Cómo humectar a un cánido cotón de Tuléar

El cotón de Tuléar es un cánido con un propio pelaje blanco que se asemeja al algodón, de ahí el origen de su nombre. Son animales muy cariñosos, juguetones, sociables y también inteligentes que resultan ser una excelente compañía. Debido a su pequeño tamaño, son el cánido más usual entre las personas de edad avanzada o que pasan un buen tiempo en casa.

Como ocurre con todas las razas de cánido, el cotón de Tuléar requiere unos cuidados singulares que debemos conocer cuando uno de estos animales llega a nuestro hogar. Debido a su frágil y propio pelaje, la duda más frecuente entre los compañeros de esta raza es de qué forma humectar a un cánido coton de Tuléar. Descúbrelo en el artículo de Sabioz, donde te invitamos a también sobre de qué forma cuidar su pelo.

Cómo humectar a un cánido cotón de Tuléar punto por punto

Antes de saber de qué forma humectar a un cánido cotón de Tuléar, debes cerciorarte de que su pelaje esté libre de nudos. Los nudos complicarán la limpieza, con lo que te invitamos a que peines a tu mejor amigo antes de bañarlo. Después, para humectar al cotón de Tulear, solo debes proseguirse los siguientes pasos:

  1. Moja su pelo con rebosante agua hasta asegurarte que todo el pelaje esté absolutamente empapado. El agua ha de estar a un temperatura tibia, nunca muy caliente, en tanto que los perros son sensibles a las temperaturas elevadas.
  2. Aplica un champú para perros, nunca emplees un champú para humanos en tanto que su piel y su pelo son diferentes a los nuestros. Asegúrate de que su pH es de 7 o similar, para cuidar el pH natural de la piel del cánido. Si tiene el pelo muy seco, puedes decantarse por un champú hidratante, como el champú de avena para perros.
  3. Aclara con agua rebosante para retirar la espuma y los restos de champú.
  4. Si tu cotón de Tuléar tiene el pelo muy enredado, puedes aplicar una crema de desenredar singular para perros, nunca una de empleo humano.
  5. Enjuaga, de nuevo, con rebosante agua templada.
  6. Escurre esmeradamente el pelaje del animal para extraer la mayor cantidad de agua posible.
  7. Pasa una toalla seca y limpia por el cuerpo del cánido, secándolo vigorosamente.
  8. Utilizar un secador para evaporar el agua del pelo del animal. Es esencial emplear una temperatura tibia o, si es caliente, poner el secador a bastante distancia del cánido para que el aire no le llegue a una temperatura alta.
  9. Para terminar, cepilla su pelaje de nuevo para finiquitar de desenredar.

Ahora que el cánido está absolutamente limpio, te invitamos a que aproveches el momento del baño para adecentar las orejas del animal. En este otro artículo de Sabioz, te contamos Cómo limpiarle las orejas a un cánido. También puedes rebajar sus uñas, en tanto que por la acción del agua se vuelven más blandas y manejables.

Cada cuánto humectar a un cánido cotón de Tuléar

Ahora que sabes de qué forma humectar al cotón de Tulear, seguro que te preguntas con cuánta frecuencia debes hacerlo. Como ocurre con prácticamente todas las razas de cánido, por lo menos las que tienen pelo, el cotón de Tuléar solo debe bañarse cuando sea preciso. Esto quiere decir que debemos limpiarlo cuando esté sucio.

Debido a su pelo suave y blanco, la suciedad en el coton Tuléar acostumbra a observarse en torno a las 3 o 4 semanas. Por tanto, lo más usual es humectar a esta raza de cánido en torno a una vez al mes, a menos que se ensucie antes.

Si esta es la primera vez que vas a humectar a tu mejor amigo, te invitamos a que leas este otro artículo sobre Cómo humectar a mi cánido por primera vez.

Cómo cuidar el pelo de un cotón de Tuléar

Finalmente, has de saber que, a diferencia de otras razas, este género de cánido precisa cuidados singulares para su pelaje. Por ello, te damos una serie de consejos para cuidar el pelo del cotón de Tuléar:

  • Escoge un champú recomendable: el champú he de ser singular para perros y va a depender del fin que desees conseguir. Puedes emplear un hidratante, un desenredante o un champú singular para perros de pelo blanco, en función de tu objetivo. Evita los productos que prometen descolorar el pelo, en tanto que se trata de productos ácidos que pueden dañar el mantón.
  • Elige un champú de calidad: tanto si eliges un champú desenredante o blanqueante, elige un champú de calidad, preferiblemente de empleo veterinario, lo que te dejará sostener el color blanco íntegro y el pelaje saludable.
  • Cepilla su pelo: vas a deber hacerlo 3 o 4 veces a la semana si quieres que esté limpio y libre de nudos. Un pelo enredado genera picazón, lo que puede llevar al cánido a rascarse, creándose más nudos y también, incluso, heridas. Utiliza un cepillo suave de púa metálica sin bola en la punta.
  • Emplea cremas hidratantes: ciertas se aplican a lo largo del baño, otras tras este y otras entre baño y baño, o sea, con un pulverizador sobre el pelo seco. No se aconseja el uso de aceites sintéticos en tanto que ni la piel ni el pelo de la mascota los absorben y, más bien, hacen que el pelaje se vuelva amarillento y rompible.

Si todavía te quedan dudas sobre de qué forma humectar a un cánido cotón de Tuléar, puedes revisar nuestro artículo sobre el bichón maltés, una raza que precisa cuidados muy semejantes: Cómo humectar a un bichón maltés.

Si quieres leer más artículos similares a Cómo humectar a un cánido cotón de Tuléar, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario