenta con un poderoso efecto astringente que ayuda a sostener más limpio el vello facial y, por ende, a reducir la caspa. Además, también calma algunos síntomas que acompañan esta afección como los picores y la inflamación.
  • Repara el vello dañado: debido a su contenido en ácidos grasos y en substancias antioxidantes, este producto previene la caída del vello y ayuda a regenerar y a nutrir el pelo que se encuentra dañado o castigado.
Cómo aplicar el aceite de hueso de mamey para la barba - Propiedades del aceite de hueso de mamey para el vello facial

Cómo aplicar el aceite de hueso de mamey para la barba – pasito a pasito

Ya hemos visto que este producto natural puede ser una excelente opción para el cuidado de el vello facial debido a sus diferentes propiedades. Por ello, si quieres saber de qué forma emplear el aceite de hueso de mamey en la barba, te invitamos a que sigas este fácil pasito a pasito:

  1. Antes de aplicar el aceite de hueso de mamey es esencial que limpiemos bien la barba para que este producto penetre mejor en la piel.
  2. Para ello, aplica un tanto de champú específico para barbas en las manos y repártelo por ella haciendo un ligero masaje.
  3. Ahora deja que actúe unos minutos y entonces acláralo con rebosante agua templada. Seca un tanto la barba con una toalla suave.
  4. Una vez tengas la barba absolutamente limpia y todavía un tanto húmeda, aplica un tanto de aceite de hueso de mamey en la yema de tus dedos y realiza un suave masaje durante unos minutos para que penetre mejor en la piel.
  5. En el en caso de que lo emplees para que te medre más vello, es esencial que hagas más hincapie a lo largo del masaje en las zonas menos pobladas del rostro.
  6. Una vez hayas cubierto tu barba con el aceite será el momento de acostarte a dormir y dejar que actúe toda la noche.
  7. A la mañana siguiente vas a deber retirar los restos de este producto oleoso con rebosante agua fría.

Realiza este proceso entre 2 y 3 veces a la semana por las noches.

Otros aceites naturales para el cuidado de la barba

Además del aceite de hueso de mamey, también existen otros aceites naturales para la barba que pueden ser realmente ventajosos. A continuación, te daremos un listado con los más populares:

  • Aceite de jojoba: este producto cuenta con ácidos grasos y antioxidantes que le dan excelentes propiedades reparadoras y astringentes, con lo que es singularmente útil para aquellas barbas resecas o con inconvenientes de caspa.
  • Aceite de semilla de uva: este producto es ideal tanto para los semblantes más sensibles para las pieles grasas. El aceite de uva cuenta con ácidos grasos y vitamina E que le dan propiedades humectantes, antiinflamatorias y astringentes que mantienen el vello limpio y evitan la resequedad y el enrojecimiento frecuente de las pieles atópicas.
  • Aceite de almendras: si cuentas con una barba reseca, sin brillo y con las puntas abiertas por la falta de humedad, este producto es la opción mejor para ti. Gracias a su riqueza en antioxidantes y ácidos esenciales, el aceite de almendras cuenta con un poderoso efecto humectante que te ayudará a hidratar de forma profunda tu barba y a dejarla sensiblemente más suave y sedosa.

En este otro artículo de Sabioz te descubrimos más Aceites naturales para la barba.

Cómo aplicar el aceite de hueso de mamey para la barba - Otros aceites naturales para el cuidado de la barba

Si quieres leer más artículos similares a Cómo aplicar el aceite de hueso de mamey para la barba, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Peso y también imagen anatómico.

Deja un comentario