Saltar al contenido

Cómo regar las plantas en vacaciones

11 julio, 2021
Cómo regar las plantas en vacaciones
Cómo regar las plantas en vacaciones

Las plantas son organismos vivos que, como ocurre con la mayoría de criaturas en el planeta, precisan agua para vivir. Con tal premisa, es imprescindible recordar que si tienes unas vacaciones planeadas y dispones de plantas en tu hogar, es necesario que dejes a alguien responsable del riego pertinente para cada una de ellas. De lo opuesto, las plantas podrían agonizar o incluso fenecer durante tu ausencia.

Pero… ¿qué ocurre si no puedes confiarle esta responsabilidad a nadie? A continuación, en Sabioz, te enseñamos de qué forma regar las plantas en vacaciones mediante sistemas de riegos caseros automatizados para que puedas disfrutar de tus días libres sin preocupaciones. ¡Vamos allá!

Cómo regar las plantas en vacaciones – punto por punto

Existen diferentes formas de regar las plantas para que no mueran por deshidratación al paso que estás de vacaciones. A continuación, en Sabioz, te explicaremos las dos formas más habituales, económicas y simples de aplicar.

Sistema de riego por goteo casero

Para edificar un sistema de riego por goteo casero, precisarás estos materiales:

  • Una botella de plástico que tenga tapa de rosca.
  • Una superficie donde apoyar la botella. Puede ser una tabla de madera, una rama, un pedazo de metal, etc.
  • Dos cortes de cordel de unos 40cm de largo para sostener la botella a la superficie de apoyo. El cordel es un material resistente a la tensión, motivo por el como te invitamos a su empleo.
  • Agua.

Una vez tengas los materiales listos, sigue este punto por punto:

  1. Primero, vas a deber determinar el tamaño ideal de la botella teniendo presente las dimensiones de la planta, la maceta o el terreno. Para que tu sistema dure más tiempo, te invitamos a hacerte con una botella grande.
  2. Toma la botella y recorta por completo la base de la misma.
  3. Realiza una pequeña incisión en el centro del tapón de la botella con la intención de que salga el agua gota por gota de allá.
  4. Sujeta la botella a la superficie de apoyo empleando los pedazos de cordel. Ten presente que la superficie de apoyo, preferiblemente una tabla de madera de unos 3 a 5 cm de ancho, he de ser unos 5 cm más larga que la botella.
  5. Luego, toma la tabla, ya amarrada a la botella, y clávala en el sustrato, con el pico del envase apuntado cara abajo, cerca de la base de la planta, y a una profundidad suficiente para que quede estable.
  6. Llena la botella de agua mediante la abertura que hiciste al recortar la base de la misma.
  7. A través del agujero en la tapa, empezará a salir el agua gota a gota. Esto humedecerá el sustrato de forma continua y sin encharcamientos, lo que le dará a la planta la hidratación recomendable.

Sistema de riego por humedad

Para edificar tu sistema de riego por humedad casero, precisarás:

  • Una botella sin tapa.
  • Una cuerda o cordel de algodón, nylon o poliéster de unos 50cm.
  • Agua.

Sigue el punto por punto que te proponemos ahora:

  1. Toma la cuerda o cordel y enróllala en la punta de un destornillador, un palo de madera, una cabilla, o cualquier otra cosa que sea recta, delgada y que se entierre sencillamente en el sustrato.
  2. Luego, sepulta el objeto, con la cuerda enrollada, en el sustrato. Hazlo a poca distancia de la base de la planta para que la cuerda quede sepultada cerca de las raíces. Recuerda sacar con mucho cuidado el objeto que usaste para que la cuerda o cordel no se desentierre. La intención es que el cordel quede bajo tierra, cerca de las raíces para que la humedad las alcance.
  3. A continuación, toma la botella, llénala de agua y ponla cerca de la planta.
  4. Ahora, toma el extremo no sepultado de la cuerda y además introdúcelo en la botella llena de agua hasta el momento en que llegue en el fondo de la misma.

Este sistema hará que el agua, mediante la absorción del material de la cuerda, se traslade de la botella hasta el sustrato. Gracias a este procedimiento, la tierra se sostendrá húmeda cerca de las raíces y, consecuentemente, la planta estará bien hidratada.

Cómo regar las plantas en vacaciones - Cómo regar las plantas en vacaciones - paso a paso

Otros inventos para regar las plantas en vacaciones

Además de los dos métodos antes mentados, además hay otras formas de regar las plantas al paso que estás de vacaciones, sin especificar que una persona esté pendiente diariamente de ellas. Veámos cuáles son:

Riego por efecto invernadero casero

Una de las formas más fáciles de asegurar que tu planta no muera por deshidratación al paso que estás de vacaciones, es aplicando el riego por efecto invernadero casero. Para ello, vas a especificar:

  • Un plástico suficientemente grande para cubrir toda la planta sin tocarla (puede ser una bolsa de plástico).
  • Varillas de madera, un tanto más largas que la altura de la planta.
  • Una cinta o goma flexible.

Para edificar el sistema de riego por efecto invernadero casero, sigue estos pasos:

  1. Primero toma las varillas y entiérralas en torno a la planta. Ten en cuenta que las puntas de las varillas en la superficie deben quedar más altas que las hojas de la planta.
  2. Toma la bolsa o el plástico elegido y cubre la planta en su totalidad. Asegúrate de que la bolsa sea suficientemente grande para que quede una separación mínima de unos 4 cm entre el interior del plástico y las hojas de la planta. Este espacio es esencial, pues sin él la planta podría ahogarse.
  3. Para sostener mejor el plástico, toma la cinta flexible y colócala en torno a la bolsa, sujetándose con las varillas. De este modo, las posibilidades de que entre humedad y aire quedarán muy reducidas.

Gracias a este procedimiento de riego, la planta podrá aprovechar el agua que evapora y conseguir que esta vuelva a caer sobre el sustrato para ser absorbida de nuevo.

Macetas de autoriego caseras

Los materiales que precisarás para diseñar una maceta de autoriego casera son:

  • Una esponja o harapo de unos 7 centímetros de grosor y un radio del tamaño de la base de la maceta donde esté sembrada la planta. Utilizaremos este material debido a su veloz capacidad de absorción.
  • Un plato hondo de arcilla o un envase de plástico que aguante el peso de la maceta y tenga suficiente espacio para alojar la esponja.
  • Agua.

Los pasos que debes proseguirse para ensamblar una maceta de autoriego casera son:

  1. Toma el plato o envase que hayas elegido y vierte agua en él.
  2. Coloca la esponja o el harapo en el envase y observa de qué forma el material absorbente se carga de agua.
  3. Ahora, coge la maceta y colócala sobre el plato o envase. Asegúrate de que la base de la maceta quede en contacto con la esponja. De esta forma, el sustrato podrá absorber el agua de la esponja mediante los agujeros de la maceta.

¿Sabes por qué recomendamos este procedimiento? Gracias a la esponja o al harapo, la absorción de agua por un lado de la planta no se hace de forma beligerante y puede sostener la tierra húmeda durante, aproximadamente, una semana. Es un procedimiento idóneo para sostener tu planta bien hidratada sin encharcarla.

Si buscas otros métodos para que tus plantas se mantengan bien hidratadas cuando estés de vacaciones, no te pierdas este otro artículo de Sabioz sobre Cómo hacer un riego automático casero.

Cómo regar las plantas en vacaciones - Otros inventos para regar las plantas en vacaciones

Imagen: Pinterest.

Cómo hacer un regador automático

Un sistema de riego por goteo subterráneo casero no solo ahorrará tiempo, sino además hasta un 30% de agua en comparación con lo que gastaría un sistema de riego por aspersión. Este procedimiento es una solución ideal para aquellas personas que intentan sostener un jardín saludable durante todo el año sin especificar regarlo manualmente. A continuación, desde Sabioz, te mostramos de qué forma hacer un sistema de riego por goteo subterráneo casero. Necesitarás:

  • Una cañería para riego por goteo: esta se distingue por su flexibilidad y adaptabilidad al terreno. Además, tiene agujeros por su extensión. Calcula bien cuántos metros precisas y, ahora, añade un metro más por si las moscas debes solucionar alguna avería.
  • Estacas en “U” para sostener la cañería al terreno.
  • Una válvula de presión.
  • Una toma de agua cercana al jardín o cultivo.
  • Herramientas para ensamblar el sistema de riego por goteo casero (una zapa o palustre y un martillo).

Para diseñar tu regador automático por goteo subterráneo casero, sigue estos pasos:

  1. Primero, con la zapa o el palustre, abre una brecha de unos 15-30 cm de profundidad en torno a la base de las plantas.
  2. Una vez tengas el hueco listo, vas a deber conectar la válvula de presión a la toma de agua y la cañería para riego por goteo a la válvula de presión.
  3. Coloca la cañería mediante la brecha, asegurándote de que los agujeros de la cañería apunten cara las plantas.
  4. Mantén la cañería pegada al terreno empleando las estacas en “U”. Lo recomendable que es haya 2 pies (60 cm) de distancia entre una y otra.
  5. Ahora, debes proceder a probar el sistema de riego por goteo subterráneo casero. Para ello, abre la toma de agua y calcula la presión ideal. Lo recomendable es que esté a 25 PSI.
  6. Como paso final, vas a deber tapar la cañería que se extiende por la brecha, empleando la tierra que sacaste y sin compactarla. ¡Listo!

Si quieres descubrir más Consejos para el riego de tu jardín, échale un vistazo a este otro artículo de Sabioz.

Cómo regar las plantas en vacaciones - Cómo hacer un regador automático

Si quieres leer más artículos similares a Cómo regar las plantas en vacaciones, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Jardinería y plantas.

Entradas relacionadas: