Saltar al contenido

Cómo hidratar los pies

27 mayo, 2022
Cómo hidratar los pies

Nuestros pies llevan, literalmente, un enorme peso encima. Además de ser el soporte de nuestro cuerpo de forma continua sufren por los roces con los zapatos, la utilización de calzado inadecuado y la falta de cuidados. Todo esto trae como consecuencia que zonas como los talones o la parte externa del dedo gordo se resquebrajen y presenten durezas, afectando la apariencia y bienestar de nuestros pies y haciendo que estén ásperos al tacto. La hidratación y algunos hábitos son claves para evitar esta condición, por eso en Sabioz.com te explicamos de qué forma hidratar los pies y hacer que luzcan hermosos.

Pasos a proseguirse:

Mantener la humedad del pie para asegurar que el mismo esté adecuadamente hidratado no siempre y en todo momento es realmente simple. El empleo usual de sandalias o zapatos abiertos hace que nuestro pie esté en contacto con la suciedad y los agentes externos, pero además de esto utilizar calzado inadecuado también puede generar roces y aumentar la posibilidad de que la piel se deshidrate, dando lugar a las durezas y agrietamientos en zonas como los talones.

Para evitar todo esto es esencial darle a nuestros pies distintos cuidados con el objetivo de conseguir que las lociones o antídotos caseros para hidratarlos penetren adecuadamente en la zona. Por eso se aconseja exfoliar los pies un par de veces a la semana con un producto de grano grueso destinado al cuerpo o singular para los pies, de esta manera suprimirás las células fallecidas y reducirás la acumulación de durezas.

Cómo hidratar los pies - Paso 1

Cuando las durezas y la piel fallecida se acumulan de forma excesiva, probablemente el exfoliante anatómico no sea suficiente. En estos casos se aconseja utilizar la piedra pómez, que ayudará a quitar de forma fácil el área dura para dejarla sensiblemente más suave y simple de hidratar. La piedra pómez deberá emplearse al menos un par de veces a la semana en los meses en los que nuestros pies están más expuestos, de esta manera los mantendrás siempre y en todo momento perfectos.

Cómo hidratar los pies - Paso 2

Hidratar los pies cada día debe convertirse en un ritual para ti si esperas tenerlos suaves y hermosos. No es necesario adquirir una crema singular para esta zona, es suficiente con utilizar una crema anatómico para piel seca que contenga preferiblemente urea, de esta manera va a ofrecer la máxima hidratación a esta área.

Aplica la crema cada noche en todo el pie, especialmente en los talones, entonces cubre tus pies con un par de calcetines y deja que el producto actúe toda la noche. Verás como estarán siempre y en todo momento suaves y perfectos.

Cómo hidratar los pies - Paso 3

Además de estos cuidados básicos, también puedes aplicar algunos antídotos caseros que te ayudarán a progresar la hidratación y fortalecer la belleza de tus pies. Una de las mejores mascarillas para hidratar los pies es la elaborada con aguacate, un comestible rico en vitamina E y ácidos grasos omega 3, y iogur, un ingrediente ideal para hidratar de forma natural.

Prepara una pasta con ¼ de aguacate y dos cucharadas de iogur natural, mezcla todo realmente bien empleando la licuadora, varilla mágica o batidora y aplica la pasta en tus pies. Cubrélos con una bolsa de plástico y deja actuar por 20 minutos, entonces retira con agua templada y disfruta de unos pues suaves y deliciosos.

Cómo hidratar los pies - Paso 4

El aloe o sábila cuenta con muchas propiedades ventajosas para nuestro cuerpo, y una de las más señaladas es su capacidad hidratante y reparadora, siendo un enorme aliado para nuestra piel. Por eso puedes incorporarlo a tu rutina para hidratar los pies y conseguir excelentes beneficios.

Simplemente extrae la pulpa de una hoja de aloe y aplícala directamente en tus pies, especialmente en la zona de los talones que acostumbra a ser la más seca. Enseguida ponte los calcetines y deja actuar toda la noche, puedes repetir este procedimiento un par de veces a la semana.

Cómo hidratar los pies - Paso 5

Y si además de esto de hidratar los pies te provoca relajarlos un tanto, entonces puedes sumergirlos en agua templada mezclada con aceite de coco o de oliva, dos ingredientes idóneos para aportar humectación y suavidad a tu dermis. Simplemente prepara un recipiente con agua templada y añade 100 ml de aceite de coco o de oliva, mete tus pies y déjalos en la mezcla durante 10 minutos después retira, lava y aplica tu crema hidratante preferida. Notarás como quedan suaves y agradables al tacto.

Cómo hidratar los pies - Paso 6

Si quieres leer más artículos similares a Cómo hidratar los pies, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Productos relacionados