Saltar al contenido

Cómo dar jarabe a un gato

19 mayo, 2022
Cómo dar jarabe a un gato

La administración de fármacos en gatos no es labor simple, pero si tu gato debe comenzar un tratamiento vas a deber aprender la forma más fácil de darle la medicación que requiera. Si para que tu gato se ponga bien precisa algún género de jarabe, te invitamos a que sigas leyendo para que no tengas ningún inconveniente. En Sabioz.com te contamos de qué forma dar jarabe a un gato.

Pasos a proseguirse:

Generalmente es sensiblemente más fácil dar fármacos líquidos que pastillas a un gato, aunque es verdad que cada gato tiene un nivel de tolerancia a la administración de fármacos. Para comenzar debes tener en cuenta que los jarabes tienen un olor realmente fuerte y habrá que ocultar un tanto con algo de comida húmeda. Es una buena recomendación para mezclar con el jarabe y a tu gato le llamará la atención.

Coge un cuenco, elige un paté que sea sabrosísimo, pon la dosis de jarabe recetada y después cubre por completo con el alimento húmeda. Verás como tus gatos se aproximarán con mucha curiosidad y rebañarán el recipiente.

Cómo dar jarabe a un gato - Paso 1

Otra forma de dar jarabe a un gato es con una jeringa de plástico si el líquido no es demasiado espeso puede ser un buen procedimiento para administrarle esta medicación. Tendrás que poner la dosis precripta en la jeringa (sin aguja), coger a tu gato en brazos, coger su morro y mantenerlo inclinado cara arriba. No hará falta que le abras la boca, bastará con introducir la punta de la jeringa por un costado de la boca y de forma cuidadosa se va apretando para que vaya tragando el líquido sin riesgos.

Debes tener mucho cuidado por el hecho de que mientras que sienta el jarabe puede sentir el impulso de no querer tragarlo y ante todo no debes introducir muy veloz el fármaco por el hecho de que podría desviarse a los pulmones.

Cómo dar jarabe a un gato - Paso 2

Se acostumbra a apreciar que los líquidos son una forma muy veloz, simple y eficaz de dar fármacos a felinos pero si se hace con poco cuidado puedes tener algún susto. De hecho, el jarabe acostumbra a ser un formato que los gatos rechazan con mucha sencillez, puede ocurrir que una vez le introduzcas el jarabe en la boca, empiecen a devolver y hacen un sinnúmero de espuma por la boca.

Es una reacción de rechazo y desagrado extrema, en un caso de esta forma, se aconseja que diluyas el jarabe con un tanto de agua y vuelvas a procurar administrarle con la jeringa la medicación.

Una última recomendación para darle un jarabe a tu gato es que emplees la técnica de la momificación consistente en envolver a tu gato en una toalla. Es un truco que te ayudará a sostener a tu gato quieto y además incluso más relajado y seguro. Tienes que tapar todo el cuerpo de tu gato, y dejar su cabeza al descubierto; es un procedimiento realmente útil para dar todo género de fármacos, incluyendo un jarabe. Al tenerlo envuelto de esta forma, evitarás que haga tracción, te arañe o que se escape.

Puedes ponerlo sobre una superficie elevada para que puedas mantenerlo con una mano y con la otra coger la jeringa. Si no puedes solo, pide ayuda a alguien para que sostenga a tu gato, mientras que introduces la jeringa en el costado de su boca. Recuerda que al final debes darle un buen premio por su colaboración, acaríciale y hazle saberlo bien que lo has hecho.

Cómo dar jarabe a un gato - Paso 4

Si quieres leer más artículos similares a Cómo dar jarabe a un gato, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Productos relacionados