Cómo congelar acelgas

Si has comprado acelgas frescas o cultivas en tu huerto y precisas guardarlas un tiempo antes de consumirlas, lo mejor es congelar las acelgas para que se conserven en perfectas condiciones y mantengan sus propiedades íntegras. Es preferible consumir las verduras frescas, pero si precisamos preservarlas unos días o incluso meses, congelarlas antes que empiecen a estropearse es el procedimiento más indicado para disfrutar de ellas en cualquier momento.

Si quieres conocer de qué manera congelar acelgas, sigue leyendo este artículo de Sabioz.com en el que vamos a explicarte de qué manera hacerlo con todo detalle.

Pasos a proseguirse:

Algunas de las propiedades de las acelgas que logramos conservar al congelar estas verduras de hoja son los betacarotenos, los antioxidantes, vitaminas, calcio, hierro y potasio, componentes precisos para conservar en buen estado nuestra vista, los huesos, la circulación sanguínea y la piel. Por lo tanto, las acelgas son de las mejores verduras para los pequeños, pero además para los adultos. Para que las propiedades de esta verdura se conserven en perfectas condiciones debemos congelarlas o consumirlas en las 6 o bien 8 horas siguientes tras haberlas cosechado.

Para poder cocinar acelgas más adelante, y no en el momento en que las adquirimos o las recogemos del huerto, antes de coger las acelgas frescas y meterlas en el congelador, debemos prepararlas de la forma más recomendable para que se conserven de la mejor forma posible, esto es, debemos limpiarlas, cortarlas y empaquetarlas apropiadamente. Si lo hacemos bien, evitaremos la indeseada escarcha, unos cristales de hielo que se forman en los comestibles congelados cuando no se ha hecho el proceso apropiadamente, en tanto que da un sabor desapacible y echa a perder las propiedades que poseen las acelgas cuando están frescas.

Cómo congelar acelgas - Paso 1

Para congelar acelgas apropiadamente y de esta forma poder gozarlas en otro momento y cocinar, por ejemplo, un delicioso y completo plato de acelgas con garbanzos, lo primero que debes hacer es quitar las partes que estén en mal estado, de esta forma sean partes de las hojas como del tallo. Corta estas partes de las acelgas y deséchalas, seguidamente lava con agua rebosante todas las acelgas para quitar cualquier resto de suciedad y de substancias como los posibles pesticidas que puedan tener todavía. Después, corta en pedazos pequeños tanto las hojas como los tallos.

Cómo congelar acelgas - Paso 2

Puedes guardar congeladas las acelgas sin precedente cocción o puedes hacerlo habiéndolas precocinado primero. Si decides congelarlas todavía crudas, tal como las has cortado puedes guardarlas en fiambreras o tuppers con cierre hermético o bien, emplear bolsas singulares para congelar, fuere como fuese el procedimiento que uses cerciórate de que está bien cerrado y que ninguna una parte de las acelgas queda al descubierto.

Una vez las tengas bien alejadas, ya puedes guardar las acelgas en el congelador, intenta hacerlo de manera rápida pues tener el congelador abierto es una de las cosas que hace que haya escarcha en los comestibles que hay guardados, pues la temperatura cambia de manera rápida.

En cambio, si prefieres guardarlas precocinadas para que después te resulte más simple el proceso de descongelar acelgas y cocinarlas, una vez las tengas limpias y cortadas vas a deber poner agua en una olla y cuando esta esté en el punto de ebullición añade las acelgas cortadas y deja que se cuezan solo 2 minutos. Retíralas de manera rápida del fuego y escúrrelas bien y, una vez ya no estén muy calientes, guárdalas en fiambreras o en bolsas singulares para congelar y mételas en el congelador.

Cómo congelar acelgas - Paso 4

Es bueno que antes de consumir las verduras estas se blanqueen antes de ser cocinadas o congeladas. Este proceso que se conoce como blanqueamiento o escaldado de las verduras hace que se detenga la producción de enzimas y evita, de esta forma, que las verduras se maduren en los próximos días y es recomendable hacerlo para conservar los nutrientes. Se trata de escaldar en agua hirviendo las verduras anteriormente enfriadas, escurrirlas y volver a enfriarlas.

Para ello, llena una olla o un bol grande con agua y añade hielos y deja que se enfríen durante unos 3 o 5 minutos, inmediatamente añade las acelgas en agua hirviendo que tengas preparada en otra olla, gracias al contraste de temperatura conseguiremos detener las enzimas que hacen que la verdura se ponga en mal estado más de manera rápida, y cuando lleven 2 minutos en el agua hirviendo retíralas del fuego y enfríalas colocándolas de nuevo directamente en el agua con hielo, déjalas en el hielo máximo 2 minutos y retíralas, ya puedes guardarlas en bolsas singulares para congelar o envases recomendables para la congelación y mételas en el congelador.

El día que desees comer acelgas no resulta necesario que las saques del congelador unas horas antes, pues la mejor forma de cocinarlas es agregarlas a la olla con el agua ya hirviendo y dejarlas cocer durante los minutos que sean precisos para la receta que desees realizar, aunque por lo general con unos 15 minutos es suficiente.

Si te ha agradado conocer de qué manera congelar acelgas, posiblemente además te interese saber Cómo congelar espinacas y Cómo congelar alcachofas.

Cómo congelar acelgas - Paso 6

Si quieres leer más artículos similares a Cómo congelar acelgas, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.

Consejos
  • Divide las acelgas en raciones para una o dos personas y guárdalas de esta forma en el congelador para que te resulte más simple poder cocinarlas más adelante.
  • Las acelgas pueden estar congeladas entre 10 y 12 meses sin estropearse, pero te invitamos a que pongas la data en la bolsa para que sepas segur cuánto tiempo hace que pusiste a congelar acelgas.
  • Es muy esencial quitar el aire del envase en el que las pongas a congelar, de esta forma no se formará escarcha ni se quemarán por el frío.
  • El envase que contenga las acelgas no debe tocar los laterales del cajón del congelador, de esta forma eludimos que se quemen las acelgas.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario