Cómo cultivar arándanos

Plantar arándanos en casa es buena idea en tanto que el proceso es fácil, su cuidado es realmente simple y conseguirás un rico fruto con alto contenido en vitaminas, para nutrir a grandes y pequeños. Los frutos nacen de pequeños arbustos sólidos, idóneos para cultivar en cualquier huerto urbano que además de esto dará colorido a tu jardín por medio de sus vistosos frutos azules y su bonito follaje. ¿Quieres saber más? Entonces, no dejes de leer el siguiente artículo de Sabioz.com.

En nuestra sección de jardinería hoy te contamos de qué forma cultivar arándanos, una preciosa composición invernal que te dará deliciosos frutos silvestres. Cultivar un arándano es una labor fácil, pero como en todo trabajo de jardinería que se precie, vas a deber tener en consideración aspectos básicos y esenciales para su buen y sano desarrollo y desarrollo.

Pasos a proseguirse:

Los arándanos pertenecen a la familia de las ericaceas, un género de planta subarbustiva como el madriño, el brezo o la gayuba. Este particular arbusto cuenta con más de 450 especies en las zonas más frías de Europa, América y Asia. Cultivar este género de planta tiene un interés singular en tanto que da frutos silvestres comibles y, al tiempo, su vivacidad a lo largo del otoño y el tono de sus hojas hace que sea idónea para la decoración del hogar. Entre las principales variedades de arándanos destacan los productores de frutos más sabrosos como el Bluecrop, el Patriot o el Earliblue, entre otros muchos.

En unComo te contamos los beneficios de los arándanos para que veas lo saludables que pueden ser.

¿Cómo son los arándanos? Las plantas están compuestas por unas bonitas hojas de color verde, con mucho brillo y, aunque normalmente son planas, también podemos localizarlas dentadas. En cuanto a las flores del arándano, habitúan a ser de color blanco, aunque las puedes localizar, también, de colores rosas, púrpuras o colorados.

Sus frutos pueden recogerse, en tanto que son comibles en crudo y, también, podrás preparar con ellos ricas compotas, mermeladas, jugos o conservas variadas. Todo un placer. En unComo te damos la receta de la mermelada de arándanos para que empieces a disfrutar de su impecable sabor.

Cómo cultivar arándanos - Paso 2

Como cualquier planta silvestre, el arándano está acostumbrado a crecer en lugares sombreados, no obstante, si piensas en plantar un arándano en casa has de saber que van a dar mejores frutos y rendirán más si les da algo el sol. Por ello, lo más conveniente es poner el arbusto en una zona de semisombra.

Otro aspecto que debes tener en consideración es que el arándano precisa luz – aunque no toda directa – pero no soporta el viento, con lo que resulta necesario proteger o proteger el arbusto por medio de empalizadas o setos.

Su preferencia son los tiempos húmedos, por delante de los secos y les chifla la repercusión del mar. Así que el mejor tiempo para cultivar un arándano es entre temperado y frío, esto es, el que se identifica por tener días no calurosísimos y noches frescas. Debes tener en consideración que, siendo un arbusto silvestre, el arándano soporta las heladas del invierno, en tanto que es una planta de frío. Las bajas temperaturas, contribuyen a que no se adelante la floración y, por su lado, dejan que esta sea más rebosante, uniforme y preciosa.

Cómo cultivar arándanos - Paso 4

Si la zona donde radicas y donde vas a plantar el arándano es lluviosa, no hará falta regar el arbusto. Eso sí, durante los días más calurosos del verano el riego será preciso. Procura que el agua que le aportarás al arándano esté libre de cloro, calcio o sodio. Si vas a hacer una gran plantación de arándanos, lo recomendable es emplear el riego por goteo, para que el arbusto aproveche totalmente los nutrientes del agua.

Aunque existen distintas técnicas de plantación, debemos resaltar las tres más usadas:

  • Plantas con raíces: las mismas raíces hacen de este procedimiento el más seguro y eficaz, en tanto que se amoldarán más veloz al terreno, dando arbustos de mayor calidad y libres de enfermedades.
  • Esquejes: deben recogerse a fines de verano ramas tiernas de unos 10 cm y plantarlas a fines de otoño, preparando la tierra anteriormente con hoyos de 5 cm de profundidad. Planta cuantos más esquejes mejor (separados entre ellos entre 140 y 150 cm). Aquellos que consigan echar raíces generarán frutos a fines de verano.
  • Acodo: procedimiento que debe emplearse durante la mitad o el final del verano. Debes doblar una de las ramas tiernas del arándano y plantar en el suelo la punta (unos 6 cm). Esta propia rama generará más raíces que traerán consigo un nuevo arbusto. Es esencial que las apartes cuando pase el primer año y que pongas el arándano en su espacio de desarrollo terminante.
Cómo cultivar arándanos - Paso 6

Es esencial podar los arándanos y prepararlos para asegurarte del buen desarrollo y desarrollo de los arbustos de cara a las próximas temporadas. Hay diferentes géneros de podas:

  • Poda de flores: debe realizarse durante los dos primeros años. Cortando las flores conseguirás que el arándano medre.
  • Poda de mantenimiento: eliminación de ramas excedentes para que el arbusto se airee y tenga una mejor imagen. Se debe realizar a lo largo del invierno.
  • Poda de fructificación: debe realizarse desde el tercer año, para quitar las ramas que tienen unos años de producción, en tanto que son viejas y los frutos normalmente medran en las ramas más jóvenes.

Recuerda que el cuidado y buen mantenimiento de la tierra y del arbusto es imprescindible para cultivar una planta silvestre como es el arándano.

Si quieres leer más artículos similares a Cómo cultivar arándanos, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Jardinería y plantas.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario