Saltar al contenido

Cómo hacer un peeling casero

13 mayo, 2022
Cómo hacer un peeling casero

Los peelings son tratamientos que poco a poco más mujeres se realizan ellas mismas en casa con el principal objetivo de conseguir una piel suave al tacto y sensiblemente más preciosa palpablemente. Pero no solo sirven para esto y es que, como revelan los profesionales, es una labor que si se realiza de la forma recomendable, ofrece un sinfín de beneficios para la piel, como por poner un ejemplo recuperar su iluminación, mitigar y prevenir máculas, evitar arrugas, proteger la juventud de los tejidos, combatir la celulitis, entre otros. Así que si todavía no has incluyendo el peeling en tu rutina de cuidados frecuentes, nuestro consejo es que empieces a hacerlo cuanto antes. Presta atención a todos los consejos que te damos en el presente artículo de unComo para hacer un peeling casero y verás como tu piel luce mejor que nunca.

Beneficios de hacerse un peeling

Hacerse un peeling es un estupenda forma de sostener la piel libre de células fallecidas y conseguir que luzca siempre y en todo momento suave y preciosa, evitando inconvenientes que puedan influir de forma negativa en su aspecto como la capacitación de impurezas, descamaciones, sequedad, arrugas y líneas de expresión, etc. Si todavía no conoces todos los beneficios del peeling, presta atención a la siguientes líneas para descubrirlos todos:

  • Elimina todas las células fallecidas y favorece la aparición de nuevas para renovar la piel por completo, esto es, desde sus capas más internas.
  • Mejora la circulación sanguínea de la zona tratada, previniendo signos de envejecimiento prematuro y manteniendo íntegra la firmeza y lisura de la piel. Este último beneficio hace que se emplee para batallar activamente contra la celulitis y la piel de naranja.
  • Reactiva la capacitación de colágeno, lo que además es imprescindible para la juventud de los tejidos de la dermis.
  • Impide que se formen máculas y ayuda a reducir la visibilidad de las que existen.
  • Consigue cerrar los poros y, por consecuente, impide que se formen nuevas impurezas.
  • Aporta una suavidad extrema a la piel.
  • Aporta brillo a la piel.
Cómo hacer un peeling casero - Beneficios de hacerse un peeling

Recetas para un peeling casero

Hay productos naturales que por su composición son perfectos aliados para realizarse un peeling en casa sin recurrir a exfoliantes o lociones comerciales. De hecho, tras su empleo, verás como consigues mejores resultados y tu piel, tanto la del rostro como la del cuerpo, luce sensiblemente más preciosa, suave y brillante. A continuación, te mostramos una selección de peelings caseros que tú misma puedes realizar en pocos minutos y que te servirán para conseguir cada uno de ellos de los beneficios que hemos convocado en el apartado precedente en función de tus necesidades:

  • Azúcar y aceite de oliva: ideal para hidratar las pieles más secas. Mezcla 2 cucharadas de azúcar blanco, 2 cucharadas de aceite de oliva y media cucharada de jugo de limón.
  • Avena y aceite de almendras: es idóneo para suavizar la piel y prevenir signos de envejecimiento, como arrugas y máculas oscuras. Mezcla dos cucharadas de copos de avena con 1 cucharada de aceite de almendras y añade agua templada hasta conseguir una especie de pasta homogénea.
  • Yogur y fresa: indicado para pieles grasas y para prevenir la capacitación de granos. Machaca 3 fresas, mézclalas con 1 cucharada de iogur natural y 1 cucharada de copos de avena molidos.
  • Miel y canela: es muy popular para evitar el envejecimiento, fortalecer la piel y aportarle volumen. Mezcla 3 cucharadas de miel con 1 cucharada de canela en polvo y remueve hasta formar una pasta consistente.
  • Café: ideal para reactivar la circulación sanguínea y reducir la celulitis. Mezcla 2 tazas de café molido, 1/2 taza de azúcar y 3 cucharadas de aceite de oliva.
  • Sal y aceite de coco: idóneo para nutrir y además hidratar la piel del cuerpo y combatir inconvenientes de celulitis o estrías. Mezcla 2 tazas de sal gruesa con 3 cucharadas de aceite de coco.

Si quieres saber más detalles sobre la preparación de estas lociones o descubrir otras similares, te invitamos a que consultes el artículo Los mejores peelings caseros.

Cómo hacer un peeling casero - Recetas para un peeling casero

Pasos para hacer un peeling casero

¡Perfecto! Una vez tengas la loción exfoliante elegida, será el momento de aplicarla sobre la piel para comenzar a querer los efectos. Para que los resultados sean los esperados, es esencial que realices la labor de forma recomendable y sepas de qué forma debes emplear los exfoliantes sobre tu rostro o cuerpo. Si tienes presente los pasos que detallamos seguidamente, conseguirás hacerte un peeling casero que nada tendrá que envidiar a los profesionales que se realizan en los centros de belleza:

  • Primero, antes de comenzar, aplica un tanto de la loción sobre un área de la piel de la cara o del cuerpo y comprueba que la mezcla no te causa ningún género de irritación o reacción alérgica.
  • El peeling debes hacerlo siempre y en todo momento sobre la piel absolutamente limpia y preferiblemente cuando esté un tanto húmeda. Así mismo, te invitamos a que lo realices mejor de noche para que la piel pueda recobrarse por completo durante las horas de sueño y por la mañana siguiente, luzca perfecta.
  • Aplica la cantidad deseada del exfoliante en la zona a tratar y extiéndelo masajeando con suavidad y mediante movimientos circulares para favorecer todavía más el flujo sanguíneo. Sé más frágil en zonas sensibles como el rostro y ejercita un tanto más de presión en partes del cuerpo como muslos y glúteos, si lo que te resulta interesante es reducir la celulitis y dar firmeza a la piel. En estas últimas zonas, puedes fortalecer los efectos del peeling añadiendo un guante de crin; descubre en el siguiente artículo Cómo emplear el guante de crin adecuadamente.
  • Deja que los productos naturales penetren en la piel y sus propiedades actúen durante por lo menos unos 5 minutos.
  • Pasado ese tiempo, retira con rebosante agua templada o fría. Evita el agua caliente para que la piel no se reseque.
  • No olvides aplicar una crema hidratante en la zona exfoliada para evitar que se irrite y, sobre todo, no la expongas de forma directa al sol tras finalizar el peeling.
Cómo hacer un peeling casero - Pasos para hacer un peeling casero

¿Cada cuánto hacerse un peeling casero?

La frecuencia del peeling es una cosa que debes determinar basándonos en tu género de piel, en tanto que cada una presenta unas necesidades singulares que es esencial respetar para evitar daños en su estructura.

Por lo general, las pieles secas pueden someterse a este tratamiento una vez a la semana, en tanto que con esta será más que suficiente para sostener la dermis libre de células fallecidas y además impurezas. Por el contrario, aquellas pieles grasas y de tendencia acneica es recomendable que limpien sus poros con un peeling un par de veces a la semana, así evitarán la oleosidad excesiva. Por último, las pieles sensibles deben abstenerse de este género de peelings caseros y, en su lugar, decantarse por uno cada 15 días realizado con productos que sean hipoalergénicos.

Si quieres leer más artículos similares a Cómo hacer un peeling casero, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Productos relacionados