Cómo emplear el amaranto para adelgazar

Adelgaza de forma natural gracias al amaranto. Este grano es muy similar en su aspecto a la quinoa pero contiene un mayor valor nutricional y un enorme factor saciante que resulta ideal para los regímenes de adelgazamiento. También se trata de un ingrediente ideal para los celíacos pues es libre de gluten para los pacientes con el colesterol alto en tanto que ayuda a regularlo en la sangre. Los aztecas fueron los primeros en tomar este grano en su alimentación y, de verdad, hoy en día es un ingrediente que la NASA eligió como perfecto para los astronautas debido a su alto contenido nutricional. En este artículo de unComo vamos a contarte de qué manera emplear el amaranto para adelgazar indicándote tanto las propiedades que contiene como las formas que tienes de incluirlo en tu dieta.

Pasos a proseguirse:

El amaranto es uno de los granos más valiosos que hay pues contiene grandes nutrientes esenciales para el perfecto funcionamiento de nuestro organismo. Pero, además de esto de ello, en sus muchas propiedades también encontramos ciertas que son ideales para asistirnos a bajar de peso y conseguir perder esos kilos de más. A continuación vamos a listarte los beneficios del amaranto para adelgazar que te ayudarán a entender por qué pueden servirte de ayuda.

Carbohidrato de absorción lenta

Este grano libera hidratos de carbono pero, a diferencia de los simples, su absorción en nuestro organismo es lenta, o sea, durante el día podremos ir cogiendo sus calorías para transformarlas en energía y, así, poder aprovechar al máximo su contenido nutricional. Esta propiedad es idónea para las personas atletas o que adiestren en el gimnasio en tanto que conseguirán tener la energía precisa para realizar el entrenamiento. Además, gracias a que la absorción es lenta, nos sentimos más hartos durante todo el día evitando, así, el picoteo entre horas.

Alto contenido en fibra

La fibra es un nutriente que tiene múltiples beneficios en relación con el perder peso como, por poner un ejemplo, aumenta la sensación de saciedad al descomponerse de forma lenta en nuestro organismo. Además, también ayuda a regular el tránsito intestinal haciendo que las digestiones sean mejores y dejando suprimir las toxinas de forma más eficaz. La fibra también contribuye en la metabolización de las grasas en tanto que mejora el funcionamiento del hígado. En unComo te contamos más detalladamente los beneficios de la fibra.

Efecto diurético

Además de todo esto, el amaranto también actúa como un diurético natural, o sea, consigue depurar el organismo eliminando las toxinas también por vía mingitorio consiguiendo, así, reducir la retención de líquidos y la celulitis, una de las causas más frecuentes de tener la barriga o las piernas hinchadas. Contribuye a una limpieza profunda de nuestro organismo por vía natural.

Cómo usar el amaranto para adelgazar - Paso 1

Para poder emplear el amaranto para adelgazar solo bastará con que lo introduzcas en tu alimentación y, así, conseguirás aprovechar todos los beneficios que te hemos enumerado anteriormente. Ten en cuenta que, en términos alimenticios, el amaranto es del mismo conjunto que el arroz o la quinoa, en consecuencia, un carbohidrato conque puedes cocinarlo y tomarlo de forma directa en su forma fresca. Aunque si tu objetivo es perder peso vas a deber tener una serie de cuidados para no pasarte con su ingesta pues, siendo un carbohidrato, no puede tomarse de cualquier forma:

  • Desayunos y almuerzos: para poder adelgazar es esencial que los hidratos de carbono los tomes solo durante la primera mitad del día pues es un conjunto alimenticio que contiene muchas calorías que, si no se consumen, se convierten en grasa saturada. Así pues, lo mejor es tomarlo al principio del día para asegurarnos que, con el transcurso de nuestra jornada, terminaremos empleando sus calorías como fuente de energía.
  • Cocinado de forma saludable: obviamente de nada te servirá tomar amaranto si lo cocinas con rebosante aceite, con carnes grasas o lo sirves con salsas grasas. Lo mejor es tomarlo con un chorrito de aceite de oliva o salteado con verduras a la plancha.
  • Modera las cantidades: también es recomendable que, en lugar de tomarlo como plato principal, lo uses como acompañante por poner un ejemplo de una pechuga de pollo a la plancha.
Cómo usar el amaranto para adelgazar - Paso 2

Pero si prefieres tomarlo de otras formas has de saber que también puedes preparar té de amaranto, una alternativa ideal para aumentar su efecto diurético y conseguir depurar el organismo. Para preparar esta infusión adelgazante precisarás:

  • 2 cucharadas de flores de amaranto (también pueden ser hojas)
  • 1 litro de a agua
  • Edulcorante o stevia (opcional)

Para preparar esta bebida solo vas a deber poner a hervir el agua al lado del amaranto, deja que hierva durante 10 minutos y, después, sácala del fuego dejando que repose también unos diez minutos más. A continuación, cuela la infusión para extraer las hojas o las flores y sírvelo. Si lo hallas demasiado amargo puedes echarle un tanto de edulcorante o stevia para endulzar el sabor.

Para aumentar su efecto en el perder peso vas a deber tomar 3 tazas al día, una por la mañana tras el desayuno y las otras tras el almuerzo y la cena respectivamente. Esta práctica, unida a una dieta baja en grasas y la práctica de ejercicio, te ayudará a perder peso de forma gradual.

Cómo usar el amaranto para adelgazar - Paso 3

Debes saber que el amaranto por sí mismo no te ayudará a adelgazar sino es imprescindible que lo acompañes con prácticas de vida saludables que te asistan a reducir la grasa de tu cuerpo; así, será imprescindible que optes por una vida sana siguiendo pautas como las próximas:

  • Dieta rica en frutas y verduras: son comestibles nutritivos que apenas poseen grasa, con lo que son idóneos para asistirte a estar en perfectas condiciones sin que tu cuerpo se resienta. Lo recomendable tomar al día 5 piezas de frutas y verduras para poder favorecerte de un cuerpo saludable.
  • Proteínas bajas en grasas: las proteínas son buenas para asistirnos a adelgazar pero no todas valen; de verdad, en las carnes vamos a deber siempre y en todo momento decantarse por las magras y en el caso de los pescados los blancos son los que menos aporte en grasa poseen. Los lácteos pueden tomarse pero siempre y en todo momento en su versión desnatada como los huevos que es recomendable ingerir solo la clara.
  • Carbohidratos integrales: en una dieta equilibrada y saludable los hidratos de carbono deben formar una parte de la misma pero se deben evitar los blancos en tanto que están refinados y poseen mucho azúcar; en su defecto opta por los que sean integrales pues su aporte en fibra es considerablemente mayor y son de asimilación lenta.
  • Ejercicio físico: también es imprescindible que agregues a tu rutina la práctica de ejercicio para poder quemar las calorías que tu cuerpo no precisa o la grasa que hay amontonada en tu cuerpo. Al menos deberías hacer deporte 3 días a la semana combinando un entrenamiento cardiovascular con ejercicios de tonificación para conseguir quemar grasa y fortalecer tus músculos.
Cómo usar el amaranto para adelgazar - Paso 4

Este artículo es meramente informativo, en Sabioz no tenemos capacitad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún género de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier género de condición o malestar.

Si quieres leer más artículos similares a Cómo emplear el amaranto para adelgazar, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario