Cómo quitar la flacidez

La flacidez en nuestro cuerpo indica, principalmente, dos cosas: una pobre forma física y una mala alimentación. Algunas zonas del cuerpo acumulan grasa con mayor sencillez, y eso se traduce no solo en una apariencia antiestética, sino también en incomodidad. Además, la flacidez y la falta de tonicidad muscular también puede llevar a una mayor probabilidad de sufrir lesiones físicas.

Por ello, en el artículo de Sabioz, te vamos a mostrar de qué forma quitar la flacidez de forma natural y fácil. Con estas recomendaciones serás capaz de deshacerte de la grasa amontonada en diferentes zonas del cuerpo. ¡Comencemos!

Cómo quitar la flacidez de muslos y glúteos

Muslos y glúteos habitúan a ser las zonas donde se acumula grasa y flacidez muscular con mayor sencillez. En la cara interna de los músculos, por ejemplo, se encuentran los aductores. Allí, mucha grasa se guarda frente a la falta de ejercicio, el sedentarismo y el consumo de comestibles ricos en grasa y colesterol.

Dieta para quitar la flacidez de muslos y glúteos

Para quitar la flacidez de muslos y glúteos, lo primero que debes hacer es consumir comestibles sanos. Una dieta balanceada, rica en vegetales y fibras y baja en sal, evitará la retención de líquidos que causa inconvenientes como la celulitis. Debes procurar comer en horarios fijos y con raciones equilibradas, observando un factor muy esencial: la hidratación.

Los médicos aconsejan consumir cerca de dos litros de agua al día para quitar toxinas y también impurezas de nuestro cuerpo. En este aspecto, el agua con limón es un enorme aliado, por lo como te invitamos a consumirla, preferiblemente, en ayunas. En nuestro artículo Agua con limón para adelgazar: en qué momento y de qué forma tomarla, te contamos todos los detalles al respecto.

De igual forma, emplear sal marina macerada en lugar de sal regular te ayudará a quemar calorías sin sacrificar el gusto de tus comidas.

Cremas para la flacidez de las piernas

Asimismo, la utilización de cremas reafirmantes para realizar masajes linfáticos es esencial para mejorar la circulación sanguínea y evitar la flacidez de muslos y glúteos. Darte masajes diariamente y bañarte con agua fría ayuda a reducir la retención de líquidos que genera depósitos de grasa en la piel. También debes procurar descansar bien diariamente, pues el sueño es el mejor reparador del organismo, minimizando la carga de agobio producida en todos y cada jornada de actividad. Esto es esencial por el hecho de que el cortisol, la hormona del agobio, reduce la quema de grasas en el cuerpo.

Por supuesto, los ejercicios para la flacidez de las piernas son grandes aliados para combatir la flacidez y endurecer los músculos. Para trabajar los muslos y los glúteos, los ejercicios aeróbicos son una excelente opción. A su vez, caminar y subir escaleras también te ayudarán a superar las temibles cartucheras, fortaleciendo la zona baja del cuerpo de forma veloz y fácil.

En este artículo de Sabioz te mostramos 14 ejercicios para piernas y glúteos.

Cómo quitar la flacidez del abdomen

Reducir la flacidez del abdomen se ha transformado en un auténtico reto. Eliminar el exceso de grasa o los tejidos amontonados tras un súbito descenso de peso no es moco de pavo, pero existen distintos métodos y trucos que pueden asistirte a quemar las llantitas de forma natural y fácil.

Para quitar la flacidez del abdomen es esencial comer balanceado. Una dieta rica en frutas, vegetales, fibras y grasas monosaturadas te ayudará a quemar calorías velozmente. Apuesta por cenas ligeras y comidas a horas fijas en raciones equilibradas.

Conforme vayas perdiendo peso, es muy esencial tersar la piel. El empleo de cremas reafirmantes para masajear las zonas flácidas te dejará fortalecer la piel, dándole lisura al abdomen.

También es muy esencial evitar la retención de líquidos, tomando diariamente bebidas como:

  • El té verde
  • El agua templada con limón en ayuno
  • Jugos naturales (la sandía, el tomate y la naranja son fantásticos diuréticos)

Además, debes consumir comestibles ricos en magnesio y potasio, pues estos minerales evitan la retención de líquidos en el estómago y robustecen las propiedades diuréticas de otros comestibles. En nuestro artículo Cómo quitar la retención de líquidos en el abdomen te contamos más trucos para deshacerte de ella.

Por supuesto, hacer deporte y ejercicio diariamente te ayudará a quemar grasa y a fortalecer el abdomen. La opción mejor es realizar rutinas de entrenamiento que incluyan ejercicios cardiovasculares, de tonificación y, claro está, los imprescindibles abdominales.

Te sugerimos visitar este artículo de Sabioz para descubrir 10 ejercicios para fortalecer el abdomen.

Cómo quitar la flacidez de los brazos

¿Te has preguntado Cómo quitar la flacidez de los brazos veloz? Los brazos también habitúan a acumular mucha flacidez, sobre todo en personas sedentarias. Asimismo, aumentos y pérdidas súbitas de peso, cambios hormonales y el envejecimiento son otras de la razones que causan la flacidez en los brazos, por lo como resulta necesario cambiar determinados hábitos en tu vida para hacer la diferencia.

Variar tus hábitos alimenticios puede hacer la diferencia para quitar la flacidez de los brazos. La ingesta de comestibles ricos en proteínas es imprescindible para fortalecer y fortalecer los músculos de los brazos. A su vez, comestibles antioxidantes (frutos colorados, cítricos, vegetales) te asisten a evitar el envejecimiento de la piel de los brazos, anulando el efecto del consumo de grasas, azúcar y sal.

Como en otras áreas del cuerpo, los ejercicios para la flacidez de los brazos se convierten en el principal antídoto para combatir la flacidez de los brazos. Rutinas con mancuernas, flexiones y ejercicios para el tríceps son excelentes para fortalecer los brazos y quemar flacidez.

Si quieres consultar más ejercicios para los brazos, puedes consultar este artículo de Sabioz sobre Ejercicios para adelgazar los brazos.

Después de ejercitarte, recuerda emplear cremas reafirmantes y reductoras para, por medio de masajes anatómicos, quitar los depósitos de grasa amontonada en los brazos.

La hidratación es el otro complemento esencial para quitar la flacidez de los brazos. Consumiendo por lo menos 2 litros de agua al día purificarás tu organismo de líquidos y toxinas que evitan que la piel se conserve plana y lozana.

¿Buscas tratamientos para la flacidez de los brazos? Visita Remedios caseros para la flacidez de los brazos, un artículo de Sabioz especialmente pensado para olvidarnos de los brazos flojos y lucirlos sin inseguridades.

Cómo combatir la flacidez del rostro

El rostro también acostumbra a acumular flacidez con mucha sencillez, sobre todo transcurrido un tiempo. En este caso, el envejecimiento, alén de la falta de ejercicio, es la razón principal por la que perdemos firmeza en los músculos y la piel de la cara. Sin embargo, devolver el brillo y la firmeza al rostro es posible, efectuando determinados cambios en tu rutina diaria.

Lo primero que debes querer es la limpieza del rostro. El empleo de exfoliantes ayuda a quitar impurezas y células fallecidas que facilitan el envejecimiento prematuro del rostro. Mantener la piel hidratada durante el día y la aplicación de masajes faciales con cremas humectantes y rejuvenecedoras es ideal para sostener los músculos de la cara en buena forma. También es recomendable la utilización de mascarillas reafirmantes con frecuencia para adecentar y fortalecer tu rostro. Si quieres conocer Cómo hacer una mascarilla reafirmante para la cara de forma simple y casera, te invitamos a dar clic al enlace.

Cómo quitar la flacidez del rostro con gimnasia facial

Otro factor clave para combatir la flacidez del rostro es la gimnasia facial. Ejercitar tu rostro diariamente por medio de técnicas tan fáciles como pronunciar las vocales con la boca bien abierta, como hacer sonrisas extensas frente al espejo por tres minutos, hará la diferencia para sostener activa la musculatura del rostro.

En Sabioz te explicamos con más detalle Los mejores ejercicios para evitar la flacidez del rostro, ideales para sostener tu rostro bien tonificado.

Además, hay otros detalles que cuentan para quitar la flacidez del rostro. Algunos de ellos son:

  • Evitar exposiciones continuas al sol
  • descansar adecuadamente diariamente
  • Disminuir el agobio y los estados depresivos hará la diferencia para sostener tu rostro firme y joven.

Aunado a ello, la alimentación también hace la diferencia. Debes procurar consumir comestibles rebosantes en vitamina C y E, pues las dos son fantásticos antioxidantes para la piel. Aceites vegetales, cereales, pescados y vegetales frescos también son excelentes para nutrir la piel. Por ello, no deben faltar en tu menú diario. Todo esto te ayudará a prevenir el envejecimiento y deterioro de tu rostro, mostrando una faz sana y brillante.

Si quieres leer más artículos similares a Cómo quitar la flacidez, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Deja un comentario