Cómo plantar geranios

¿Estás pensando en plantar geranios? Si la contestación es afirmativa, la verdad es que esta planta de exterior es una alternativa excelente para decorar nuestro jardín, terraza o balcón. Existen más de 400 especies de geranios, y podemos hallar colores como rojo, púrpura, blanco y rosa, motivo por el que quedarán excelentes en macetas o en el suelo de cualquier exterior. Plantar semillas o esquejes de geranio nos dejará disfrutar del proceso de desarrollo de la planta, una experiencia sin duda enriquecedora que nos ayudará a querer nuestro trabajo y constancia. Si bien plantar esta especie no es difícil, es imprescindible tener en cuenta los cuidados del geranio. Esta flor precisa estar a pleno sol y tenemos que estar al corriente de las enfermedades que pueden afectar a su salud. Por ello en el artículo de unComo te explicamos de qué manera plantar geranios, además de esto de darte algunos consejos que precisarás para que la flor medre sana y bonita.

Cuándo plantar geranios

Lo primero que debemos pensar es el momento en el que vamos a plantar nuestros geranios, así sea en macetas o de forma directa en el suelo. La mejor temporada del año es en primavera-verano, momento en el que la temperatura y el sol son los ideales para acudir a que la planta medre sana.

Es imprescindible que las semillas o esquejes se planten tras la época de heladas, o sea, cuando ya haya finalizado el invierno. De lo opuesto, la planta no soportará el frío y nuestro sacrificio habrá sido en vano. Esto no quiere decir que los geranios no puedan estar expuestos a temperaturas bajas, sino durante su primera etapa de desarrollo son más enclenques. No obstante, una vez la planta haya superado esta primera etapa, será más fuerte y una vez llegue otoño y verano podrá aguantar el frío.

Los geranios florecen en verano, con lo que es recomendable que las semillas o esquejes sean plantados en primavera, para que así las flores medren en verano y podamos disfrutar de su color y su belleza.

Cómo plantar geranios - Cuándo plantar geranios

Dónde plantar los geranios

Los geranios son plantas de exterior que precisan mucha luz. Por este motivo deben ser plantados en el suelo de nuestro o jardín, o en macetas que podamos dejar en nuestra terraza o balcón. En en caso de que decidas hacerlo en el suelo de tu jardín, asegúrate de elegir una parte del terreno que esté expuesta al sol frecuentemente, pues los geranios precisan luz intensa, como te hemos explicado anteriormente. Ahora bien, tampoco se trata de que la luz del sol caiga sobre ellos durante todas las horas, con lo que debemos pensar bien la ubicación.

Cómo plantar geranios

Una vez tenemos claro el lugar en el que nuestros geranios serán plantados, debemos decidir si queremos plantar semillas o esquejes. La diferencia es que plantando semillas experimentaremos todas las etapas de desarrollo de la planta, al paso que que los esquejes son fragmentos de geranio que han sido separados particularmente para que sean plantados y se reproduzcan. Si plantamos esquejes a tendremos un geranio que ha superado su primera etapa de desarrollo.

Ambas opciones son válidas, solo debemos decidir cuál de las dos preferimos en función de si tenemos aproximadamente paciencia, o si no queremos arriesgarnos a que las semillas no medren.

Geranios en el suelo

En el caso de plantar los esquejes o semillas de geranio en el suelo del jardín, el requisito más esencial es que el terreno tenga un buen drenaje para evitar que el agua se estanque. Realiza agujeros de unos 3 cm en el suelo con una separación suficiente para que cada geranio pueda desarrollarse adecuadamente.

Geranios en maceta

Si nos hemos decantado por esta alternativa, debemos elegir una maceta recomendable para que nuestro geranio medre sano. Hay diferentes especies de geranio, con lo que infórmate en el momento de adquirir los esquejes o semillas de qué tipo es la tuya. Aprovecha para adquirir una tierra recomendable, oxigenada, con un pH perfecto y con los elementos precisos que requiere la planta. En este artículo te explicamos cuáles son las mejores plantas para el balcón.

Esquejes

Si prefieres plantas los esquejes de forma directa, puedes elegir los brotes de un geranio que tengas en casa o adquirirlos en una tienda. En este caso, debes hacer un agujero en la maceta o suelo y también introducir el esqueje. Trata de elegir aquellos que tengan un buen color y no han florecido. Si escoges los esquejes de tu geranio, precisarás unas tijeras de podar para recortar el brote a una longitud aproximada de 8 cm. una vez plantados los esquejes del geranio, regamos un tanto para acudir a la planta a adherirse a la tierra.

Semillas

Compramos las semillas en el establecimiento recomendable, realizamos diferentes hoyos en la tierra y ponemos en todos y cada uno de ellos de ellos una semilla de geranios. En el en caso de que se plante en una maceta, debemos consultar la distancia que debe haber entre cada planta. Especialmente si se trata de una especie de geranio grande, la distancia entre cada uno de ellos tendrá que ser de unos 60 cm aproximadamente. Regamos tenuemente la tierra con las semillas en su interior y ¡listos!

Cómo plantar geranios - Cómo plantar geranios

Cómo cuidar los geranios

Riego

Una vez hemos plantado los geranios, lo recomendable es regarlos una vez a la semana, asegurando el recomendable drenaje. En en caso de que el agua se quede atascada, el exceso de humedad provocaría que sus raíces se pudrieran. Durante las temporadas cálidas, debemos regar nuestros geranios diariamente, pues están muy expuestos a la luz del sol. Una vez haya florecido, no riegues la planta desde arriba, sino de forma directa desde los tallos en contacto con el suelo.

Luz

Los geranios precisan del contacto directo con la luz. Lo mejor es que, al menos, tengan sol 6 horas al día. Coloca las plantas en una zona con mucha luz solar, para que medren fuertes y bellas.

Poda

Debemos retirar las hojas amarillentas de los geranios, en tanto que nos apuntan que están mustias. Realizar una buena poda en primavera, una vez la planta ya se ha desarrollado ayudará a que la planta medre en mejores condiciones. Así pues, retira las hojas fallecidas por el punto de unión con el tallo.

Abono

Abonar la planta una vez por año, al menos, es un requisito esencial para enriquecer la tierra con nutrientes que asisten a crecer a los geranios. Es recomendable abonar las flores con cierta frecuencia, sobre todo durante la época de floración por medio de abono líquido que puedes hallar en floristerías o tiendas de jardinería. En este artículo te enseñamos a hacer un abono natural para tus plantas.

Cómo plantar geranios - Cómo cuidar los geranios

Plagas y enfermedades de los geranios

Como todas las plantas, los geranios están expuestos a diferentes plagas y enfermedades que pueden hacer que nuestro trabajo se vea entorpecido. Conocer las más habituales y estar informados sobre sus particularidades puede ser útil para prevenirlas y actuar en el en caso de que aparezcan. Tanto si plantamos esquejes o semillas, una vez la planta se ha desarrollado está más expuesta a ciertas enfermedades que te explicamos ahora.

Enfermedades de los geranios

Las enfermedades más habituales que pueden dañar nuestros geranios son aquellas protagonizadas por hongos.

  • Botritis. Se puede presenciar una capa de moho gris oscuro. Las partes perjudicadas se pudren y durante la primavera es la época más usual en la que puede aparecer, pues hay más humedad.
  • Puccinia. Conocida como roya, su acción se aprecia pues las hojas tienen pequeños bultos de color oscuro que más tarde adquieren un tono naranja.
  • Oidio. Se caracteriza por la presencia de un hongo blanco o de color gris en hojas y brotes. Cuando la planta ha sido invadida por este hongo las es usual que las hojas se sequen y queden amarillentas.
  • Antracnosis. Podemos advertirlo al ver máculas negras o cobrizos que se agradan en los brotes, hojas o capullos.

Plagas de los geranios

  • Pulgones. Son parásitos que se clavan en las hojas absorbiendo la savia. Como consecuencia, el geranio se desgasta y se acaba marchitando. Es simple ver a estos pequeños insectos.
  • Araña roja. Su presencia puede advertirse en la parte inferior de las hojas y son pequeñísimas. Provocan que las hojas de los geranios se tornen amarillas.
  • Orugas. El efecto de esta plaga se traduce en la aparición de agujeros en la hojas provocados por las orugas. La forma más fácil de concluir con ellos es retirarlas una por una.
  • Mosca blanca. Son moscas pequeñísimas, más frecuentes en verano, que actúan de forma similar a los pulgones.
  • Cochinillas. Absorben la salvia de los geranios haciendo que las hojas se marchiten. Producen una sustancia conocida como melaza que atrae la atención de la negrilla, otro hongo perjudicial para el geranio.

¿Conoces las propiedades del aceite esencial de geranio? Te las explicamos en el artículo.

Cómo plantar geranios - Plagas y enfermedades de los geranios

Si quieres leer más artículos similares a Cómo plantar geranios, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Jardinería y plantas.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario