Cómo congelar judías verdes

Muchas personas cultivan su huerta en casa y tienen la necesidad de congelar los frutos que les da para poder gozarlos a lo largo del año, otra gente prefiere adquirir fresco en el mercado pero no tiene tiempo para poder comer esos productos antes que empiecen a perder propiedades.

Para todas estas personas es imprescindible conocer este procedimiento para congelar judías verdes, con el que la verdura podrá continuar íntegra durante meses, recobrando el mismo sabor que estando acabada de recortar en el momento en que se desee.

Si quieres saber de qué manera congelar judías verdes te invitamos a leer el siguiente artículo de UnComo.com.

Pasos a proseguirse:

Para congelar las judías verdes no vale simplemente con meterlas en el congelador, debemos prepararlas de una manera específica para poder conservar sus cualidades y sabor sin dañarlas.

Al congelarse, en los comestibles se crean cristales de hielo, si no se hace de la forma recomendable estos cristales pueden mudar la estructura de el alimento, haciendo que las judías tengan un desapacible gusto a metal, que pierdan la textura que les caracteriza y todos los nutrientes que tiene esta sanísima verdura.

Para evitar que esto ocurra la congelación he de ser veloz, así los cristales de hielo que se forman son pequeños y no pueden romper las estructuras celulares de la judía. Para saber de qué manera congelar judías verdes de forma veloz preservando sus propiedades debes proseguirse los pasos que te damos ahora.

Las verduras que, como las judías verdes, se toman cocidas, deben blanquearse antes de congelarlas. Esto quiere decir que se deben escaldar en agua hirviendo, escurrirse y enfriarlas de forma inmediata con agua friísima. Para hacerlo se debe poner agua fría con hielos en una olla o palangana y verter las judías verdes tras haberlas escaldado.

El escaldado se debe hacer con el agua hirviendo con un tiempo que cambiará, dependiendo del grosor y corte de las judías, entre 1 y 3 minutos. Cuanto más grandes sean las judías verdes más se aproximará a los 3 minutos, al paso que que si las cortas en pedazos más pequeños ha de estar menos tiempo.

Cómo congelar judías verdes - Paso 2

Una vez frías las judías verdes se deben escrurrir y secarlas. Este punto es esencial pues se deben secar absolutamente, sin dejar agua que entonces se congele y queme las judías. Una vez secas si se congelan de forma inmediata ya vamos a haber desactivado las proteínas de la judía que pueda malmeter el comestible con sus reacciones.

Cuando pongamos las judías a congelar es esencial hacerlo en porciones pequeñas, si sumamos esto a que están frías cuando van al congelador, minimizamos enormemente el riesgo de que se formen cristales que puedan dañar su buena conservación. De este modo, la congelación se dará de forma homogénea y veloz.

Las judías pueden continuar en el congelador hasta 12 meses, con lo que recomendamos comerlas antes que excedan esa data. Una buena forma de tenerlo controlado es escribir en un papel la data del día de congelación, así sabremos en todo momento cuánto tiempo les queda antes de comenzar a perder las propiedades.

Cuando se deseen comer simplemente se debe ponerlas en agua hirviendo durante 30 minutos, sin descongelarlas anteriormente ni nada, agregarlas a una olla hirviendo y dejarlas descongelar allá

Si quieres saber de qué manera congelar otros comestibles como las uvas, los tomates o las alcachofas, te invitamos a visitar nuestros artículos de UnComo.com.

Cómo congelar judías verdes - Paso 5

Si quieres leer más artículos similares a Cómo congelar judías verdes, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.

Consejos
  • Debe envolverse bien las judías, de forma hermética para que no se resequen y sin aire para que no entren olores que afecten a su sabor.
  • Es esencial que no toque las paredes del congelador, pues sino se pueden quemar las judías y estropearlas.
  • Eliminar el aire de la bolsa en la que congelas las judías verdes es esencial para que estas no se quemen.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario