Cómo hacer un iluminador casero

El iluminador ha pasado a ser uno de los productos de maquillaje estrella tanto para maquilladores profesionales para mujeres a las que les agrada mejorar su imagen en casa y verse más atractivas. Ahora, lo que se lleva es un look sin excesos y un maquillaje “efecto cara lavada” que destaca la belleza natural del rostro. Y para conseguir esta tendencia, el iluminador es clave, pues le da a la piel la luz que precisa para lucir brillante sin gruesas capas de base de maquillaje o bien otros productos. Además de los que puedes adquirir en las tiendas, también puedes hacer un iluminador casero siguiendo unos fáciles pasos. Permanece atenta y descubre el pasito a pasito completo en el artículo de unComo.

Receta 1 de iluminador casero

El iluminador es un cosmético que se complementa con perfección con la base de maquillaje, pues se aplica justo tras esta para lucir una piel con un aspecto sensiblemente más luminoso y brillante. Hay diferentes recetas libres para realizar tu iluminador en casa, y la primera que te mostramos la puedes hacer únicamente con una base de maquillaje y unas sombras de ojos que tengas en tu neceser frecuente; presta atención a las próximas indicaciones para saber de qué manera deben ser los productos y cuáles son los pasos a proseguirse.

Ingredientes y materiales:

  • Base de maquillaje en beis claro: en el en caso de que tu base de maquillaje sea bastante obscura, es esencial que elijas una que sea unos 2 tonos más claros.
  • Sombra de ojos plateada o blanca.
  • Palito de naranja o espátula pequeña.
  • Tarro con tapa.

Preparación:

  1. En el tarro que vas a emplear para guardar el iluminador, añade una pequeña cantidad de base de maquillaje. Puede ser suficiente con 1 o 2 cucharadas pequeñas, pero puedes agregar más dependiendo de la cantidad de iluminador que desees conseguir.
  2. Con un palito de naranjo, rasca la sombra de ojos que vas a emplear para darle el toque de luz al iluminador hasta convertirla en polvo fino y añade un tanto en el tarro a la vera de la base. Toma en cuenta que si eliges una sombra plateada, el iluminador final será más intenso que si eliges una en color blanco.
  3. Remueve los dos ingredientes con la ayuda del palito de naranjo o con la espátula.
  4. Comprueba el tono del iluminador conseguido y añade un tanto más de sombras o de base si lo consideras preciso.
  5. Cuando esté listo, extiende una pequeña cantidad del producto en el dorso de la mano para ver el tono y el resultado final.
Cómo hacer un iluminador casero - Receta 1 de iluminador casero

Receta 2 de iluminador casero

A diferencia de la receta precedente, la próxima se prepara con una crema hidratante facial, con lo que el iluminador tendrá un efecto nutritivo estupendo para la piel del rostro. Para no correr riesgos superfluos, los mejor es que emplees tu crema hidratante frecuente, pues esta ya se amolda con perfección a las necesidades de tu piel y te dará un acabado perfecto. El proceso de preparación de este iluminador casero es muy similar al precedente, toma nota y ¡manos a la obra!

Ingredientes y materiales:

  • Crema hidratante facial
  • Sombra de ojos clara o con un tanto de brillo: pueden servirte las beiges, blancas o plateadas.
  • Palito de naranjo o espátula pequeña
  • Tarro con tapa

Preparación:

  1. Coloca un tanto de crema hidratante facial en el tarro.
  2. Agrega la sombra de ojos elegida transformada en polvo fino. Para ello, solo debes rallar sobre la superficie de la sombra con la ayuda de un palito de naranjo.
  3. Remueve los dos ingredientes hasta el momento en que se integren por completo y consigas el iluminador.
  4. Comprueba el tono del iluminador aplicando una pequeña cantidad del mismo en el dorso de tu mano y altera las cantidades si resulta necesario.
Cómo hacer un iluminador casero - Receta 2 de iluminador casero

Cómo aplicar el iluminador

Ahora ya tienes listo tu iluminador y podrás utilizarlo siempre y en todo momento y cuando desees darle más lozanía y luz a tu piel. Nuestro consejos es que te lo apliques cuando aprecies que tu rostro se ve agotado y con signos de fatiga, si no has podido dormir las horas suficientes o precisas aportarle a la piel un tanto de iluminación para que no se vea tan opaca.

Como hemos comentado anteriormente, es un cosmético que se debe aplicar tras aunar el tono de la piel con la base de maquillaje. Y, además de esto, es clave aplicarlo en unos puntos estratégicos para que esos toques de luz que da se aprecien y la piel se vea súper brillante. De esta forma, vas a deber ponerlo en:

  • Zona de los ojos: parte externa del lagrimal (entre el lagrimal y el tabique nasal), debajo y sobre el arco de la ceja y bajo las pestañitas inferiores en el caso de apreciar disimular las ojeras o las bolsas de los ojos.
  • Demás zonas del rostro: parte alta del pómulo, aletas de la nariz, sobre el tabique nasal, centro de la frente y centro de la barbilla.

Coloca una pequeña cantidad de iluminador en esas zonas y difumínalo con una brocha o pincel dando toquecitos hasta el momento en que veas que se funde con la base de maquillaje que has aplicado anteriormente. Para un efecto sensiblemente más perdurable, entonces aplica una ligera capa de polvos traslúcidos por todo el rostro.

Si quieres descubrir más detalles, consulta el artículo Cómo aplicar un iluminador.

Cómo hacer un iluminador casero - Cómo aplicar el iluminador

Si quieres leer más artículos similares a Cómo hacer un iluminador casero, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario