Saltar al contenido

Cómo endurecer el slime

4 julio, 2021
Cómo endurecer el slime
Cómo endurecer el slime

¿Qué pequeño puede resistirse al slime? Este juguete de consistencia viscosa y de colores vivos se ha transformado en uno de los pasatiempos preferidos de los más pequeños. Y la verdad es que son también muchos los progenitores y madres que han sabido ver los beneficios del slime, pues se trata de un estimulante sensorial que potencia la creatividad de los más pequeños y que se puede realizar desde casa sin adversidades.

Eso sí, hacer un slime en casa puede resultar algo frustrante, ya que las primeras veces probablemente este quede demasiado líquido y no acabe de quedar sólido. Para que esto no sea un inconveniente, en el siguiente artículo de Sabioz te explicamos de qué manera endurecer el slime con métodos simples, caseros y eficaces. ¡Vamos allá!

Cómo endurecer el slime con sal y agua

¿Sabías que puedes endurecer tu slime con estos dos ingredientes básicos? La sal y el agua serán suficiente para realizar tu primer procedimiento, con lo que si te preguntas de qué manera hacer que el slime no se pegue o de qué manera reparar un slime líquido que ha quedado sin forma, sigue este punto por punto:

  1. Coge tu slime líquido o poco manejable y mételo en un recipiente para no manchar nada.
  2. A continuación, comienza a echarle sal a la masa. Hazlo muy poco a poco y con poquísima sal.
  3. Cada vez que le eches sal, amasa un tanto el slime y repite el proceso hasta el momento en que todo el juguete cuenta con partículas de sal.
  4. Cuando se consiga la consistencia dura deseada, pon el slime en un cazo con agua natural para retirarle toda la sal y que el juguete quede embrutecido.
  5. Cuando lo saques del agua, debes amasarlo durante un buen rato para que coja consistencia. Al principio vas a apreciar que se encuentra frágil, pero deja de preocuparte. Sigue amasando el slime hasta conseguir el tacto que quieres.

Cómo reparar un slime líquido con bicarbonato

Si quieres descubrir de qué manera reparar un slime líquido, desde Sabioz te probamos que el bicarbonato, otro producto básico y muy simple de localizar, puede ser tu mejor aliado.

  1. Deja tu slime en un recipiente (preferiblemente de plástico, para que no se pegue).
  2. Añade media cucharadita de bicarbonato de sodio, una cucharadita de solución para lentillas y otra de aceite de bebé.
  3. A medida que agregues cada uno de ellos de estos ingredientes, vas a deber ir amasando el slime para que se sostenga en movimiento y vaya perdiendo la liquidez.
  4. Amasa durante unos 5 minutos sin parar.

Es esencial no pasarse con las medidas acordadas, ya que un exceso de bicarbonato podría hacer que el slime perdiese elasticidad y un exceso de solución para lentillas haría que la mezcla se rompiese con mucha sencillez. Por otro lado, es esencial no pasarse tampoco con el aceite de bebé, ya que mucha cantidad de este podría hacer que tu slime se volviese más viscoso y carente de elasticidad.

Cómo endurecer el slime - Cómo arreglar un slime líquido con bicarbonato

Hacer slime con crema de rapar y solución para lentillas

Si tu slime ya no tiene arreglo y quieres realizar un nuevo juguete que no sea líquido y que tenga una buena consistencia, te invitamos a preparar los próximos ingredientes:

  • 120 ml de pegamento blanco
  • 3 gotas de colorante líquido
  • 1 ½ taza de crema de rapar (espuma)
  • Solución para lentillas

Así es de qué manera debes mezclar los ingredientes para conseguir un slime embrutecido y consistente.

  1. Coloca el pegamento blanco en el recipiente que vayas a utilizar.
  2. A continuación, pon las gotas de colorante que desees para tu slime. En el momento de pintar tu juguete, asegúrate de mezclar todos los ingredientes de forma uniforme para evitar máculas.
  3. Luego, añade la taza y media de crema para rapar y remueve hasta el momento en que todos los ingredientes queden totalmente unidos.
  4. Agrega 2 cucharadas y media de solución para lentillas para concluir de darle forma a la masa.
  5. Finalmente, amasa el slime por unos minutos hasta el momento en que no lo sientas pegajoso. ¡Listo!

Debes tener en cuenta que este slime solo durará unos días, pues la crema de rapar tiende a secarse. Cuando esto ocurra, habrá llegado el momento de tirarlo.

Endurecer un slime con limpiador de ropa y bicarbonato

Si te preguntas de qué manera hacer un slime que no se pegue, la mezcla de limpiador de ropa y bicarbonato de sodio también puede ser idónea para tu manualidad. Estos son los ingredientes que deberías preparar:

  • Pegamento blanco
  • 2 ½ cucharadas de limpiador líquido para lavar la ropa
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharada de agua

Una vez tengas los ingredientes listos, sigue este punto por punto:

  1. Coloca el pegamento blanco en un recipiente y, ahora, añade el limpiador poquito a poco. En caso de que el limpiador sea blanco, podrás darle color a tu slime con 2 o 3 gotas de colorante.
  2. Paralelamente, en otro envase, mezcla la cucharadita de bicarbonato de sodio con 1 cucharada de agua y remueve bien. Si la mezcla sigue siendo muy compacta, puedes echarle otra cucharada de agua.
  3. Seguidamente, añade 1 cucharadita del preparado de bicarbonato con agua al slime; repite este procedimiento hasta el momento en que el juguete quede espeso y no pegajoso.
  4. Ve amasando para comprobar cuando tu slime esté listo.

Si quieres aprender a hacer slime con este ingrediente, no te pierdas el siguiente artículo sobre Cómo hacer slime con limpiador y sin atíncar.

Cómo endurecer un slime a base de arena de colores

Si quieres otra modalidad de slime que no se pegue, no vaciles en probar esta versión con arena y solución para lentillas. Necesitarás:

  • Cola transparente
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 2 cucharadas de arena
  • 1 cucharada de solución para lentillas

¿Lo tienes todo listo? ¡Empieza a crear tu slime!

  1. Coloca 140 gramos (aproximadamente) de cola transparente en un recipiente.
  2. A continuación, añade la cucharadita de bicarbonato y mezcla bien hasta el momento en que los dos queden bien compactados.
  3. Luego, añade la arena singular (esa arena de colores que emplean los pequeños para jugar) de forma uniforme por el resto de la mezcla.
  4. Para concluir, vas a deber poner la solución salina para lentillas y mezclar hasta el momento en que quede una mezcla totalmente homogénea.
  5. Amasa el slime hasta el momento en que deje de estar pegajoso.

¿Quieres disfrutar de un slime casero sin utilizar borato de sodio? En este artículo sobre Cómo hacer slime con jabón y sin atíncar te ofrecemos un punto por punto.

Cómo endurecer el slime - Cómo endurecer un slime a base de arena de colores

Si quieres leer más artículos similares a Cómo endurecer el slime, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Juguetes y juegos.