Saltar al contenido

Cómo interpretar las posturas de mi can

28 septiembre, 2022
Cómo interpretar las posturas de mi perro

Aunque no lo creas, las posturas del cuerpo de un can te pueden decir mucho sobre su estado de ánimo y sobre sus conmuevas. Muchas de las señales serán muy sutiles y posiblemente te tome cierto tiempo conocer sus expresiones, pero vale la pena el sacrificio. En este artículo de Sabioz.com, te explicamos ciertas de las situaciones más habituales que debes conocer para saber de qué manera interpretar las posturas de tu can.

La postura de la confianza y la seguridad

Un can que se siente seguro de sí se sostendrá recto, tendrá su cola apuntando cara arriba y probablemente meneándola poco a poco; sus orejas estarán erguidas o relajadas, y por lo general se le apreciará fresco y relajado. Sus ojos tendrán las pupilas más pequeñas, en tanto que estas además están relajadas.

Cómo interpretar las posturas de mi perro - La postura de la confianza y la seguridad

La reverencia

Un can de frente a ti, con la cabeza y el pecho pegados al suelo, las patas delanteras extendidas y con su parte posterior y su cola cara arriba, es una clara convidación a jugar. Esto se conoce como la «reverencia del juego».

Muchas veces este gesto se confunde con una postura de ataque, pero no hay porqué preocuparse, simplemente señala que es tiempo de jugar con tu mascota.

Cómo interpretar las posturas de mi perro - La reverencia

Movimientos de cadera

Los movimientos de cadera o empujones son otra señal de que tu can quiere jugar. Seguramente tu can ha estado virando cerca de otro can intentando derribarlo al suelo con su parte siguiente, esto quiere decir que tu mascota busca actividad y quiere jugar con otros animales.

Cuando tu can te presente su parte posterior, esto es una señal de confianza, y dependiendo de tu can, podría representar además que quiere que lo rasquen. Sacudir su parte posterior puede ser además una señal amistosa y de excitación.

Girar sobre sí mismos

El popular «Roll over» en inglés, es una acción mediante la como el can expone su vientre, y es un gesto que prueba respeto por la autoridad. Dar un masaje en la barriga sirve como un excelente refuerzo para este género de comportamientos.

Esta acción además puede señalarse la resistencia pasiva, o que está resistiéndose a una amenaza de forma pasiva y además indirecta, usando sus pies para separar el inconveniente (como por ejemplo, un amo cortándose las uñas ).

Cómo interpretar las posturas de mi perro - Girar sobre sí mismos

La situación de deambular del can

Si tu can está caminando sin dirección determinada (merodeando), puede ser señal de excitación, nerviosismo o aburrimiento, probablemente causado por carencia de ejercicio o de cosas para jugar. Activa a tu can haciendole caminar y correr un tanto.

Perro con el pelo erizado

Cuando la tira de piel que corre por el medio de la espalda de tu can se levanta, puede ser una señal de que el can se siente conminado y trata de aparentar ser más grande de lo que es.

No necesariamente es una actitud violenta, pero si es una señal de que tu can se encuentra en «alarma máxima», listo para lo que sea pueda venir después. Un can atemorizado puede morder, con lo que ten mucho cuidado si te hallas cerca a un can que está erizando sus pelos.

El can está atemorizado o inseguro

El can intentará esconderse o agacharse. Un leve inclinación denotará sumisión o nerviosismo. Otra contestación puede ser la espalda arqueada, con las piernas tenuemente flexionadas, y la cola cara abajo (pero no oculta abajo), con la mirada fija en lo que lo está inquietando.

Cómo interpretar las posturas de mi perro - El perro está asustado o inseguro

De repente se inmoviliza en el medio de una actividad

Esto quiere decir que su can no se siente seguro de sí y preferiría que lo dejasen solo, o incluso que se está preparando para un ataque. Esto es común en el momento en que un can está manteniendo un hueso. ¡No te atrevas a interponerte entre un can y su hueso!

Postura de perroo beligerante o conminado

El can se va a inclinar cara adelante y estará recio. Esto ocurre como contestación a lo que el can percibe como una amenaza o un reto. En estos casos, la cola se esconderá bajo el animal, y este empezará a moverla o de una manera veloz y furiosa. También probablemente las partes blancas de los ojos se hagan perceptibles cuando el can se vira para mirar.

Si quieres leer más artículos similares a Cómo interpretar las posturas de mi can, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Consejos
  • Te recomendamos que ante cualquier cambio de comportamiento infrecuente en tu can, lo lleves al veterinario para que le realicen una revisión a fondo.

Productos relacionados