Cómo cuidar un piercing en la lengua

Los piercings son considerados, por muchas etnias y civilizaciones, un acto de embellecimiento anatómico que, además de esto de distinguir a un individuo por su estética, refleja algún género de valor espiritual y/o religioso. Sin embargo, actualmente, esta práctica está de tendencia en todas las esferas de nuestra sociedad y es, en pleno siglo XXI, una tendencia mainstream.

La lengua es una de las zonas más demandadas por aquellos que desean hacerse un piercing, no obstante, además es una de las zonas más frágiles del cuerpo. Si a ti además te agrada este género de manifestación estética y has decidido hacerte un piercing en la lengua, es esencial que sepas qué cuidados debes tener en consideración para que el resultado sea 100% positivo y seguro. A continuación, en Sabioz, te explicaremos detalladamente de qué manera cuidar un piercing en la lengua con una guía de cuidados pasito a pasito.

Tipos de piercing en la lengua

Si quieres hacerte un piercing en la lengua, has de saber que hoy puedes ornamentar esa zona de la forma más diversa y original. En horizontal o vertical, los géneros de piercing en la lengua más conocidos y pedidos son:

  • Tradicional: para el piercing en la lengua tradicional, se realiza una perforación vertical justo en el centro de la lengua donde, más tarde, irá la joya de ornamento.
  • En la punta de la lengua: el piercing en la punta de la lengua se realiza verticalmente, justo en la terminación de semejante órgano.
  • Horizontal: es el que se realiza atravesando la lengua en su totalidad en sentido horizontal (de un lado a otro).
  • Surface: es una pluralidad de piercing horizontal en el que la perforación no atraviesa la totalidad de la lengua y es algo más superficial.
  • Sublingual: se realiza perforando el frenillo de la lengua horizontalmente.
  • Viper: consiste en la realización de dos perforaciones verticales a los dos lados de la lengua.

Imagen: Pinterest

Piercing en la lengua: cuidados

Una recomendable higiene bucal es la clave para lucir un piercing en la lengua libre de inconvenientes. A continuación, te descubrimos los cuidados básicos que debes aplicar a tu piercing en la lengua para evitar inconvenientes o incidentes que ralenticen el periodo de cura y cicatrización. Así es de qué manera cuidar un piercing en la lengua:

  • Antes de tocar la zona del piercing: lo más esencial es que te laves bien las manos y elimines de estas todo género de gérmenes o bacterias antes de tocarte la lengua. De lo opuesto, el piercing en la lengua duele más, puede llegar a inficionarse o puede cicatrizar mal.
  • Limpiar la zona del piercing diariamente: es esencial que realices esta limpieza múltiples veces al día (preferiblemente tras las comidas). Si lo quieres, puedes realizar una solución salina casera empleando sal marina diluida en agua y adecentar con ella la zona al menos 2 veces al día.
  • Lavarte los dientes: posiblemente suene obvio, pero si quieres aprender cómo cuidar un piercing en la lengua has de saber que lo ideas sería lavarte los dientes con un cepillo eléctrico tras cada comida y un mínimo de 3 veces al día. De este modo, evitarás que los gérmenes que cobija tu dentadura puedan trasferirse a la lengua. Por supuesto, además debes aplicar un enjuage bucal sin alcohol para evitar la irritación y además hipersensibilidad en la zona.
  • Utilizar un aerosol bucal aséptico: el uso de este género de productos, podrán garantizarte al 100% la desinfección de dicha zona.
  • No fumar: el uso del tabaco está completamente prohibido si quieres que el proceso de curación de tu lengua llegue a buen fin. En este artículo sobre Trucos para parar de fumar sin ansiedad descubrirás una larga lista de pautas que pueden resultarte útiles en el momento de separar el tabaco.
  • No consumir alcohol: como ocurre con el tabaco, el consumo de alcohol es completamente contraproducente cuando tu lengua se encuentra todavía en periodo de cicatrización.
  • Evita las comidas picantes y ácidas: además de esto, además es recomendable que elimines las comidas preparadas con ingredientes que puedan alterar el ph de la lengua. Lo mismo ocurre con aquellas que, por su textura o dureza, requieren un sacrificio ayudar en el momento de masticar. Si quieres aprender cómo cuidar un piercing en la lengua, has de saber que lo mejor será comer blando durante los primeros días.

 

Cómo saber si mi piercing en la lengua está inficionado

La ubicación de la lengua en un ambiente húmedo y en progresivo contacto con agentes externos como el alimento, hace que dicha zona sea medio de proliferación para bacterias y gérmenes que pueden provocar infecciones. Si crees que no has tenido el suficiente cuidado en el momento de adecentar la zona y empiezas a sentir que el piercing en la lengua duele, es esencial que tengas presente los próximos puntos:

  • Aparición de pus en la zona del piercing: es un síntoma claro de infección. Si notas que de alguna zona de la lengua supura un líquido blanquecino, verdoso o amarillento, no hay duda de que se trata de una infección.
  • Inflamación y dolor prolongado: la lengua tarda en cicatrizar un plazo que fluctúa entre las 6 y las 8 semanas como máximo. Toda molestia que vaya alén de ese tiempo, apunta un posible inconveniente de infección. En el siguiente artículo de Sabioz, te asistimos a reducir la inflamación causada por un piercing en la lengua.
  • Irritación en la lengua: si sientes que la zona está irritada y esto causa complicad en el momento de tragar, como un dolor agudo que llega a ser insoportable, no hay duda de que tu piercing en la lengua está inficionado.
  • Hemorragia: si se da una hemorragia que genera un sangrado muy frecuente en la lengua, quiere decir que hay infección.
  • Cambio de color de la lengua: el último síntoma de infección de la lengua es este, pues si el tono frecuente de tu lengua cambia cara un color amarillento, verde, o incluso negro o morado, quiere decir que tu piercing en la lengua está inficionado.

En el siguiente artículo de Sabioz, te explicamos Cómo sanar un piercing inficionado en la lengua. Sin embargo, la solución más eficaz frente a la aparición de estos síntomas será ir al médico de cabecera inmediatamente. Si tu piercing en la lengua duele mucho, supura un líquido extraño o resulta molesto, no vaciles en acudir a un profesional. Recuerda que, si quieres hacerte un piercing en la lengua, debes ponerte siempre y en todo momento a cargo de un profesional especializado y cualificado conforme la normativa actual.

Este artículo es meramente informativo, en Sabioz no tenemos capacitad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún género de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier género de condición o malestar.

Si quieres leer más artículos similares a Cómo cuidar un piercing en la lengua, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Deja un comentario