Cómo hacer mermelada de durazno sin azúcar

Cómo hacer mermelada de durazno sin azúcar

La mermelada es un producto que, generalmente, se elimina de muchas dietas para adelgazar o bien las personas deciden no tomarla por el hecho de que acostumbra a tener muchas calorías, aunque esté elaborada con fruta natural. Y es que es un producto que se prepara debiendo agregar una cantidad significativa de azúcar. A ello, además de esto, se aúna el inconveniente de que hay personas que no pueden tomarla por el hecho de que tienen su nivel de azúcar en sangre elevado o bien por el hecho de que son diabéticos, entre otras posibles circunstancias. Sin embargo, no hay por qué separar la mermelada de forma plena de la pirámide alimentaria por el hecho de que se puede preparar de manera fácil en casa sin ponerle azúcar. De hecho, cada vez hay más ingredientes, como la stevia, que dejan endulzar sin emplear el azúcar y que combinan realmente bien con muchas frutas. Una de las mermeladas más sabrosas y simples de hacer es la de durazno.

Desde Sabioz, te explicamos pasito a pasito de qué forma hacer mermelada de durazno sin azúcar para que la prepares en casa y puedas consumirla. Pero, como todo dulce, se debe comer con moderación, aunque no lleve azúcar.

2 horas
Dificultad baja
Ingredientes:
Necesitarás:
Pasos a proseguirse para hacer esta receta:

Lo primero que hay que hacer es preparar los tarros en los que se va a guardar la mermelada. Y es que es esencial que estén esterilizados para que el producto se conserve en perfectas condiciones. La esterilización es realmente simple de hacer.

Solo debes coger una cazuela o bien olla grande en la que debes poner todos los tarros y llenarla de agua. A continuación, se pone en el fuego para que el agua comience a hervir. Una vez esté el agua en este punto, lo siguiente es esperar unos 15 minutos. Pasado ese tiempo, la cazuela o bien olla se retira del fuego. Cuando el agua esté temperada para que no te quemes, debes sacar todos los tarros que habías metido para que se sequen realmente bien antes que viertas la mermelada que vamos a comenzar a preparar ahora.

El primer paso para preparar mermelada de melocotón o durazno sin azúcar se centra en los duraznos. Tienes que coger esta fruta y pelarla y cortarla hasta el momento en que consigas tener la cantidad de un kilogramo.

Cómo hacer mermelada de durazno sin azúcar - Paso 2

A continuación, coge una cazuela y pon agua en ella. Además, debes poner los pedazos de durazno que hayas cortado. Una vez hayas introducido toda la fruta, lo próximo que debes hacer es poner la cazuela en el fuego. La temperatura he de ser media. Aproximadamente, la olla ha de estar unos 20 minutos, que es el tiempo preciso para que el durazno se ablande. Es esencial que durante todos estos minutos con la cazuela en el fuego, vayas removiendo de forma continua.

Cómo hacer mermelada de durazno sin azúcar - Paso 3

El siguiente paso es comenzar a preparar el agar agar. Para ello, debes coger un vaso o recipiente similar en el que debes poner un tanto de agua para diluir el agar agar. Cuando ya esté bien diluido, lo puedes agregar a la cazuela en la que están los duraznos ya blandos.

Tras dejar pasar unos 5 minutos tras haber añadido el agar agar para que espese bien con el durazno, es el momento de agregar la stevia a esta mezcla. Aquí te mostramos más sobre Cómo hacer mermelada con stevia.

Si te agrada que la mermelada de durazno tenga los pedazos más pequeños y que no se aprecien tanto, puedes machacarlos con la ayuda de un tenedor para reducir su volumen. Ya tienes la mermelada hecha y solo te queda ponerla en los botes para guardarla bien.

Cómo hacer mermelada de durazno sin azúcar - Paso 6

Si quieres leer más artículos similares a Cómo hacer mermelada de durazno sin azúcar, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Recetas.

Consejos
  • Si los pedazos te han quedado muy grandes y no puedes machacarlos lo suficiente con el tenerdor puedes emplear la batidora, pero de forma cuidadosa para no desmenuzar el durazno en exceso.
  • No te olvides de esterilizar además las tapas de los botes.
  • La mermelada debes embotarla cuando esté caliente.
  • Una vez hayas cerrado los botes herméticamente tras haber vertido la mermelada, debes esterilizarlos de nuevo en una cazuela con agua hirviendo. Para ello, resulta necesario que el agua cubra bien todos los botes (dos centímetros al menos sobre ellos) y regresar a esperar unos 15 minutos. Pasado ese tiempo, se dejan enfriar en la misma cazuela. Luego, cuando estén fríos, solo debes secarlos bien por fuera y ponerles una etiqueta con la data de envasado.

Deja un comentario