Cómo hacer insecticidas naturales

Mantén alejados los insectos de tu hogar aprovechando las propiedades de determinados de los productos que seguro que tienes en casa. Tanto si quieres cuidar tu jardín y evitar las plagas de insectos en tus plantas como si lo que quieres es espantarlos para que no entren en casa, estas opciones que te mostramos ahora te ayudarán a lograrlo. Usaremos productos de empleo rutinario para que nos resulte fácil fabricar nuestros insecticidas. En este artículo de unComo vamos a contarte de qué forma hacer insecticidas naturales dándote 5 opciones diferentes que seguro que te van a funcionar con perfección.

Insecticida con aceites vegetales

Una de las opciones mejores que tienes para preparar un insecticida casero es emplear un aceite vegetal que además puede conocerse como “aceite blanco”. Es una alternativa muy asequible y simple de preparar que, además de esto, sostendrá a raya las plagas de insectos de tu hogar y/o jardín. Para preparar este insecticida vas a deber emplear los próximos productos:

  • 2 tazas de aceite vegetal
  • 1/2 taza de jabón
  • 1 botella o recipiente para guardar
  • Un poco de agua

Tan solo vamos a deber mezclar los ingredientes y meterlos dentro de la botella que, si puede ser, se aconseja que tenga un pulverizador pues así será más simple de emplear. Agita bien el producto cada vez que vayas a utilizarlo y ya podrás rociarlo sobre las plantas o los lugares de tu casa que quieres sostener protegidos de insectos.

El jabón espanta a los insectos por el olor tan fuerte que desprende y el aceite conseguirá una textura pegajosa que hará que, caso de que intenten entrar, los insectos no puedan proseguirse avanzando cara el interior.

Cómo hacer insecticidas naturales - Insecticida con aceites vegetales

Amoníaco como insecticida

Dentro de todos los usos del amoníaco hay uno que muchas personas ignoran: previenen los insectos. El aroma químico que desprende este producto actúa como un fuerte repelente de los mosquitos, las cucarachas, las arañas, etc., protegiendo, así, tu casa de estas molestas plagas. En el caso de que tengas jardín has de saber que el amoníaco es idóneo para suprimir plagas de vermes, babosas o caracoles.

Así pues, si quieres saber de qué forma hacer insecticidas naturales, busca una botella de amoníaco y prepara la próxima solución: mezcla una parte de amoníaco por 4 partes de agua en una botella que contenga pulverizador para poder repartirlo por todas las zonas que desees. Si quieres, puedes agregar un tanto de jabón para conseguir que la textura sea más pegajosa y los insectos queden absolutamente eliminados.

Mezcla todos los ingredientes y, cada vez que vayas a utilizarlo, agita la botella para que se vuelvan a integrar. Después simplemente vas a deber salpicar tus plantas o las zonas de entrada a tu hogar (ventanas puertas, rejillas, etc.) y conseguirás sostener alejados a los insectos.

Cómo hacer insecticidas naturales - Amoníaco como insecticida

Insecticida casero con aceites esenciales

Hay determinados aceites esenciales que además actúan como repelentes naturales de insectos gracias a que el aroma que desprenden disgustan a estos animales y, por esta razón, será más simple que eviten entrar o aposentarse en las zonas que hayas rociado con estos productos. Entre los aromas más detestados por los insectos destacan los próximos:

  • Aceite de Neem
  • Romero
  • Lavanda
  • Eucalipto

Para preparar estos insecticidas solo vas a deber mezclar estos aceites con agua en las próximas proporciones: por cada 1/2 litro de agua, 2 cucharadas de aceite esencial. Mezcla bien para que los ingredientes se mezclen y, después, salpica en las zonas que quieres sostener protegidas. Además, estos aceites aportarán exquisitas olores a tu hogar por el hecho de que su aroma es muy dulce.

Cómo hacer insecticidas naturales - Insecticida casero con aceites esenciales

El ajo como repelente de insectos

El aroma que desprenden los ajos además disgustan a los insectos y, por eso, pueden ser buenas opciones para poder crear un poderoso insecticida que sostenga protegido tu jardín y tu hogar. Para preparar este producto precisarás:

  • 5 dientes de ajo
  • 1 litro de agua

Lo primero que vas a deber hacer es machacar el ajo y meterlo en un recipiente con agua; deja que se queden en remojo durante un día completo para que sus propiedades se desprendan y se mezclen con el líquido. Una vez pasado este tiempo, ponlo todo a hervir durante 20 minutos ¡y listo!

Agrega esta mezcla en un recipiente con pulverizador para poder salpicar cada estancia de tu hogar o las plantas que quieres proteger de cualquier plaga de insectos.

Cómo hacer insecticidas naturales - El ajo como repelente de insectos

Un insecticida a base de citronela

Pero uno de los insecticidas caseros más populares es el que prepares con citronela, de las mejores plantas para ahuyentar los mosquitos de forma natural, de verdad, muchos de los productos que puedes adquirir en farmacias que ahuyentan a los mosquitos poseen aroma de citronela pues este aroma repele de forma absoluta a los insectos de cualquier clase. Por este motivo, preparar un insecticida con el aroma de esta planta puede ser de las opciones mejores.

Para hacerlo, necesitaremos 5 hojas de citronela fresca y 1/2 litro de agua. Pondremos a infusionar esta planta para desprender su olor y además empapar el agua con sus propiedades. Una vez listo, deberemos echarlo en una botella con pulverizador y echarlo en las zonas que deseemos proteger.

Cómo hacer insecticidas naturales - Un insecticida a base de citronela

Si quieres leer más artículos similares a Cómo hacer insecticidas naturales, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Mantenimiento y seguridad en el hogar.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario