Cómo hacer que las galletas queden crepitantes

Cómo hacer que las galletas queden crujientes

Hacer galletas puede ser una experiencia muy amena y una forma de integrar a toda la familia en la cocina, sobre todo, cuando hay pequeños en el hogar. Normalmente, se tiende a preparar las recetas que han pasado de familia en familia aunque, a veces, también agrada hacer otro género de galletas o bien crear en aquellas que se conocen para amoldarlas más al gusto personal. Son casos en los que es frecuente que las galletas no salgan absolutamente bien, sobre todo, las primeras veces, quedando poco crepitantes. En consecuencia, nos encontramos que tenemos unas galletas que están durísimas o bien demasiado blandas. Normalmente, esto sucede por un inconveniente en la receta, aunque no es el único motivo que está detrás.

Desde Sabioz, te explicaremos de qué forma hacer que las galletas queden crepitantes, dando las principales claves, que se pueden aplicar a cualquier receta. Así, no habrá galleta que se te resista.

Ingredientes para que las galletas queden crepitantes

Para que las galletas queden crepitantes es esencial prestar atención a los ingredientes. Y es que, conforme la receta y las cantidades a emplear, las galletas quedarán crepitantes por sí, o bien estarán más blandas y con una textura más similar a la de un bizcocho.

De todos modos, hay determinados trucos o modificaciones de los ingredientes originales de la receta, que pueden acudir a hacer que las galletas queden crepitantes:

  • Harina: el género de harina que se emplea para realizar las galletas influye mucho en el resultado final. Por ejemplo, todas aquellas que son sin gluten o poseen poca cantidad, como las que son bajas en proteínas, absorben menos agua. En consecuencia, la masa y, entonces la galleta, está más blanda. Por el contrario, las harinas normales hacen que las galletas queden más crepitantes, como la harina integral que, además de esto, tiende a torrarse más por fuera.
  • Almidón de maíz: ciertas recetas se realizan con almidón de maíz, que se acostumbra a combinar con la harina. Es esencial no poner mucha cantidad de este producto por el hecho de que tiende a ablandar las galletas. A modo orientativo, podemos decir que al almidón de maíz nunca debe exceder la cuarta una parte de la cantidad de harina y almidón de maíz para que las galletas queden crepitantes.
  • Azúcar: en ciertas ocasiones, para que el postre sea más saludable se tiende a poner azúcar moreno. Sin embargo, este producto no ayuda a que las galletas queden crepitantes. Es mejor emplear el azúcar blanco o bien en una proporción en la que este género de azúcar sea el mayoritario.
Cómo hacer que las galletas queden crujientes - Ingredientes para que las galletas queden crujientes

¿La mantequilla ayuda a hacer galletas crepitantes o más blandas?

La mantequilla es uno de los ingredientes que no acostumbra a faltar en las recetas de galletas. Sin embargo, con su empleo, hay que tener singular cuidado por el hecho de que tan malo es quedarse corto en la cantidad (la masa no ligará bien y se va a hacer migajas) como poner mucha (la galleta quedará demasiado blanda).

En general, la mantequilla hace que las galletas queden más tiernas , por este motivo las galletas de mantequilla se rompen con sencillez y tienen esa textura suave, con lo que siempre y en toda circunstancia es necesario poner la cantidad precisa que se indique en la receta.

De hecho, no es un ingrediente que deje probar con la cantidad, pero tampoco reemplazarlo -salvo que se tenga alguna intolerancia o inconveniente similar-, por el hecho de que la grasa que contiene es absolutamente precisa para darle textura a la galleta.

Cómo hacer que las galletas queden crujientes - ¿La mantequilla ayuda a hacer galletas crujientes o más blandas?

Consejos para enhornar bien las galletas y queden crepitantes

El recomendable horneado de las galletas es otra de las claves para que las galletas queden crepitantes. Además de respetar el tiempo y la temperatura del horno indicadas en la receta, es esencial que se enfríen bien una vez ya estén absolutamente horneadas.

  • Saca la bandeja del horno y deja que se enfríen en ellas dos o tres minutos fuera del horno.
  • Pasado ese tiempo, coge la reja del horno y ve poniendo las galletas una en una, de forma que queden bien separadas entre ellas. Ahí, las debes tener hasta el momento en que estén absolutamente frías y se endurezcan por el hecho de que, normalmente, habitúan a quedar blandas únicamente sacarlas del horno si se dejan mal puestas, por ejemplo sin ventilación y tocándose entre ellas.

Además, si todavía te agradan las galletas más crepitantes, otro truco es prepararlas con un par de días de antelación antes de su consumo por el hecho de que, con el tiempo, van quedando más duras. Eso sí, ten cuidado con el tiempo que tardas en comerlas por el hecho de que no llevan conservantes.

Con estos consejos sobre de qué forma hacer que las galletas queden crepitantes que te damos desde Sabioz, aguardamos haberte ayudado a que te salgan más sabrosas y a tu gusto. Siempre te invitamos a que elijas ingredientes de calidad y que sigas todos los pasos indicados en la receta.

Si quieres leer más artículos similares a Cómo hacer que las galletas queden crepitantes, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Recetas.

Deja un comentario