Cómo organizar la limpieza de la casa

¿Cansada de tener siempre y en todo momento la casa desordenada? Mantener la casa limpia y en perfectas condiciones puede ser una labor difícil, sobre todo, si no se lleva una recomendable organización. Muchas personas tienden a cargarse toda la limpieza del hogar en un día pero, de todas formas, el resto de la semana se debe ir manteniendo el orden para vivir en estupendas condiciones y, al final, da la impresión de que te pasas el día limpiando. Para evitar esta situación, vas a deber pensar en un planning y tener en cuenta una serie de consideraciones que en el presente artículo de Sabioz encontrarás. Sigue leyendo y descubre de qué forma organizar la limpieza de la casa para que consigas vivir en un ambiente agradable sin que estés todo el día con el mocho en la mano.

Pasos a proseguirse:

Para poder organizar la limpieza de la casa debemos tener en cuenta que hay ciertas tareas que se deben hacer diariamente, otras de forma semanal y otras que solo requieren que las hagamos una vez al mes. Así pues, lo primero que vamos a hacer será dividir las tareas en estos tres grandes bloques para poder comenzar a visualizar nuestras obligaciones de forma más esquemática.

Diariamente vamos a deber sostener unas condiciones de higiene mínimas como, por ejemplo, fregar los platos, recoger la cocina, ordenar las habitaciones, hacer la cama, etc.. En cambio, la limpieza a fondo puede hacerse 1 vez a la semana o 1 vez cada 15 días, dependiendo de la cantidad de gente con la que convives. Lo recomendable es que si vives en familia, lo hagas cada semana para desinficionar tu hogar; no obstante, si vives sola, con una vez cada 15 días tendrás suficiente pero, eso sí, vas a deber ir manteniendo la limpieza y el orden cada día.

En este otro artículo de unComo te damos algunos trucos para adecentar veloz y que, así, las tareas que haces cada día no te ocupen demasiado tiempo.

Cómo organizar la limpieza de la casa - Paso 1

Del mismo modo en la que hacemos una división de las tareas conforme su frecuencia, además es recomendable que para organizar la limpieza del hogar dividas las estancias pues no precisa el mismo cuidado el baño (que se usa diariamente y que es un lugar para limpiarnos) que el patio o el balcón, por ejemplo.

Así pues, te invitamos a que en un folio señales de forma horizontal todas las habitaciones de tu casa y, después, escribas columnas señalando si he de ser una labor diaria, semanal o mensual. Puedes proseguirse el ejemplo que te mostramos en la imagen anexa.

Cómo organizar la limpieza de la casa - Paso 2

Tal y como puedes ver en el ejemplo precedente, no solo vamos a repartir la limpieza del hogar conforme la frecuencia o la estancia, sino además conforme la persona encargada de adecentar. Distribuirse las tareas entre toda la familia es una idea excelente para mentalizar a todos de lo que comporta sostener el hogar en estupendas condiciones y, además de esto, te ayudará a suprimir obligaciones que, al final, son de todos.

Hacer que toda la familia colabore en las tareas del hogar es una idea excelente para que todos empiecen a hacerse cargo de la limpieza. Eso sí: a los más pequeños vas a deber darles tareas más simples como, por ejemplo, adecentar el polvo, pasar el aspirador, fregar el suelo, etc.. Las tareas más arduas y complejas van a deber dividirse entre los dos adultos para que, así, la casa esté siempre y en todo momento en estupendas condiciones.

En este otro artículo de unComo te damos algunos consejos para que los pequeños empiecen a adecentar.

Una vez hayas conseguido organizar la limpieza de la casa, es esencial que examines la despensa para que verifiques que tienes todos los productos precisos para adecentar, desinficionar y cuidar apropiadamente tu hogar. En el caso de que te falte algún aparejo vas a deber ir al súper a adquirirlo para que, en el momento en el que tu familia desee ponerse a adecentar, pueda hallar todo lo que precisa.

Pero, tras todo lo que te hemos comentado, posiblemente ahora te preguntes sobre cuáles son las tareas que deben hacerse diariamente, de manera semanal y mensualmente. Para asistirte a organizar la limpieza del hogar apropiadamente, ahora vamos a apuntarte una posible distribución de estas tareas.

Tareas de limpieza diaria

  • Ordenar la casa: es esencial que, cada día, os encarguéis de recoger y guardar aquello que usáis de forma rutinaria (vajilla, cepillos, ropa, zapatos, etc.), solo así, podréis vivir en un ambiente ordenado y agradable.
  • Recoger la cocina: cada día debe recogerse y limpiarse la cocina, aunque sea por encima (pica, repisa, platos, cacerolas, etc.). De hecho, lo que se aconseja es que, tras comer y tras cenar, alguien vaya a la cocina para recoger lo que se ha usado y limpiarla. Podéis repartir que uno se encargue de el alimento y otro de la cena o que, por ejemplo, uno cocine y el otro limpie y, al día siguiente, al revés.
  • Tirar la basura: cada día o cada 2 días vas a deber bajar la basura para evitar infecciones y plagas como cucarachas, hormigas, etc. Por tanto, establece una rutina de que, cada mañana, el primero que salga de casa deberá bajar la basura, así, conseguirás sostener apropiadamente el orden y la limpieza.
  • Hacer la cama: para que una habitación se vea en estupendas condiciones es esencial que la cama esté hecha. Sabemos que hay gente que, por la mañana, prefiere ventilar la habitación antes de recoger la cama, no hay inconveniente, pero sí que se debe procurar que, antes de salir por la puerta, se haga la cama o que se haga al mediodía, cuando se llegue en el momento de comer.
  • Barrer la casa: probablemente no precises barrer o aspirar diariamente pero, probablemente, cada 2 días sí que se habrá amontonado polvo y suciedad, sobre todo en la zona donde coméis o en la entrada de casa. Por este motivo, cada día o cada dos tendréis que barrer o aspirar para que la casa esté en perfectas condiciones. Piensa que irás más veloz si esta labor la haces con esta frecuencia que si solo la haces 1 vez a la semana.
Cómo organizar la limpieza de la casa - Paso 5

Ahora vamos a apuntarte las tareas que no debes hacer diariamente pero que sí que debes hacer con frecuencia (1 o 2 veces a la semana, dependiendo de la gente que viva en casa).

  • Limpiar los baños: por lo menos 1 vez a la semana vas a deber desinficionar el baño con productos de limpieza para que la zona esté libre de bacterias y idónea para tu aseo diario. En Sabioz te contamos de qué forma hacer una limpieza fondo del baño.
  • Fregar el suelo: fregar no resulta necesario que se haga diariamente, salvo que tu casa se ensucie por el hecho de que haya llovido, por el hecho de que hayas cocinado algo muy graso, etc. Puedes dedicar 1 vez a la semana a fregar en profundidad todos los suelos de casa para que estén en inmejorables condiciones.
  • Limpieza a fondo de la cocina: siendo una zona de la casa de mucho empleo, deberá limpiarla a fondo por lo menos 1 vez a la semana para suprimir todas las bacterias y restos. Limpiar los azulejos, los fogones, retirar los comestibles de la nevera que no se hayan comido y fregar el suelo es imprescindible para sostener la casa en buen estado. En unComo te damos algunos trucos para adecentar la cocina.
  • Limpiar el polvo: el polvo se va amontonando cada día en nuestros objetos pero no resulta necesario limpiarlo diariamente sino puedes hacerlo 1 vez a la semana o cuando veas que hay excesivo. En los meses de primavera, por ejemplo, el polvo acostumbra a acumularse sobremanera con lo que esta labor deberá realizarse 2 o 3 veces a la semana.
  • Lavar la ropa: dependiendo de la gente que viva en casa, vas a deber hacer 1, 2 o 3 lavadoras a la semana, una labor esencial a tener en cuenta por el hecho de que no solamente se trata de encender la lavadora sino, además, implica tener que tenderla, recogerla y ponerla.

Y, para finalizar, en los consejos para organizar la limpieza de tu casa, vamos a descubrirte aquellas tareas que se deben hacer en ocasiones, o sea, una vez cada 15 día o cada mes, dependiendo de vuestra familia:

  • Pasar el aspirador a los sofás y sillones: para suprimir los ácaros de polvo, se aconseja que de forma bisemanal se aspiren los muebles de tela como son los sofás o los sillones. Si quieres, además puedes aspirar el jergón de tu cama para conseguir reducir las bacterias.
  • Limpiar los cristales: dependiendo de la época del año en la que te encuentres, vas a deber adecentar más con frecuencia los cristales pero, por norma general, bastará con que lo hagas 1 vez al mes.
  • Limpiar las cortinas: no resulta necesario que esto se haga una vez al mes sino se aconseja que se haga 2 o 3 veces por año o con los cambios de estación. Es una buena forma de conseguir que tu casa esté limpia y absolutamente desinfectada.

Si quieres leer más artículos similares a Cómo organizar la limpieza de la casa, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Limpieza del hogar.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario