Cómo comer langosta

La langosta es un crustáceo con un sabor particular, entre un punto salobre y algo dulce, se sirve en diferentes restoranes como un plato estrella, que por lo general se acompaña con una copa de vino o champaña. Si no estás acostumbrado, el proceso de comerla puede ser un tanto complicado, pues se precisa de mucha práctica y paciencia además de esto de los aparejos precisos. Muchas personas la degustan a su forma, debido a que al paso que algunos habitúan a consumirla por piezas, para otros es más fácil suprimir todo el caparazón entero en una vez con el propósito de llegar a la carne más de forma rápida. A través de este artículo de Sabioz, aprenderás de qué forma comer langosta.

Cómo abrir una langosta cocida

Para abrir una langosta cocida hay que proseguirse estos pasos para conseguir suprimir bien el caparazón y poder comer la carne.

  • Quita las tenazas: con un tenedor singular para langostas, saca la carne que se encuentra en las tenazas, para esto resulta necesario ponerla cara abajo, esto se hace dándole vueltas a la base de cada tenaza. Cuando termines, pon en el plato las dos tenazas de la langosta. Asegúrate de realizar todo el procedimiento lo más alejado posible de ti para evitar mancharte o bien, cúbrete con una servilleta.
  • Retira las patas: para esto, debes proseguirse un proceso similar al de las tenazas, elimina el caparazón con un mondadientes de dientes o la punta del cuchillo o el tenedor, de forma que puedas ver la carne.
  • Corta la cola: tras haberte desecho de las patas, procede a recortar la cola virando la punta de esta para de esta forma sacar la carne que está adentro.
  • Abre el caparazón: abre el caparazón y estira para retirarlo de forma cuidadosa y para tomar las piezas de carne. Después de este paso, estarás listo para comer las distintas partes de carne de langosta.
  • Cómo comer langosta punto por punto

    En la mayoría de las ocasiones, la langosta se sirve en restoranes exclusivos. Lo primero que debes tener en cuenta en el momento de comer langostas es que es un plato de marisco delicioso, pero que puede ser algo sucio si no sabes bien de qué forma comerla. En todo momento, vas a deber hacer empleo de tus manos para para abrir las pinzas de la langosta, la cola y el caparazón, entre otras partes, con el propósito de conseguir la mayor cantidad de su jugosa carne. Para ello, en el restorán donde vayas, te suministrarán los próximos aparejos:

    • Pinza para comer langostas: esta guarda ciertas semejanzas con un cascanueces y si no tienes uno de estos, tendrás vicisitudes para llegar a la carne.
    • Tenedor singular para langostas: es un tenedor de metal, largo y con la punta fina, con él podrás llegar a los pedazos de carne que habitúan a ser más bastante difíciles de sacar.
    • Plato para los restos: este plato servirá.
    • Toalla para las manos: al concluir de comer la langosta, debes suprimir los restos de grasa o suciedad con esta toalla húmeda, que además de esto acostumbra a llevar limón para una mejor limpieza y olor.
    • Un servilleta grande: es buena idea utilizar, además de esto de la servilleta normal, una grande para poner en el cuello y cubrir la ropa para no mancharnos.

    Una vez tengas todos los aparejos y la langosta delante sigue estos pasos para comer langosta:

  • Colócate la servilleta en el cuello para evitar mancharte la ropa.
  • Empieza a abrir la langosta como hemos explicado antes. Primero retira las tenazas y ábrelas, entonces las patas, la cola, la cabeza y el cuerpo o la cola.
  • Cuando tengas todo el caparazón retirado en el plato de los restos y los pedazos de carne separados, ya podrás comer con sencillez la langosta.
  • Puedes comerla como viene cocida con sal o bien, además de esto, puedes incorporarle salsa o bien otros aderezos. Comer la cola de la langosta con salsa es una de las cosas más frecuentes, ya que es la parte más suculenta y sabrosa.
  • Recuerda que tras abrir el caparazón, o también tras comer langosta, resulta conveniente que te laves bien las manos con la toalla húmeda.
  • Consejos para comer langosta

    Cocinar una langosta en casa es fácil, conforme la receta que vayas a concebir puede realizarse a la parrilla o hervida. En caso de hacerlas de la última forma, es esencial poner sal al agua cuando esté hirviendo, de esta forma, los minerales de la langosta se concentrarán. Una vez que estas se encuentren terminadas, se les puede agregar un toque de mahonesa o aceite de oliva en substitución de la mantequilla derretida. Si vas a decantarse por prepararla viva en casa, te invitamos a esta otra receta sobre Cómo cocer bogavante y otros mariscos, ya que el procedimiento básico es el mismo.

    A la hora de comerla, debes tener en cuenta los próximos consejos para comer langosta:

    • Una de las primeras cosas que hay que hacer es separar la cabeza del cuerpo de la langosta.
    • Del mismo modo, abre el exoesqueleto o caparazón para proseguirse por su abdomen sin llegar a dañar la carne.
    • Separa las patas del cuerpo y entonces haz lo mismo con las articulaciones de cada pata para sacar la carne.
    • Saca la carne con ayuda del tenedor singular citado anteriormente, si no dispones de uno, puedes hacerlo con el mango de un cubierto tradicional.
    • Luego de sacar toda la carne de la langosta, puedes tomarte el “tomalley”, el jugo que sale de dentro, empleándolo para aderezar los pedazos de la carne.
    • Si lo quieres, puedes comerte las huevas de la langosta hembra.
    • Es esencial tener en cuenta que la carne de las langostas es sumamente frágil en el sentido de que, cuando mueren, esta se descompone de forma rápida, por esta razón se comen enseguida, o bien se congelan.

    Si te agradan este género de platos, te invitamos a este otro artículo sobre Cómo hacer una parrillada de marisco.

    Si quieres leer más artículos similares a Cómo comer langosta, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.

    Deja un comentario