Cómo recuperar el olfato

El olfato es el sentido de nuestro cuerpo que se ocupa de percibir y procesar los olores que se desprenden a nuestro alrededor. Aunque otros sentidos de nuestro cuerpo nos puedan parecer más imprescindibles, el olfato cumple también una serie de funciones esenciales para nuestro cada día como determinar el estado de los comestibles, advertir riesgos medioambientales como una fuga de gas o un incendio o, simplemente, disfrutar del aroma de las flores o los perfumes.

Por todos estos motivos, la pérdida del olfato (de esta forma sea mínima, parcial o total) puede tener un efecto muy negativo en nuestra calidad de vida. Pero, cuando esto nos sucede, lo primero que pensamos es de qué forma recuperar el olfato. En el este artículo de Sabioz te explicaremos qué tratamientos existen en la actualidad para poder volver a oler con normalidad, dependiendo de la razón que ha provocado la pérdida de este sentido.

Causas de la pérdida de olfato repentina

La pérdida del sentido del olfato es un trastorno más usual de cuanto podamos pensar en un principio, en tanto que son múltiples las causas por las que podemos dejar de oler de un momento a otro. De hecho, conforme la razón que está afectando este sentido de nuestro cuerpo, la pérdida del olfato puede ser transitoria o irreversible. También puede ser o bien una pérdida total de la capacidad de advertir olores (anosmia), o bien una incapacidad parcial de procesar los diferentes aromas (hiposmia). A veces, también dependiendo de la causa, se puede dar incluso la pérdida de olfato y gusto al tiempo, en tanto que conforme la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (Seorl-CCC) se genera simultáneamente una estimulación olfativa a la masticación y la deglución. Es decir, que las sensaciones olorosas y gustativas acaban integrándose y, por lo tanto, son bastante difíciles de distinguir una de otra.

Ahora que sabemos qué géneros de este inconveniente olfativo se pueden dar, ahora, te explicaremos las principales causas de la pérdida de olfato repentina:

  • Patologías nasales y/o sinusales: la más habitual es la sinusitis, la como consiste en una inflamación que se da en la mucosa de los senos paranasales debido a un virus, alergia, hongo o bacteria y que provoca síntomas como la pérdida transitoria del olfato, dolor en los ojos y congestión nasal, entre otros. También puede darse por otras nosologías como las alergias nasales o rinitis. En este otro artículo te contamos Cuáles son los síntomas de la sinusitis
  • Infección en las vías respiratorias altas: como por ejemplo, una gripe o un costipado común donde debido a la congestión nasal también se genera una pérdida transitoria del olfato.
  • Bloqueos en la nariz: el desarrollo de pólipos nasales, las deformidades en el tabique nasal o el desarrollo de tumores en el recubrimiento nasal también influyen en el olfato.
  • Consumo de fármacos: el consumo de medicinas como estrógenos, nafazolina, aliviantes nasales, reserpina o productos a base de cinc pueden reducir la capacidad de percibir olores.
  • Otras causas: trastornos endocrinos, inconvenientes neurológicos, traumatismos craneales, cirugía nasal y/o sinusal, radioterapias en el rostro o la cabeza y ciertas deficiencias nutricionales también pueden alterar el sentido del olfato.

Cómo recuperar el olfato perdido – tratamiento médico

Como hemos podido ver en el apartado precedente, la pérdida del olfato puede estar provocada por diferentes causas. Por tanto, los tratamientos médicos para la restauración del olfato dependerán directamente de la nosología que está provocando este trastorno. A continuación, te explicaremos de qué forma recuperar el olfato perdido con tratamientos médicos conforme la nosología que provoca esta incapacidad para advertir olores:

Patología nasales: tratamiento para sinusitis

Como ya hemos explicado, la sinusitis es una afección que provoca una inflamación en los senos paranasales. En este caso, el personal sanitario acostumbra a asignar fármacos para mejorar los síntomas de esta afección (como la pérdida del olfato). Entre los tratamientos más frecuentes habitúan a estar calmantes para el dolor y lavados nasales con soluciones salinas, corticoides intranasales y aliviantes nasales para reducir la congestión nasal y mejorar la pérdida del olfato.

Infecciones en las vías respiratorias altas

Las infecciones en las vías respiratorias altas como un costipado común o una gripe habitúan a provocar una pérdida del olfato transitoria con lo que lo más normal es recuperar este sentido mientras que nos recobramos de la afección. En el caso de que esté provocado por un agente viral, el tratamiento acostumbra a ser sintomático en tanto que el médico puede asignar fármacos calmantes para el dolor y la fiebre y productos para descongestionar la nariz. Sin embargo, si la infección es bacteriana, el médico también asignará antibióticos.

Alergias nasales

Las alergias nasales también pueden provocar una pérdida temporal del olfato debido a síntomas como la congestión nasal. En este género de casos, el tratamiento médico que acostumbra a asignar son fármacos antihistamínicos con soluciones salinas para enjuagar los senos paranasales acompañados de algunos cuidados en el hogar (empleo de deshumidificadores, limpieza de prendas y alfombras con agua calientes, etc).

Por ejemplo, las alergias respiratorias en primavera son comunes, conque si es tu caso, te invitamos a este otro artículo sobre Cómo tratar la alergia vernal.

Bloqueos en la nariz

Otros trastornos que provocan una pérdida del olfato son los bloqueos en la nariz provocados principalmente por pólipos nasales o deformidades en el tabique nasal. En este género de casos, el tratamiento más usado acostumbra a ser las cirugías nasales para corregir este género de obstrucciones que impiden la percepción de olores.

En el caso de los pólipos en la nariz, te puede interesar este otro blog post sobre Cómo tratar los pólipos nasales.

Cómo recuperar el olfato con antídotos caseros

Además de los tratamientos médicos que hemos explicado, también se pueden emplear algunos antídotos caseros para mejorar esta pérdida del olfato. Sin embargo, es esencial que antes asistas al médico para determinar la causa que está provocando este trastorno y que uses los antídotos caseros como complemento de los fármacos que te haya asignado el especialista.

Estos son los mejores antídotos caseros para recuperar el olfato, siempre y en toda circunstancia y cuando se trate de un inconveniente de pérdida temporal:

Aceite de ricino

Este producto es buen antídoto casero para recuperar el olfato (de manera especial en casos de alergia) en tanto que sus propiedades antioxidantes, antinflamatorias y antibacterianas asisten a despejar los conductos nasales. Para emplearlo vas a deber calentar el aceite y entonces aplicar dos gotas en la nariz al día (una por la mañana y otra de noche).

Ajo para recuperar el olfato

Este vegetal cuenta con diferentes ácidos y aceites esenciales que le dan propiedades aliviantes con lo que es ideal para trastornos olfativos provocados por infecciones como constipados y gripes. Cuece 2 dientes de ajo en 500 ml de agua durante 15 minutos y tómate la infusión caliente 2 veces al día.

Si tu caso de pérdida del olfato se debe a la sinusitis o bien otro inconveniente de vías respiratorias altas similar, te invitamos a leer este otro artículo sobre Cómo sanar la sinusitis con ajo.

Jengibre

Este vegetal puede mejorar la pérdida del olfato en tanto que sus principios activos como el gingerol cuentan con propiedades antiinflamatorias y antihistamínicas que dismuyen la congestión nasal. Para emplear este antídoto solo vas a deber masticar un tanto de raíz de jengibre media hora antes de el alimento principal.

Conoce más sobre Cuáles son las propiedades del jengibre para la salud en este otro blog post de Sabioz.

Jugo de limón y naranja

Tanto el contenido en vitaminas como los ácidos cítricos que le dan el olor a estas frutas, pueden acudir a mejorar la pérdida del olfato y del gusto. Consume el jugo de un limón o naranja mezclado con 1 vaso de agua templada y 2 cucharadas de miel 2 veces al día.

Este artículo es meramente informativo, en Sabioz no tenemos capacitad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún género de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier género de condición o malestar.

Si quieres leer más artículos similares a Cómo recuperar el olfato, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Deja un comentario