Cómo quitar el sarpullido

Cómo calmar los síntomas del sarpullido en la cara, las piernas, los brazos o bien otras zonas por las que puede aparecer es, sin duda, una de las preguntas más frecuentes cuando advertimos que tenemos una erupción en la piel, pues el picor y la hinchazón que se dan pueden ser realmente molestos. La erupción cutánea, más conocida como sarpullido, nos molesta a todos en el momento en que nos toca padecerla y queremos que desaparezca de nuestro cuerpo cuanto antes.

En este artículo de Sabioz explicamos de qué manera quitar el sarpullido, como cuáles son las causas más habituales y las mejores formas de prevenirlo.

Síntomas y causas del sarpullido

Entre los síntomas del sarpullido más habituales destaca la presencia de máculas y granos en la piel que habitúan a ser pequeños y colorados, acompañados de sensación de picor muy frecuente, aunque hay algunos casos en los que se puede dar sin comezón. A veces, incluso, pueden aparecer vesículas pequeñas llenas de líquido, siendo más molestas que los granos frecuentes del sarpullido. Todas las personas de todas las edades son susceptibles de tener sarpullido alguna vez en su vida, ya que las causas son variadísimas. Además, puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero las zonas más habituales son las de la cara, el cuello, la cintura, el pecho, los brazos, la espalda y las piernas.

Las principales causas del sarpullido en la piel son:

  • Alergias y sensibilidad cutánea o dermatitis.
  • Psoriasis.
  • Seborrea.
  • Acné.
  • Enfermedades virales y otras infecciones.
  • Lupus eritematoso.
  • Roces con objetos irritantes.
  • Consumo frecuente de alcohol, tabaco o bien otras drogas.
  • Tomar el sol en exceso y sin la protección recomendable.
  • Higiene inadecuada.

Para conocer más sobre las razones por las cuales pueden aparecer estas erupciones cutáneas, te invitamos a la lectura de este otro artículo específico sobre Las causas y el tratamiento del sarpullido en la cara.

Cómo quitar el sarpullido – antídotos caseros

Antes de localizar la solución al sarpullido, se debe tener en cuenta el género de erupción cutánea que padecemos. En función de su gravedad (leve, moderada o alta) y de los síntomas apreciados, será preciso acudir a un médico especialista que aconseje el tratamiento más efectivo. En cuanto a tratamientos médicos para calmar los síntomas, los hay con lociones, baños, cremas con cortisona para reducir la inflamación y con antihistamínicos para calmar el picor, etc.. No obstante, el médico además dará indicaciones o tratamiento para la enfermedad que ha producido el sarpullido.

Si el sarpullido es leve, hay antídotos naturales y caseros que pueden ser suficiente para hacerlo desaparecer o, por lo menos, para calmar en gran medida los síntomas. Algunos de los mejores antídotos caseros para quitar el sarpullido son los próximos:

Aloe vera: crema para quitar el sarpullido

Sus propiedades hidratan la piel y asisten a aliviarla y regenerarla. Ante una zona reducida de sarpullido, aplicar gel de aloe o crema que contenga el gel de esta planta medicinal ayuda a conseguir el alivio tan buscado y a mejorar la piel. En este otro artículo de Sabioz te desvelamos Cuáles son los beneficios del aloe para la piel.

Avena para el sarpullido

Al igual que el aloe, tiene un efecto calmante y es un enorme antiinflamatorio cutáneo, con lo que reduce de forma eficaz la sensación de picor y reduce el sarpullido. La mejor forma de emplearlo es echar copos de avena en un recipiente con agua caliente, formando una pasta que, una vez fría, se debe aplicar a la zona perjudicada. Si la zona perjudicada de la piel es grande, entonces se pueden hacer duchas o baños con agua de avena una o un par de veces al día.

Caléndula para sanar el sarpullido

La caléndula es un antídoto muy práctico para calmar el sarpullido y otro género de erupciones cutáneas por sus propiedades antiinflamatorias, calmantes y antibacterianas. La infusión de esta planta ayuda a sanar muchos de los inconvenientes que podemos tener en la piel. El procedimiento de empleo más eficaz es preparar la infusión y humidificar una gasa en ella cuando esté tibia, la como debemos pasar de forma cuidadosa y poco a poco por la zona perjudicada. Con este antídoto se puede hacer como en el caso de la avena y verter la infusión en el agua de un baño. Descubre más sobre los Beneficios y propiedades de la caléndula para la piel en este otro artículo.

Baño con manzanilla para el sarpullido

Esta planta medicinal tiene propiedades descongestionantes, antiinflamatorias, calmantes, antibacterianas y antifúngicas que asisten a calmar el picor, dismuyen la inflamación, promueven la curación de la piel y asisten a evitar infecciones secundarias. Conoce más sobre Cuáles son los beneficios de la manzanilla para la piel aquí.

Es muy recomendable darse un baño con unas gotas de aceite esencial de manzanilla o con la infusión de esta para tratar las erupciones leves de la piel, singularmente si aunque sean leves están muy extendidas. En el caso de zonas más pequeñas, es posible aplicar la infusión de manzanilla con un paño o gasa cuando esté fría o tibia.

En este otro artículo podrás descubrir más Remedios caseros para el sarpullido.

Cómo prevenir el sarpullido

Pese a que en ciertos casos es inevitable por puro desconocimiento de alergias o por el simple hecho de ser inconscientes de cometer fallos en nuestra vida rutinaria al respecto, el sarpullido se puede evitar siguiendo ciertas recomendaciones.

En este sentido, el buen reposo es esencial para que el sistema inquieto y la piel alcancen los puntos de relajación precisos. El progresivo agobio del cada día es una de las causas de muchas afecciones y de otro género de reacciones anatómicos como el sarpullido, debido al incremento de la temperatura interna al acelerarse la circulación sanguínea, con lo que es esencial reducir el agobio en la medida de lo posible. Otras acciones a realizar para prevenir las erupciones cutáneas son la recomendable hidratación de la piel, evitar el contraste de temperaturas y la excesiva sudoración, como la utilización de prendas con lonas irritantes como, por ejemplo, la lana.

Tipos de sarpullido en pequeños – los más habituales

Hay salpullidos en pequeños que son esenciales de conocer para evitarlos o, por contra, combatirlos adecuadamente cuando aparecen. Los más frecuentes son los próximos:

Sarpullido por calor

El exceso de abrigo en bebés o pequeños y las altas temperaturas pueden afectar a la transpiración y, en consecuencia, provocar sarpullido en la piel. Para tratarlo, es necesario emplear agua fría para lavar las zonas perjudicadas de la piel. También es recomendable que estas partes tengan una recomendable transpiración, esto es, que no estén cubiertas por ropa de abrigo ni ajustada. Normalmente, al regularse la temperatura va despareciendo el sarpullido. En ningún caso se debe emplear pomadas sin prescripción médica.

Picaduras de insectos

Las picaduras de avispas, mosquitos, garrapatas y otros pequeños insectos pueden llegar a producir hinchazón en la piel con sarpullido y picor. El empleo de repelentes (siempre y en todo momento bajo recomendación médica) y evitar las zonas propensas a la presencia de insectos son las mejores prevenciones. Asimismo, la utilización de productos para calmar picaduras con amoníaco y la aplicación de agua fría para desinflamar son las mejores formas de acudir a que se pasen los salpullidos o reacciones a las picaduras. Además, si la reacción es fuerte, el médico puede asesorar algún antihistamínico. En este enlace puedes consultar Cómo emplear el amoníaco para las picaduras.

Enfermedad de mano, pie y boca

Algunas enfermedades virales se extienden sencillamente en guarderías y centros escolares. Uno de los que se pueden dar singularmente en las guarderías es el virus Coxsackie A16 que da lugar a la enfermedad de mano, pie y boca, la como se reconoce por un sarpullido en estas zonas, llagas en la boca, fiebre, etc.. Para que esta desaparezca hay que cuidar al pequeño para acudir a que su cuerpo se vaya regulando hasta el momento en que el ciclo del virus pase. Normalmente, el pediatra aconseja fármacos febrífugos, reposo, calmantes, antiinflamatorios, tomar mucho líquido, etc..

Este artículo es meramente informativo, en Sabioz no tenemos capacitad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún género de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier género de condición o malestar.

Si quieres leer más artículos similares a Cómo quitar el sarpullido, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Deja un comentario