Cómo empapar a mi cánido con bicarbonato

Hay muchas formas de empapar a un cánido. Los champús son el denominador común en la mayoría de las casas, pero hay otros productos con los que puedes asegurar la buena higiene de tu amigo canino. Por ejemplo, el bicarbonato es una alternativa fantástica que muchas personas ignoran y deberían tener muy presente.

Más allá de sus múltiples usos en la limpieza del hogar y en la cocina, el bicarbonato de sodio es además un excelente compuesto con el que empapar a un cánido, pues te ayuda a deshacerte de los malos olores en tu mascota y da una limpieza fenomenal en su cuerpo. Por todo ello, en Sabioz, resolvemos la duda “¿de qué forma empapar a mi cánido con bicarbonato?” para que puedas darle un baño a tu mascota de forma simple, eficaz y económica.

Cómo empapar a mi cánido con bicarbonato: pasito a pasito

Si quieres darle una ocasión al baño con bicarbonato y descubrir su eficiencia para dejar a tu mascota limpia y con buen olor, en Sabioz te contamos el pasito a pasito para que sepas de qué forma empapar a tu cánido con bicarbonato con seguridad tanto para ti para tu compañero:

  • Calienta en torno a un litro de agua. ¡Vigila la temperatura! Espera a que esté tibia para no quemar a tu cánido.
  • Echa 3 cucharaditas de bicarbonato de sodio en el agua y mezcla.
  • Con la mezcla resultante, enjuaga a tu cánido por todo el cuerpo. Hazlo con cariño y dedicación para que no se ponga inquieto ni pase un rato desapacible.
  • Utiliza el champú con el que lavas con frecuencia a tu mascota y dale un nuevo baño con el tiempo preciso para dejar que la mezcla precedente actúe de manera eficaz.
  • Finalmente, enjuaga al cánido durante un buen rato para asegurarte de lavar cualquier indicio de la mezcla y del champú de su cuerpo.
  • De esta forma, conseguirás un baño más efectivo y te vas a olvidar de los malos olores en casa. Los perros no requieren bañarse tan seguido como los humanos, en nuestro artículo Cada cuánto empapar a un cánido descubrirás la forma más saludable de darle baños a tu mascota.

    Cómo empapar a mi cánido con bicarbonato en seco

    Es muy habitual descubrir que nuestro piloso se ha ido a dar un camino y ha regresado sucio, a pesar de haberlo bañado poquitos días antes. Sus travesuras pueden causarnos frustración, pero para ahorrarle a tu cánido un nuevo baño, tienes la alternativa de bañarlo en seco con bicarbonato. Es una forma realmente útil de limpiarlo si no tienes un buen tiempo de hacerlo.

    Te recomendamos algunos pasos a proseguirse para empapar a tu cánido con bicarbonato en seco:

    • Espolvorea el polvo de bicarbonato por su cuerpo, protegiendo en todo momento su cara. Es esencial que el bicarbonato no entre en contacto con sus ojos, morro, lengua y boca. Asimismo, debes evitar que entre en sus orejas.
    • Con un cepillo, extiende y frota el bicarbonato por su piel. Hazlo suavemente para no dañar su pelo y para que el baño le resulte gratificante.
    • Espera entre unos 2 y 5 minutos para que los polvos hagan su efecto. Es esencial que el cánido no se restriegue por la bañera o el lugar en el que lo lavas en este tiempo.
    • Por último, coge un nuevo cepillo (o limpia por completo el que has empleado anteriormente) y ve quitando el bicarbonato de su cuerpo. Si has seguido adecuadamente todas estas indicaciones, verificarás enseguida el éxito del baño por el buen olor que desprenderá y la brillantez de su pelo.

    ¿Tu cánido es de esos que odian el agua? No te preocupes, en Sabioz te damos más opciones para que sepas Cómo empapar a un cánido sin agua.

    Más usos del bicarbonato para perros

    El bicarbonato de sodio es un compuesto realmente útil para empapar a un cánido, pero lo mejor es que tiene todavía más usos para tu mascota. Con el bicarbonato, puedes lavar sus juguetes, su zona de reposo, adecentar sus necesidades, suprimir su olor del turismo y de los muebles del hogar. Aquí te contamos todos los usos del bicarbonato de sodio para los perros.

    Lavar los juguetes

    Además de sostener la casa pulcra, adecentar los juguetes de tu cánido habitualmente es esencial para que no contraiga alguna enfermedad por la infinidad de bacterias que pueden coger del suelo y otras zonas en las que pueda jugar (balcón, jardín, patio).

    La fórmula es muy similar a la de empapar al canino: mezcla unas tres cucharaditas de bicarbonato con agua y, con la mezcla, lava cada juguete. También puedes prescindir del agua y echar los polvos sobre los objetos. Pasados 10-15 minutos, cepíllalos hasta el momento en que desaparezca el bicarbonato y la suciedad.

    Limpiar la cama de tu cánido

    En función de los tejidos y las indicaciones de lavado de su cama, vas a deber introducir la cama en la lavadora a la vera de una pequeña cantidad de vinagre blanco. Una vez seca, usa el bicarbonato de la misma forma que con los juguetes: echa el polvo, espera unos minutos y cepilla la cama hasta suprimirlos por completo.

    Limpiar sus necesidades

    Si el cánido no ha podido soportarse y ha hecho sus necesidades fuera de la zona habilitada de la casa o antes de salir a la calle, además puedes utilizar el bicarbonato para estos inevitables accidentes: lava la zona con agua, deja que se seque y espolvorea bicarbonato sobre ella. Una vez haya hecho su efecto, cepilla el suelo y estará de nuevo impecable. Este truco además marcha para adecentar las heces y la orina de las alfombras.

    Eliminar el olor a cánido del turismo

    Si tu cánido se desplaza con frecuencia contigo en turismo, es muy fácil sostener un olor agradable en el vehículo. Tan solo precisas meter un tanto de bicarbonato de sodio en una caja y ponerla en una zona fuera del alcance del cánido. Abre las ventanas para que el turismo airee y repite este procedimiento semana a semana para sostener los malos olores alejados de tu turismo.

    Quitar el olor a cánido de los muebles

    Muchos perros descansan y duermen en el sofá o incluso en alguna cama del hogar. Con el paso de los días, pueden dejar su olor empapado en esas zonas, más todavía si se moja por la lluvia o se ensucia en uno de sus paseos. Ante esta situación, es suficiente con esparcir un tanto de bicarbonato en el mueble en cuestión, dejar que actúe unos minutos y suprimir los polvos con un cepillo o una aspiradora.

    Alivia las picaduras de abeja

    En ocasiones, nuestras mascotas meten el morro y las patas por donde no los han llamado. La curiosidad les sale cara y acaban con una picadura de abeja o bien otro animal.

    Es doloroso de ver, pues los humanos sabemos cuánto duelen estas picaduras. Puedes acudir a calmar el dolor de tu mascota con bicarbonato: solo vas a deber cerciorarte de que has sacado el aguijón, adecentar la herida y preparar una pasta de bicarbonato con un tanto de agua. Aplícala sobre la herida para calmar el dolor y repite el procedimiento múltiples veces las primeras horas tras la picada.

    Si tu cánido ha traído pulgas a casa, el bicarbonato además puede asistirte. Consulta nuestro artículo Cómo suprimir las pulgas con bicarbonato y entérate de más.

    Si quieres leer más artículos similares a Cómo empapar a mi cánido con bicarbonato, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Mascotas.

    Deja un comentario