Saltar al contenido

Cómo cuidar de un doberman

16 mayo, 2022
Cómo cuidar a un doberman

¿Tienes como mascota a un doberman? Pues sigue leyendo este artículo para conocer todos los detalles sobre este increíble can y, de esta forma, darle los mejores cuidados que merece. Es una raza de can bien elegante, poderoso, inteligente y increíble, tiene el pelaje corto y una figura fuerte y afinada. A continuación, en unComo te mostramos de qué manera cuidar de un dorberman para que esté informado sobre todas las medidas que debes tener en cuenta para asegurar su buena salud y bienestar en todo momento.

Pasos a proseguirse:

Lo primero que debes hacer es llevar a tu can al veterinario para una revisión completa y que le administre las vacunas pertinentes. Además, con controles frecuentes, el especialista podrá valorar y controlar si existe algún signo preocupante en su desarrollo. Podrá ver si presenta algún trastorno como el síndrome de Wobbler, una malformación de las vértebras del cuello o miocardiopatía o agrandamiento del corazón. Ambas enfermedades frecuentes de la raza y lo mejor es saber si tiene estos inconvenientes cuanto antes.

Uno de los cuidados más esenciales es la alimentación. Has de darle comida de alta calidad con granos de arroz integral y carne. Su ración de comestible va a depender de su nivel de actividad física, peso y edad. Hasta que cumpla un año, vas a deber darle de comer pienso para cachorros para que consiga los nutrientes precisos para su desarrollo; en el siguiente artículo puedes ver de qué manera nutrir a un doberman cachorro. Si hay un aumento muy acelerado del peso, posiblemente el veterinario aconseje dejar ese pienso por su elevado aporte de calorías.

Cómo cuidar a un doberman - Paso 2

Desde que tu doberman sea pequeño, debes dedicar tiempo a su educación. Enséñale buen comportamiento para que adquiera obediencia conforme medre. Es una raza muy inteligente y las órdenes de abajo, quedarse quieto o sentarse las aprenderá sin inconveniente usando el refuerzo positivo siempre y en toda circunstancia y con mucha paciencia.

Tiene un carácter muy cabezota y vas a deber dedicar sacrificios a que te siga como líder y no actúe por su cuenta. Puede ser recomendable que asistas a clases de entrenamiento para socializarlo desde pequeño. Cuando un doberman se acostumbra a vivir solo en el momento de salir a la calle y relacionarse con otros perros, puede ponerse pendiente por ese poderoso instinto de protección intrínseco. Si lo llevas a clases, estas serán útiles para tener esa confusión controlada cuando se relacione con más gente o perros.

Descubre más detalles en el artículo Cómo educar a un doberman.

Cómo cuidar a un doberman - Paso 3

Tendrás que ejercitar a tu doberman para que se sostenga en forma. Debes procurar que haga cierto ejercicio al menos un par de veces al día. Aunque lo saques a dar largos paseos, tu cánido precisará correr en alguna zona segura para arrancar sus largas y afinadas extremidades y sacar toda esa energía amontonada. Un buen momento para que tu can se ejercite es por medio de las sesiones de juego, usa una pelota o cualquier otro juguete que le guste. Incluso si eres amante del running o de la bicicleta, podrías hacer deporte con él.

Cómo cuidar a un doberman - Paso 4

Respecto el baño y el cepillado, ya te adelantamos que no requieren grandes atenciones. Los doberman si son bien alimentados y se les cepilla el pelo de forma usual, no precisarán muchos lavados. Pero cuando desees hacerlo, como mucho debes hacerlo una vez al mes por el hecho de que se le resecará le piel, reduciendo los aceites naturales de su pelaje. Debes emplear un jabón suavísima y asegúrate de enjuagar realmente bien a tu mascota. El olor algo fuerte de tu mascota posiblemente se deba a una dieta inadecuada, no a que esté sucio. Incluso si notas la piel enrojecida, seca, o el pelaje opaco y fino, asiste al veterinario de forma inmediata para valorar si existe algún inconveniente de salud como hipotiroidismo o cualquier otro. Por su pelaje plano, no vas a deber preocuparte demasiado, en tanto que es muy simple de adecentar; bastará con emplear un cepillo suave una vez a la semana.

Otro aspecto esencial para cuidar de tu doberman es su salud bucal. Con una buena alimentación, estarás dando los pasos recomendables para que sus dientes y encías estén sanos y su aliento sea agradable. También es recomendable que emplees juguetes para masticar, de verdad, los huesos de carne son idóneos para ejercitar su dentadura y conseguir que esté fuerte, saludable y limpia. Deberías habituarlo desde pequeño a lavarle los dientes en casa con algún cepillo singular para que no suponga un inconveniente de adulto.

Cómo cuidar a un doberman - Paso 6

Y para finalizar, no olvides sostener sus uñas cortadas. Las patas de los doberman son largas con grandes nudillos y es esencial que sus uñas no medren demasiado y se desfiguren. El truco es cortarlas antes que sean demasiado largas, haciéndolo poquito a poco una vez a la semana. Es una costumbre que debe tener desde pequeño y cuanto más usual, mejor. Puedes emplear un cortador de uñas singular para perros y llevar cuidado en recortar de forma limpia la uña. Con cada corte, dale un buen premio por su buen comportamiento. Otra forma de recortar las uñas es con una lima singular, es un proceso más simple para tener sus uñas bien alineadas y tu doberman se habituará sin inconveniente.

Si quieres leer más artículos similares a Cómo cuidar de un doberman, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Productos relacionados