Saltar al contenido

Cómo quitarme la manía de morderme los labios

26 mayo, 2022
Cómo quitarme la manía de morderme los labios

Todos tenemos alguna manía pero cuando esta se trata de hacernos pequeñas heridas de manera inconsciente, debemos ponerle freno. Morderse los labios puede ser una señal sensual y erótica pero… ¿lo haces muy con frecuencia? Si es de esta forma, estás delante de una manía que puede provocar nerviosismo o agobio. En Sabioz.com te proponemos lucir siempre y en todo momento unos labios hermosos, lejos de heridas y hoyitos provocados por los insistentes y recurrentes bocados. Si estás preguntándote de qué forma quitarte la manía de morderte los labios, este artículo va dedicado a ti. Aprende a combatir este molesto hábito con los próximos consejos y trucos.

Pasos a proseguirse:

Sabemos que deshacerse de una manía no es nada simple, por esta razón, lo primero que vas a deber tener es paciencia, valor, sacrificio y ganas. Si no reúnes ninguna de estas cualidades, tardarás sensiblemente más en suprimir esta manía. Recuerda que los hábitos se acaban generando por la reiteración rutinaria, con lo que vas a deber romper con el día a día de esta manía si quieres sobrevivir sin ella.

Cómo quitarme la manía de morderme los labios - Paso 1

El proceso para dejar de morderte los labios deberá pasar por dos fases: prevención y curación. De este modo, te será sensiblemente más simple dedicarte a prescindir del hábito y a sanar tus labios mordisqueados. El objetivo es evitar que te hagas heridas y tus labios queden ensangrentados.

Para prevenir tus mordeduras en la zona labial te invitamos a aplicar, frecuentemente, ungüentos labiales para asegurar su hidratación. Aunque parezca una tontería, manteniendo tus labios bien hidratados conseguirás que no aparezcan pequeños pellejitos o pieles que te inciten a quitarlas, con lo que evitarás las heridas con esto. El buen mantenimiento de tus labios es esencial para prevenir los bocados.

Cómo quitarme la manía de morderme los labios - Paso 3

Al igual que el ungüento, un buen pintalabios o stick te podrá acudir a evitar que tus dientes deseen morder los labios. Cuanto más fuerte sea el tono de la barra labial, mucho mejor. ¿Por qué? Tiene una fácil explicación. Si sientes el deseo de morder tus labios al paso que los llevas pintados de un fuerte color corres el riesgo de que tus dientes se manchen o que el pintalabios se corra y tus labios queden desmaquillados. Si quieres sostener tus labios íntegros y hermosos, prueba con un rojo pasión y déjate de tentaciones.

Cómo quitarme la manía de morderme los labios - Paso 4

Para calmar las mordeduras es necesario recurrir a los ungüentos que calmen la irritación. Como ya hemos dicho anteriormente, es esencial sostener una recomendable hidratación para evitar la aparición de pellejos y, por ende, de nuestras mordeduras. Los ungüentos sirven tanto para la prevención para la curación, con lo que llévalos siempre y en todo momento contigo, sobre todo en invierno, temporada en la que los labios se resecan frecuentemente.

Aunque parezca contradictorio chupetear o humidificar los labios con saliva no hace más que resecarlos. Es esencial que evites tal movimiento y en el momento que aprecies que tus labios se resecan, pásate al ungüento. Sabemos que, como buena manía, se hace de forma inconsciente, por esta razón debes concentrar tus energías en evitar realizar semejantes movimientos faciales. No chupes ni mojes tus labios, pues solo conseguirás que, de pasada, te arranques alguna piel que te encuentres por el recorrido labial. ¡Stop!

Si crees que los únicos responsables de tus heridas labiales son los labios, estás equivocado. Debes ser consciente de que a veces además eres capaz de arrancar los pellejitos con las uñas, con lo que además vas a deber inspeccionar esto. Piensa, además de esto, en la cantidad de gérmenes que invaden nuestras manos diariamente y que las llevas de forma directa a la boca.

Debes sostener la calma y el autocontrol. Seguramente esta manía tiende a ser exagerada en momentos de nervios, agobio o tensión. Debes procurar encaminar estas situaciones para evitar que se genere este molesto hábito. En el fondo te estás autolastimando. Mentalizarse es esencial si quieres superar dicha manía. Cuida tu piel y tus labios y trátalos como tu bien más apreciado. De este modo, igual eludes dañarlos.

Si quieres leer más artículos similares a Cómo quitarme la manía de morderme los labios, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Productos relacionados