Cómo aprender a disculpar

Saber disculpar es de sabios. Al disculpar al otro, nos liberamos de una carga sensible nada ventajosa que nos impide avanzar y disfrutar de la vida. Perdonar para liberarte, disculpar para proseguirse adelante, disculpar para no vivir en un rencor que aprisiona, ¿por qué no disculpar? En muchas ocasiones, nuestro rencor cara alguien ni siquiera es conocido por esa otra persona; entonces, ¿por qué proseguirse con esa carga sobre nuestros hombros? ¿No será mejor disculpar y dejar ir? El perdón siempre y en todo momento nos favorecerá a nosotros mismos en primera instancia, pero bien es verdad que hay veces en las hacer esta acción no es nada simple. Desde Sabioz.com, vamos a procurar asistirte para aprender a disculpar y de esta forma poder ser más feliz.

Pasos a proseguirse:

Primero de todo, has de saber distinguir cuando nuestro perdón es superficial o real. En muchas ocasiones, consideramos que hemos perdonado pero en lo más profundo de nuestro ser todavía se cuelan vestigios de resquemor y venganza. Si no perdonamos con el corazón, seguiremos sintiendo un peso en nuestro cada día que se puede traducir en depresión, mal humor y desgana. Tenemos además que tener en cuenta que el perdón es un largo camino que precisa de tiempo y dedicación, es un enorme sacrificio que no podemos pretender conseguir en un par de días. Y además de esto, el tiempo cambiará dependiendo de la persona y de lo que se necesite disculpar.

Cómo aprender a perdonar - Paso 1

El primer paso para disculpar es querer hacerlo. Así que debemos preguntarnos con total sinceridad si de verdad queremos enterrar el hacha de guerra y dejar el tema anteriormente. Si es que sí, sigue adelante. Expresa en voz alta tu resolución de disculpar y tu compromiso en trabajar para esto. Al decir las cosas en alto, estas salen de nuestra mente y toman realidad en forma de palabras. Otra opción es hacerlo por escrito, lo esencial es que salgan de en un modo o bien otro.

Después de hacer esto, reconozcamos el dolor que nos han hecho y, sobre todo, reconozcamos el derecho a ser respetados que merecemos. El disculpar no quiere decir que debamos denigrarnos o hacernos sentir que el daño recibido era justo. Somos valiosos como cualquiera y se nos debe respetar de la misma forma que nosotros respetamos a el resto. Descubre en el siguiente artículo útiles consejos para aumentar el amor propio.

Deja salir todo lo malo y desahógate. Es preciso dar nombre a las emociones negativas y reconocerlas para de esta forma poder trabajarlas. Eso sí, lo mejor no es hacerlo delante de la persona en cuestión, en tanto que ponerte frente a esa persona lo único que puede hacer es que el inconveniente se agrande. El trabajo del perdón es para ti, es para tu mejora. Toma el mejor momento y lugar para hacerlo, busca un lugar apacible en el que puedas estar solo todo el tiempo que sea preciso.

Cómo aprender a perdonar - Paso 4

Algunas formas que te ayudarán a expresar las emociones son las próximas:

  • Escríbele una carta. Ponle todo lo que piensas, todo lo que sientes y todo lo que has sentido. No te cortes. El objetivo de la carta es sacarlo todo. No te preocupes por el tono y las palabras. La carta no es para mandarla.
  • Imagina que tienes a esa persona enfrente y grítale todo lo que te salga.
  • Utiliza un cojín, golpéalo al paso que expresas en voz alta todo lo que sientes y piensas de esa persona.

Cuando ya hayas soltado todo tu dolor toca, quizás, el trabajo más duro: examinar por qué te ha dolido todo lo que ha pasado. Toca mirar en nosotros mismos y ver que otras emociones ocultas hay detrás: vejación, miedo, rechazo, etc. Por durísima que sea una situación de dolor, de todas ellas podemos aprender más sobre nosotros mismos. Estamos más frágiles, sí, pero además estamos más receptivos a ser conscientes de nuestro inconsciente más oculto. Busca todos tus sentimientos, admítelos y exprésalos.

Y finalmente, ponte en el lugar de la otra persona. Seguramente desde la perspectiva de esa persona, debido a su historia personal, lo que te hizo no está mal. No se trata de que justifiques su acto, pero quizás si te pones en sus zapatos puedas entender algo de su forma de actuar y eso te ayudará todavía más a disculpar. En el siguiente artículo te damos las claves que precisas para ser una persona más empática.

Cómo aprender a perdonar - Paso 7

Así que ten paciencia y repite el proceso en tantas ocasiones como creas recomendables, extraña vez marcha con una sola vez. Tú decides cuanto tiempo quieres trabajar la situación para aprender a disculpar de verdad. Eso sí, no vaciles en hacerlo, una vez te liberes de ese dolor, tu vida cambiará a mejor y eso es lo mejor de todo.

Si quieres leer más artículos similares a Cómo aprender a disculpar, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Amistad.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario