Cómo depilarse las axilas con cuchilla

Lucir unas axilas bonitas, cuidadas y libres de vello es algo imprescindible para muchas de nosotras, pues de esta forma podemos llevar nuestras camisas y vestidos sin mangas con completa seguridad y sin temer el hecho de tener que levantar los brazos en público. Cuando se trata de dejar las axilas absolutamente suaves y sin pelo, podemos recurrir a diferentes métodos, pero, sin duda, cuando precisamos una técnica veloz que nos deje estar listas en poquísimos minutos, la cuchilla se convierte en nuestra salvadora. Ahora bien, como sabemos, es un procedimiento de poca duración y que puede causar irritaciones si no se realiza de forma recomendable. Por ello, en el artículo de unComo, vamos a mostrarte todo lo que debes tener en cuenta en el momento de depilarte las axilas con cuchilla, de esta forma disfrutarás de un acabado perfecto y de un buen afeitado.

Pasos a proseguirse:

La cuchilla es uno de los métodos más empleados para depilar las axilas y dejar esta parte del cuerpo libre de vello en solo unos segundos. Y es que a diferencia de otras técnicas depilatorias, la rasuradora no causa dolor y es muy veloz, permitiéndote estar lista en poquísimos minutos. Sin embargo, tiene bastantes inconvenientes como que no arranca el pelo de raíz y, por este motivo, la duración de la depilación es mínima, además de esto de que, en función de de qué manera se uses, puede causar irritaciones, enrojecimiento, granos, la aparición de vellos encarnados y también incluso de máculas oscuras en la piel.

Por todo ello, es muy esencial que no nos depilemos con la cuchilla de cualquier forma, sino resulta conveniente hacerlo adecuadamente y tener cuenta consejos como los próximos antes de comenzar con la rasuración:

  • Compra cuchillas que sean específicas para mujeres, pues estas están de manera perfecta adaptadas para rapar el vello del cuerpo femenino. En ningún caso, uses las cuchillas de afeitado de los hombres de casa.
  • Prefiere aquellas que tienen dos o tres cuchillas en el cabezal y que llevan integradas bandas humectantes. Así tu piel sufrirá menos y conseguirás una mejor depilación.
  • Elige cuchillas que sean de calidad y de marcas reconocidas, aunque sean un tanto más caras.
  • Cambia la cuchilla habitualmente y deséchala tras tres usos, como máximo. Así mismo, no olvides secar realmente bien el cabezal cuando termines de emplearla para evitar que se oxide.
Cómo depilarse las axilas con cuchilla - Paso 1

La rasuración en seco puede ser fatal para la piel, pues esta puede irritarse con mucha sencillez. Así que lo mejor es que depiles las axilas con cuchilla cuando tu piel se encuentre húmeda, cuando estés en la ducha, por poner un ejemplo, es el momento idóneo para hacerlo. Con el agua templada, los poros de la piel estarán más abiertos y el pelo más suave, con lo que será más simple de recortar.

No obstante, como hemos comentado anteriormente, uno de los principales inconvenientes de la depilación con cuchilla es la aparición de vellos encarnados, esto es, de esos pelos que no medran adecuadamente y se quedan sepultados bajo a la piel sin llegar a la superficie. Para evitarlos, si dispones de tiempo, te invitamos a que antes de pasar la cuchilla exfolies las axilas para quitar las células fallecidas amontonadas y facilitar la eliminación del vello. Tan solo vas a deber aplicar la loción por medio de masajes circulares y retirarla con rebosante agua templada, para hacerlo puedes emplear un exfoliante comercial o realizar el tuyo siguiendo ciertas recetas que te mostramos en el artículo Cómo hacer exfoliantes caseros para el cuerpo.

Cómo depilarse las axilas con cuchilla - Paso 2

Una vez estés lista para comenzar con la depilación, y recuerda hacerlo siempre y en todo momento sobre la piel húmeda, solo debes aplicar en las axilas una cantidad desprendida de gel o espuma específicos para la rasuración y pasar la cuchilla en dirección contraria al desarrollo del vello para conseguir buenos resultados. Aunque si tu piel es altamente sensible y tiende a la irritación y el enrojecimiento, entonces te invitamos a que lo hagas siguiendo el mismo sentido de su desarrollo. Ve enjuagando la cuchilla tras cada trazo y repite el proceso hasta el momento en que la zona quede absolutamente suave y sin indicio del vello. También es esencial que no pases las cuchilla haciendo demasiada presión sobre las axilas, ya que con esto podrías favorecer que las bacterias de la piel entrasen en los folículos del pelo y diesen lugar al sufrimiento de foliculitis.

Para concluir, retira enjuaga la zona con rebosante agua templada y, cuando salgas de la ducha, sécala bien con una toalla limpia.

Cómo depilarse las axilas con cuchilla - Paso 3

Para evitar que tras la depilación, la piel se enrojezca o aparezcan granos, es esencial que la hidrates las axilas con una crema anatómico nutritiva o con algún producto natural enormemente hidratante, como por poner un ejemplo el aloe. Además de esto, para no sufrir picores y escozor, te invitamos a que no apliques el desodorante hasta el momento en que no pasen varios minutos y que evites aquellos que tienen alcohol en su composición.

¡Listo! Con estos consejos, tus axilas quedarán de manera perfecta depiladas y estarás lista para levantar los brazos cuando desees y disfrutar de todos los momentos con completa seguridad.

Cómo depilarse las axilas con cuchilla - Paso 4

El resultado final de la depilación también depende en gran medida de de qué manera se encuentren las axilas, esto es, de si la piel está bien cuidada y también hidratada. Por ello, ahora vamos a darte determinados consejos que te ayudarán a sostener tus axilas perfectas, suaves y bonitas, apúntalos y ponlos en práctica desde este instante:

  • Lava las axilas día a día con agua y un jabón aséptico para evitar una acumulación y también bacterias que acabe generando mal olor.
  • Exfolia las axilas una vez a la semana para adecentar la piel en profundidad y mantenerla suave.
  • Hidrata las axilas con una crema anatómico tras la ducha de la misma forma que lo haces con el resto de partes del cuerpo.
  • Evita el uso de desodorantes con alcohol y, en su lugar, elige aquellos con fórmulas más hidratantes y suaves. Ten en cuenta que los desodorantes roll-on o en crema no resecan tanto la piel como los que se venden en aerosol.
  • Si la piel de tus axilas luce obscura y opaca, te invitamos a que, además de esto de todos los cuidados precedentes, recurras a determinados tratamientos que te mostramos en el artículo Cómo desmanchar las axilas.
Cómo depilarse las axilas con cuchilla - Paso 5

Si quieres leer más artículos similares a Cómo depilarse las axilas con cuchilla, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario