Saltar al contenido

Cómo hacer una introducción de un proyecto

12 agosto, 2021

La preparación de un buen proyecto académico, empresarial o de cualquier otro campo requiere una mucha dedicación. Cada uno de los apartados que contenga el trabajo, como su desarrollo, son el epicentro; no obstante, sin un punto de inicio bien claro y una conclusión sólida, resultaría realmente difícil cumplir con los objetivos.

Además, la relevancia de la introducción es máxima, pues ayuda al lector a situarse y a familiarizarse con la temática. Esta labor no solo debe explicar el tema central del trabajo, sino se basa en muchos otros elementos. Si quieres saber de qué forma hacer una introducción de un proyecto y qué factores se deben contemplar, sigue leyendo las soluciones que te ofrecemos desde Sabioz.

Cómo hacer una introducción de un proyecto – aspectos a tener en cuenta

La introducción de un proyecto ayuda a poner en contexto lo que pretendes conseguir con su preparación, motivo por el como es una de la partes más esenciales de un trabajo. Es durante una introducción cuando el lector va a decidir si sigue leyendo o no, con lo que cosiste en un apartado esencial.

Si no tienes claro de qué forma hacer una introducción de un proyecto, échale un vistazo a las recomendaciones que te ofrecemos desde Sabioz:

  • Discurso claro y sucinto: la introducción será lo primero que leerá el lector, con lo que deja de lado las explicaciones profundas y complejas. Deja clara la idea principal del proyecto y qué métodos has llevado a cabo para realizarlo.
  • Llamar la atención: el texto he de ser lo más atrayente posible. Recuerda que el lector va a decidir si sigue leyendo o no dependiendo de la introducción, con lo que no vaciles en motivarle y en captar su interés.
  • Antecedentes: contextualizar el trabajo es esencial para facilitar su entendimiento, con lo que explica de forma clara el origen de la investigación y los caminos que te han llevado hasta la idea principal.
  • ¿Por qué este tema?: debes razonar la elección de tu investigación; cuanto más concretes la idea, mayor curiosidad generará en el lector y más posibilidades tendrás de que este desee conocer los detalles que te impulsaron a hacer el proyecto. No obstante, también es esencial que hables de qué puedes aportar tú con tu investigación.
  • Esquema de la investigación: comenta los apartados más esenciales del proyecto y por qué los has dividido como lo has hecho.
  • Extensión: una página será suficiente para escribir la introducción, pues como hemos dicho, ser breve y sucinto es esencial para no aburrir o confundir al lector.
  • Creatividad: dependiendo del género de proyecto, podrás tomarte ciertas licencias para atraer la atención del lector. Jugar con las fuentes, con las imágenes o con los esquemas son opciones que habitúan a ir bien para los proyectos más creativos.
  • Frases breves: desde Sabioz te invitamos a que redactes de forma fácil y que evites escribir oraciones largas que compliquen la entendimiento del lector; en un caso así también puede resultarte útil incluir citas relevantes y insignes sobre el tema que trates, pues así le aportarás peso a tus argumentos.

Cómo comenzar una introducción de un proyecto

Ahora que sabes de qué forma hacer una introducción de un proyecto, llega el momento de ponerte manos a la obra y comenzar a escribir. Para muchos este es un punto crítico, pues la construcción de las primeras oraciones será terminante para llamar la atención de los lectores y presentar la idea principal del texto.

En este caso, desde Sabioz te invitamos a que empieces incluyendo una cita que corresponda a un autor o a una voz autorizada en el tema que quieres investigar; esto aportará verosimilitud a tus afirmaciones siguientes y llamará la atención del lector.

A continuación, puedes presentar los antecedentes y la idea principal del proyecto para situar al lector. Después ya llegará el momento de tejer la temática con las finalidades de la investigación, los inconvenientes o adversidades que se presentan a simple vista y la estructura en la que se cimentará tu trabajo.

Cómo hacer una introducción de un proyecto - Cómo empezar una introducción de un proyecto

Cómo hacer una introducción de un proyecto empresarial – ejemplo

Por supuesto, si te preguntas de qué forma hacer la introducción de un proyecto empresarial, debes tener en cuenta que la meta final será siempre y en toda circunstancia vender un producto, un servicio o una idea que pueda favorecer económicamente a tu empresa.

Teniendo esto en cuenta, para que puedas observar y examinar un ejemplo de introducción de un proyecto empresarial, en Sabioz te presentamos el próximo sobre una compañía de Extremadura dedicada a la exportación de productos alimenticios ibéricos:

  1. Empezaremos, como hemos dicho antes, con una cita insigne que encaje bien en la meta de nuestro proyecto empresarial. «El secreto del éxito en la vida es comer lo que te agrada y dejar que el alimento combata dentro», cita de Mark Twain, autor que refleja de forma perfecta el espíritu en el que se basa la compañía que haz el proyecto.
  2. A continuación se explicaría por qué hemos escogido esta cita y de qué forma la enlazamos con la meta final del proyecto; con esta oración damos a entender que queremos ofrecer un producto al consumidor (en un caso así, una pluralidad de productos ibéricos de alta calidad).
  3. La intención es convertirse en una gran alternativa en el mercado de comestibles de origen ibérico, con lo que explicaríamos que frente a la importación masiva de productos similares en España por el abaratamiento del costo y la depreciación de la calidad, se pretende dar un nuevo impulso a la preparación de comestibles de calidad del territorio.
  4. Tendremos que hallar también el punto diferencial que acabe de convencer al usuario. En este caso, por poner un ejemplo, vamos a hablar de que nuestro objetivo es expandir y promover una alimentación saludable sin desamparar a los sabores y productos frecuentes de la tierra.
  5. ¿Cómo se pondrá en marcha esta iniciativa? Es decir, qué tenemos planeado y de qué forma creemos que esto puede favorecernos. A lo largo de este punto charlaríamos de que esta iniciativa se pondrá en marcha, por poner un ejemplo, por medio de la inversión de sicios autóctonos.
  6. Desde Sabioz te invitamos a concluir la introducción hablando de de qué forma estará vertebrado el proyecto, esto es, qué partes formarán parte del trabajo. La gastronomía del territorio, la capacitación de los trabajadores, el plan financiero y los diferentes mercados a los que estará dirigido el proyecto, por poner un ejemplo.

A lo largo de esta introducción habrás cumplido con todos los objetivos: habrás llamado la atención del lector, habrás contextualizado bien el proyecto y te habrás arriesgado a enlazar la idea con el motivo y los objetivos de la camapaña. Ahora que sabes de qué forma hacer una introducción de un proyecto, estarás listo/a para desarrollar el cuerpo del trabajo. En este caso, posiblemente también tengas interés en aprender Cómo escribir una introducción para una investigación.

Después de la realización del proyecto será preciso examinar los resultados para descubrir si realmente ha funcionado tu campaña. Si quieres saber Cómo hacer la introducción de un informe para proponer los resultados finales, en este otro artículo encontrarás todo lo que has de saber.

Si quieres leer más artículos similares a Cómo hacer una introducción de un proyecto, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Formación.