Cómo cultivar rosas azules

Las rosas azules se tratan de una especie de flores desequilibradas por el humano, en tanto que en la naturaleza no existen pigmentos con ese tono que las doten de ese color. Son rosas muy hermosas que se han ido popularizando con el tiempo y cuya patente tiene una compañía nipona que las alteró genéticamente. Saber de qué forma cultivarlas en casa hará que podamos disfrutar del placer de ornamentar nuestra terraza o jardín con esta increíble especie de rosa y, para esto, deberemos proseguirse unos pasos en su cultivo. Para saber de qué forma cultivar rosas azules en tu hogar, presta atención a este artículo de unComo.

Pasos a proseguirse:

Lo primero que debemos hacer es conseguir esta flor cambiada artificialmente y, para esto, deberemos recurrir a viveros de plantas, floristerías o adquirirlas en línea. No esencial donde la adquieras, siempre y en todo momento y cuando se traten de ejemplares sanos de especies patentadas, pues es la única forma de conseguir que medren en tu jardín.

Cómo cultivar rosas azules - Paso 1

La estación más recomendable para comenzar el cultivo de las rosas azules es la primavera. Una vez tengamos las rosas azules adquiridas anteriormente, debemos remojarlas entre 24 y 48 horas para que recobren su humedad y podamos proceder a su cultivo.

Escogeremos una zona en la que le dé el sol con una mayor frecuencia y cuyo suelo esté bien drenado. Deberíamos abonar primero la tierra donde vayamos a plantar las rosas ayudándonos con una azada y con abonos singulares para este género de flores. Si quieres hacer tu fertilizante, puedes consultar el artículo Cómo hacer abono natural.

Cómo cultivar rosas azules - Paso 3

Con la tierra ya abonada y elegida la zona a plantar, realizamos pequeños hoyos de unos sesenta centímetros donde añadiremos tierra para crear un montículo en todos y cada uno de ellos de ellos y agregar la rosa azul a una distancia de 90 cm la una de la otra. Acto seguido, cubrimos las raíces y las regamos con rebosante agua, continuando este riego cada dos semanas con una manguera. También deberemos salpicar las rosas cada 15 días a primera hora de la mañana para que se mantengan húmedas.

A los tres meses de su plantación, las rosas azules hay que fertilizarlas. Para ello, utilizaremos fertilizantes singulares para rosas. Tenemos que asegurarnos de que no crece maleza a su alrededor y, de hacerlo, debemos quitarla toda para que no entorpezca el desarrollo de estas flores tan frágiles.

Será al inicio del verano, a mitad de junio, cuando empiecen a florecer y las deberemos ir podando a lo largo del verano. Para ello, vamos a cortar sus ramas por la mitad con el objetivo de recolectarlas. Así ya podrás tener tu ramo de rosas azules listo y decorar las estancias de tu casa como se decora el jardín con su cultivo. En el siguiente artículo puedes ver con detalle Cómo y en qué momento podar las rosas.

Cómo cultivar rosas azules - Paso 6

Recomendamos el cultivo de la rosa azul en casa ya que esta especie es difícil de conseguir si lo que queremos es que forme una parte de nuestra decoración. Como toda rosa, se trata de una flor muy frágil que precisa de unos cuidados muy precisos y un mimo singular. Pese a contar con pinchos en su tallo, no la hace una flor fuerte, sino al revés. Con un tanto de técnica y consiguiendo estas flores anteriormente, podremos plantarlas en casa dando lugar a un jardín bello de rosas azules que podrás combinar con las tradicionales en rojo, rosa o blanco al tiempo.

Además, te invitamos a descubrir en el siguiente artículo Cuál es el significado de las rosas azules.

Si quieres leer más artículos similares a Cómo cultivar rosas azules, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Jardinería y plantas.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario