Cómo calentar una casa sin calefacción

En los meses de invierno, tu residencia es un remanso de paz, calma y calidez. Lejos de las lluvias y frío que reinan en el exterior, tu hogar debe recibirte con la calidez que precisas. No obstante, sostener la calefacción encendida supone un enorme gasto, tanto como el 46% del consumo energético de un hogar, algo que no todos los bolsillos pueden sufragar.

Desde Sabioz.com estamos resueltos a hacerte la vida un tanto más simple y económica, por eso te traemos este artículo con el que podrás aprender de qué forma calentar una casa sin calefacción con unos trucos muy fáciles que todo el planeta puede aplicar.

Pasos a proseguirse:

Ventilar la casa diariamente es imprescindible para sostener el aire fresco, oxigenar las estancias y evitar que las toxinas suspendidas en el aire se mantengan en el habitáculo por mucho tiempo. Ahora bien, ¿Cuándo hay que hacerlo? En invierno, ventilar la casa supone un descenso áspero de la temperatura de toda la casa, por eso hay que elegir bien el momento de hacerlo para procurar que la fuga de calor sea mínima.

Nuestra recomendación es que lo hagas por la mañana, justo cuando despiertes, por un tiempo máximo de 10 minutos. Hay que buscar hacerlo en horas de sol, cuando podemos aprovechar sus rayos para que retengan más el calor.

Cómo calentar una casa sin calefacción - Paso 1

Uno de los trucos imprescindibles para calentar una casa sin calefacción es zonificar el calor por las distintas habitaciones para evitar que el frío se vaya dispersando. Zonificar no significa otra cosa que cerrar las habitaciones en las que no estamos, haciendo que la zona donde sí estamos ocupe menor superficie, con lo que calentarlo sea más simple y más veloz.

Si quieres calentar una casa sin calefacción precisarás aprovechar al máximo el calor del sol, la mayor estufa del planeta. Lo que debes hacer durante el día es subir todas las persianas y hacer lo posible para que sus rayos entren lo más de forma directa posible y sellar todo agujero por donde se pueda escapar el calor.

Por la noche debes hacer todo lo opuesto, cerrar la casa de forma que el calor que se ha ido amontonando durante el día no se escape. No hay que tomarlo al pie de la letra, subir las persianas durante la mañana y bajarla por la tarde, esto depende de la estructura de tu casa. Si tu casa recibe luz por la tarde y por la mañana no el proceso puede ser a la inversa.

Cómo calentar una casa sin calefacción - Paso 3

Ya te hemos aconsejado tapar los agujeros por donde el calor se pueda escapar, pero ¿Cómo hacerlo y por dónde se escapa? Calentar una casa sin calefacción no es tan difícil como asemeja, lo que sucede es que muchas casas favorecen el escape del calor por las rehendijas y grietas que hay en las puertas y ventanas.

¿Has tenido alguna vez esa sensación de que hay un corriente de aire en tu casa todavía que todas las puertas estén cerradas? Seguramente se debe a alguna de estas grietas, un inconveniente que puedes reparar de manera fácil con un tanto de cinta aislante que puedes adquirir en cualquier ferretería o tienda experta en bricolaje.

Muchas familias optan por poner plantas o flora en las zonas cercanas a la ventana. Aunque tener plantas en casa tiene muchos beneficios, puede que impidan la entrada de los rayos del sol haciendo más difícil la labor de calentar una casa sin calefacción.

Se aconseja podar sus ramas para que no obstruyan la luz o decantarse por plantas de hoja caduca, cuyas hojas caen en invierno y no tapan el sol y el verano asisten a sostener la casa fresca.

Cómo calentar una casa sin calefacción - Paso 5

¿Te has preguntado alguna vez porqué las barcas son casi siempre y en toda circunstancia blancas? ¿Nunca has sentido que el sol picaba más cuando llevabas una camiseta negra? Todo esto es debido a como los colores reciben la luz y el calor; cuánto más oscuro es un color más calor absorbe y cuánto más claro es todo lo opuesto.

Sabiendo esto puedes aprovechar los colores para calentar tu casa sin calefacción, así sea pintando las paredes de colores más oscuros, poniendo butacas o sillones de color negro o mudando las cortinas.

En el siguiente artículo te explicamos de qué forma pintar tu cama.

El suelo es el factor de la casa por donde más calor se pierde. De hecho, la temperatura media del suelo en invierno es de entre 10 y 12 grados. Los suelos de parqué o moqueta son sensiblemente más aislantes que los de mármol, manteniendo mucho mejor el calor en la residencia. Pero como no todo el planeta puede hacer una reforma en casa para mudarse el suelo, un procedimiento sensiblemente más económico y más efectivo si cabe.

Poner alfombras en las habitaciones donde pases más tiempo esuna solución ideal para calentar una casa sin calefacción, preservando la temperatura y evitando que el calor se escape por el suelo.

Cómo calentar una casa sin calefacción - Paso 7

Hay cosas que nunca pasan de tendencia, las soluciones de siempre y en toda circunstancia habitúan a terminar siendo siempre y en toda circunstancia las más eficaces, que por eso se han usado toda la vida. No hay nada como una buena manta para mantenerte caliente en casa por mucho fío que haga fuera.

Entre la gran pluralidad de mantas que hay libres en el mercado, las de piel animal son las que más aíslan del frío, manteniendo una agradable temperatura que agradecerás. Por otro lado, en aquellas zonas en las que el frío es muy húmedo y cala en los huesos, una buena opción es emplear mantas de algodón. Las mantas de este material son capaces de absorber hasta un 30% de su peso en vapor, evitando que la persona note la sensación de humedad.

Cómo calentar una casa sin calefacción - Paso 8

Si examinas todos los consejos que te hemos dado para calentar una casa sin calefacción se basan primordialmente en aprovechar al máximo el calor presente en la casa, sobretodo el que procede del sol. ¿Pero estás seguro de que la casa no genera calor? Más allá del calor humano que puedes querer cuando se reúne suficiente gente en un lugar cerrado, la casa tiene elementos que por sí solos generan calor: los electrodomésticos. Aprovechar el calor que desprende el t.v., los ordenadores o la misma luz es esencial para sostener un ambiente agradable en tu casa.

Es por eso que si sostenemos un buen aislamiento no será preciso encender la calefacción, o hacerlo poquísimo rato. Si decides hacerlo, en el siguiente artículo de Sabioz.com te descubrimos de qué forma optimar la calefacción.

Si quieres leer más artículos similares a Cómo calentar una casa sin calefacción, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Mantenimiento y seguridad en el hogar.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario