Saltar al contenido

Cómo aprender a estudiar

16 julio, 2021
Cómo aprender a estudiar

Muchas veces, el auténtico inconveniente de que estudiar no dé sus frutos tiene su origen en una mala planificación del estudio. Existen muchas técnicas de estudio y estrategias para estudiar, pero hay una serie de pautas que siempre y en todo momento se deberían tener en cuenta.

Es esencial, por poner un ejemplo, dedicarle el tiempo preciso al estudio y contar con un ambiente recomendable. No obstante, también se deben querer una serie de factores que influirán de forma terminante en tu capacidad de estudio, algo que más tarde verás reflejado en los resultados de tus exámenes y proyectos. Tanto si quieres aprender a estudiar en primaria, tal como si quieres aprender a estudiar en la universidad, las técnicas de estudio que te proponemos ahora van a servirte como herramientas para conseguir los mejores resultados. Descubre, en Sabioz, de qué forma aprender a estudiar con los mejores trucos y consejos.

Estrategias para estudiar: las mejores técnicas de estudio

Lectura comprensiva

Lo primero que debes tener en cuenta, es que aprender a estudiar no significa memorizar todos los datos, sino seleccionar determinados de los datos más esenciales y comprenderlos en el contexto de los mismo. En pocas palabras: debes entender lo que lees para asimilarlo mejor y que puedas memorizarlo con sencillez.

Para desarrollar la lectura comprensiva deberías proseguirse los consejos y las estrategias para estudiar que te proponemos ahora:

  • Lee mucho y presta atención a lo que lees. Si te agrada fijar tu atención, este artículo de Cómo concentrarse para estudiar puede resultarte realmente útil.
  • Extrae las ideas principales de un texto (subráyalas, anótalas en un papel, etc.)
  • No hagas un resumen. Insiste en escribir oraciones cortas que te remitan a las ideas más esenciales del texto.
  • Durante la primera lectura del texto, apunta las oraciones más esenciales. A continuación, realiza lecturas consecutivas con el listado al lado para asistirte a entender mejor la esencia de lo que has escrito.

Usar reglas mnemotécnicas

Las reglas mnemotécnicas son trucos o herramientas que dejan memorizar cosas de forma muy fácil. Esta técnica de estudio puede asistirte a memorizar largas listas de conceptos con las particularidades de cada uno de ellos de ellos.

Veamos un caso: debes recordar las provincias de Andalucía (Almería, Cádiz, Córdoba, Granada, Huelva, Jaén, Málaga y Sevilla). Por un lado, y como verás, son nombres que conoces y con los que probablemente estés familiarizado… no obstante, siendo ocho nombres, posiblemente intentando recordarlos todos termines dejándote alguno por el camino. En este caso, una posible regla mnemotécnica sería crear un anagrama con las primeras sílabas de cada uno de ellos de los nombres: “Coralca Gramaja Huse”. Si descompones esta oración sin ningún sentido por sílabas, verás que aparece el principio de todas las palabras que debes recordar.

Cómo aprender a estudiar - Estrategias para estudiar: las mejores técnicas de estudio

Cómo aprender a estudiar en primaria

Además de aprender a estudiar con las técnicas de estudio que te hemos propuesto en el apartado precedente, si quieres saber de qué forma estudiar en primaria, debes tener muy clara una cosa esencial: saber repartir bien el trabajo es la clave para aprobar. ¿Sabes qué es lo que significa esto?

Plana y llánamente, quiere decir que es mejor estudiar poco pero diariamente que estudiar mucho el día antes del examen. Aunque es una mala costumbre muy habitual entre pequeños y pequeñas de todo el planeta, la mejor forma de estudiar consiste en hacerlo poquito a poco pero de forma diaria. Si intentas memorizar y entender mucha información en un periodo de tiempo limitadísimo, lo más probable es que no consigas recordarlo todo. Por el contrario, si dedicas 25-30 minutos diarios al estudio, tu capacidad de retentiva será mayor y mejor, con lo que los resultados serán los deseados.

Lo más esencial, para esta técnica de estudio, es establecer una rutina diaria igual que haces para ir al gimnasio: ¿qué ocurriría si fueras solo una vez a la semana al gimnasio y realizases ejercicios sobre tus capacidades? Lo más probable es que, además de esto de tener agujetas el día siguiente, no notarías ningún cambio físico esencial. Por el contrario, si vas todos los días pero poco tiempo, los cambios físicos se comenzarán a querer en cuestión de semanas y conseguirás los resultados esperados. Con el estudio sucede lo mismo, la forma recomendable es hacerlo de forma rutinaria.

Cómo aprender a estudiar - Cómo aprender a estudiar en primaria

Cómo aprender a estudiar en la universidad

Una vez más, si estás en la universidad y quieres descubrir nuevas estrategias y técnicas de estudio, puedes hacer empleo de los trucos que te hemos dado en los apartados precedentes. Sin embargo, los estudiantes de universidad habitúan a tener un nivel de presión más elevado y, por tanto, la labor de aprender a estudiar puede ser más difícil. Si quieres descubrir de qué forma aprender a estudiar en la universidad, sigue los consejos que te presentamos ahora:

  • Distribuye bien el trabajo: como hemos dicho en el apartado precedente, debes aprender a trabajar un tanto cada día. En la universidad, el volumen de trabajo con el que te encontrarás será considerablemente mayor al que hayas conocido nunca, con lo que no lo dejes todo para el último día.
  • Crea un plan: además de esto de la agenda que emplees en tu cada día, crear un plan de estudio puede resultarte muy ventajoso para llevar una organización. En este plan puedes apuntar las horas que dedicas a cada materia y puedes descubrir, también, en qué materias flaqueas más.
  • Haz tus exámenes: esta estrategia la puedes realizar solo/a o bien con tus amigos. Si tienes un examen y has comenzado a leer todo lo que entra, haz un examen falso con ciertas preguntas que creas que pueden ser esenciales. Intenta responderlas sin mirar los apuntes o el libro. Para aplicarte esta técnica de estudio, también puedes quedar con tus amigos y amigas y haceros exámenes los unos a los otros. Esto no solamente te irá fabuloso para equiparar ideas y contestaciones sino te va a animar a hacerlo mejor.
  • Descansa: tal vez suene paradójico, pero para aprobar un examen debes descansar. Una vez lleves muchas horas de lectura y estudio seguidas, vas a deber hacer un parón para digerir los conceptos con calma y para recuperar energías. En este artículo sobre Cómo estudiar para un examen te explicamos, con más detalle, los pasos que deberías proseguirse.

Si quieres leer más artículos similares a Cómo aprender a estudiar, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Formación.

Entradas relacionadas: