Cómo quitar la grasa subcutánea

Cómo eliminar la grasa subcutánea

Son muchas las personas que se preocupan con frecuencia por la acumulación de grasa en su cuerpo por cuestiones de estética. Sin embargo, antes de la estética, lo más esencial que deberíamos tener en cuenta en lo tocante al la acumulación de grasa es nuestra salud.

En este sentido, la grasa subcutánea, así como la grasa visceral, es una de las más bastante difíciles de quitar, en tanto que se extiende por múltiples partes del cuerpo y, para quitarla, resulta necesario reducirla en conjunto. No obstante, hay determinados trucos y consejos que, sin duda, te van a acudir a conseguir quitar la grasa resistente. Si quieres saber de qué manera quitar la grasa subcutánea, sigue leyendo Sabioz. Te contamos lo que debes hacer y, sobre todo, lo que debes parar de hacer para bajar de peso de forma simple y veloz.

Grasa subcutánea y grasa visceral

La grasa subcutánea es la que se acumula justo bajo la piel. Se trata de la grasa que aporta un aspecto blando a nuestro cuerpo y, cuanta mayor cantidad se acumula, más blandos o “fofos” nos va a parecer que estamos. Esto hace que se trate de una grasa sensiblemente antiestética. Por otro lado, la llamada grasa visceral es la que se acumula por bajo los músculos, en específico, entre las vísceras. Esta grasa, aunque no se puede palpar directamente como ocurre con la grasa subcutánea, es realmente sensiblemente más peligrosa, en tanto que afecta directamente a los órganos internos, con lo que sus implicaciones en nuestra salud son todavía mayores.

Cómo quemar la grasa resistente

Una de las primeras cosas que debemos tener en cuenta es que, en el momento en que nos preguntamos de qué manera quemar la grasa resistente, deberemos hacerlo en conjunto. Es decir, no se puede quitar la grasa por zonas (a menos que se haga mediante cirugía o tratamientos artificiales invasivos). Por ello, no se puede quitar la grasa subcutánea de forma específica, sino será preciso tomar una serie de medidas que nos ayudarán a quemar la grasa resistente en conjunto, lo que se manifestará como una reducción de la grasa subcutánea y de la grasa visceral de todo nuestro cuerpo.

Consejos sobre ejercicios para quitar la grasa subcutánea

Uno de los primeros aspectos que debemos tener en cuenta en el momento de quitar la grasa resistente, tanto si se trata de grasa subcutánea como de cualquier otro tipo, es que la forma natural que tiene el cuerpo de quitar la grasa es “quemándola”. Es decir, la grasa es comburente que nuestro cuerpo consume para mantenerse con vida y aportar energía a los órganos y tejidos de nuestro organismo.

Por ello, uno de los primeros aspectos a tener en cuenta en el momento de quemar grasa resistente es que resulta necesario realizar actividad física diaria. En este sentido, es más esencial que se haga de forma diaria y continuada a que se realice en sesiones de mucha intensidad pero de forma eventual.

Respecto al género de ejercicio que nos va a permitir quemar la grasa, los ejercicios aeróbicos como nadar, correr o bailar son idóneos para esta función. Sin embargo, también es esencial no desatender los ejercicios de fuerza, esto es, aquellos destinados a ganar masa muscular. Al tener mayor masa muscular, aumenta nuestro metabolismo basal, lo que quiere decir que, estando en reposo, nuestro cuerpo va a consumir más calorías.

Para quitar la grasa subcutánea es esencial que efectuemos ejercicio aeróbico y de fuerza, y que lo hagamos todos los días. Es preferible hacerlo solo media hora al día que hacerlo una vez a la semana dos horas seguidas. Sé muy frecuente y conseguirás tus objetivos.

Cómo eliminar la grasa subcutánea - Consejos sobre ejercicios para eliminar la grasa subcutánea

Consejos sobre la dieta para quitar la grasa subcutánea y visceral

Por otro lado, aunque el ejercicio diario es una parte esencial para quitar la grasa subcutánea y la de cualquier otra parte del cuerpo, no podemos dejar de lado el alimento. Todo lo que ingerimos influye en nuestro cuerpo y, si comemos de forma desaconsejada, la acumulación de grasa será mayor. Una de las cosas que debemos tener en cuenta es que, solo con el ejercicio, no vamos a conseguir quemar la grasa resistente de nuestro cuerpo. Es decir, será preciso hacer una dieta hipocalórica que reduzca la ingesta de calorías y que, en combinación con el ejercicio, nos deje quitar el exceso de grasa.

Existen multitud de dietas hipocalóricas libres. Sin embargo, lo más conveniente si realmente quieres resultados, es acudir a la consulta de un nutricionista-nutricionista para que valore tu caso en particular y diseñe una dieta hipocalórica adaptada. Sin duda, es una alternativa algo más cara, pero los resultados serán sensiblemente más perceptibles y perdurables. Además, acudir a un profesional te ayudará a aprender a comer sano y de forma equilibrada, dos elementos esenciales que habitúan a estar tras inconvenientes como el sobrepeso o la obesidad.

Si quieres leer más artículos similares a Cómo quitar la grasa subcutánea, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Peso y también imagen anatómico.

Deja un comentario