Cómo reparar el pelo quemado

Si tu pelo pasa por el peor de sus momentos y se encuentra quemado, desgastado y muy pero que muy dañado, es esencial que empieces a atenderlo como se merece y realices algunos cambios cuando a hábitos de cuidado pilífero y los productos que empleas. Solo si te deshaces de las partes de la melena más estropeadas y la enriqueces con las vitaminas y minerales que precisa, podrás salir de esta situación y favorecer el desarrollo de tu pelo de una manera de forma plena saludable. Presta atención a los consejos de este artículo de unComo para saber de qué manera reparar el pelo quemado.

Pasos a proseguirse:

Un pelo quemado y de forma profunda dañado puede ser fruto de diferentes factores y entre los más frecuentes, se encuentran los tintes, mechas y decoloraciones, el uso de productos o tratamientos invasivos, el abuso de secadores, planchas y rizadores, las largas exposiciones al sol y el cloro de las piscinas. Todos ellos pueden hacer que el pelo se queme y pierda su belleza natural, presentando ciertas o la mayoría de las próximas particularidades:

  • Duro y áspero al tacto, debido a la sequedad y la deshidratación extrema.
  • Rotura de las cutículas y pelo débil y desgastado que se rompe con sencillez.
  • Puntas abiertas que sufren roturas de forma continua.
  • Electricidad estática y encrespamiento.
  • Pelo rebelde y difícil de peinar o disciplinar.
  • Cabello apagado y sin brillo.
  • Cuero cabelludo tirante.
Cómo reparar el cabello quemado - Paso 1

Si tu pelo responde a las particularidades precedentes o sospechas de que podría estar quemado, vas a deber actuar de forma inmediata y también empezar un plan de choque para conseguir repararlo lo más veloz posible. En primer lugar, debes ser consciente que la única forma de terminar con las partes más dañadas y favorecer el desarrollo de tu melena es cortándola para sanearla por completo. Si no te ves favorecida con el pelo cortito o no quieres recurrir a las tijeras, lo que sí debes procurar al menos es cortarte las puntas unos centímetros y deshacerte de la parte más estropeada. Con ello, conseguirás que la debilidad se vaya extendiendo cara el resto de la melena y acabe muy dañada desde la raíz hasta las puntas.

Cómo reparar el cabello quemado - Paso 2

Cuando el pelo no está sano y, por consecuente, no crece, otra de las claves para arreglarlo es cuidarlo y tratarlo con los productos recomendables. Deja de lado el champú que estabas empleando hasta el momento y adquiere uno que sea de peluquería profesional indicado para hidratar el pelo en profundidad y regenerar las fibras pilíferos. Los lavados diarios tienden a resecar todavía más el pelo, con lo que de ser posible intenta espaciarlos y evitar utilizar agua caliente durante los mismos, lo idóneo es que el agua esté a una temperatura tibia o fría.

En el caso de que tu pelo sea graso y precises lavártelo día a día, puedes valorar la opción de utilizar un champú en seco para suprimir la suciedad y la grasa amontonada. Descubre de qué forma aplicarlo consultando el artículo Cómo lavar el pelo en seco.

Cómo reparar el cabello quemado - Paso 3

Con el champú, consigue adecentar tu pelo y dejarlo libre de restos, pero a pesar de que este puede integrar componentes nutritivos en su fórmula, no es suficiente para la extrema hidratación que precisa un pelo quemado. Por este motivo, tras su empleo, es esencial que empapes tu pelo con un acondicionador enormemente hidratante y renovador; son buenas opciones los que poseen ingredientes como vitamina E, ácidos grasos esenciales, aceite de argán, proteínas vegetales, karité, entre otros.

Aplica el acondicionador desde la raíz hasta las puntas y deja que, por lo menos, repose en tu pelo durante unos 10 minutos. En este tiempo, puedes aprovechar para enjabonarte el cuerpo y, más tarde, ya podrás aclararte el pelo y retirar el acondicionador.

Cómo reparar el cabello quemado - Paso 4

Lo ideal para reparar el pelo quemado en menos tiempo de lo aguardado, es que evites por completo someterlo a las altas temperaturas de aparatos como los secadores, las planchas o los rizadores. El empleo muy frecuente de estos desgastan y resecan mucho el pelo haciendo que sea propenso a roturas. Así que si puedes permitírtelo, tras lavarte el pelo deja que se seque al aire por sí mismo y ¡listo!

Ahora bien, si tu pelo está indomesticable o con frizz y precisas sí o sí moldearlo con alguno de estos aparatos, entonces vas a deber tener en consideración recomendaciones como las próximas para evitar que se deteriore más de lo que está:

  • Deja una toalla puesta sobre el pelo mojado durante por lo menos unos 5 minutos para retirar el exceso de humedad y evita presionarlo con ella.
  • Aplica un suero hidratante en las puntas y en la parten media de la melena.
  • Rocía el pelo con un aerosol protector térmico, asegurándote de que lo repartes de forma uniforme por todos los mechones.
  • Utiliza el secador a una temperatura baja y manténlo al menos a una distancia de 30 cm de tu pelo.
  • Si, además de esto, vas a utilizar la plancha, evita ponerla a más de 160º y pásala una sola vez por los mechones en cuestión.
Cómo reparar el cabello quemado - Paso 5

De la misma forma, cuando el pelo se ha quemado, es esencial sanearlo y no someterlo a tratamientos invasivos, como la permanente, o teñirlo, hacerle mechas y mucho menos decolorarlo. Recupera el color natural de tu pelo y deja que se recupere por completo durante un tiempo; solo así podrás impedir que se siga estropeando y luzca opaco y apagado.

No olvides también hacerte con un protector de pelo con filtro UV y aplicártelo cuando vayas a exponerte al sol durante un buen tiempo; en el artículo Cómo proteger el pelo del sol puedes ver otros consejos excelentes.

Además de todos los cuidados precedentes, te invitamos a que le aportes a tu pelo un extra de alimentación haciendo empleo de ciertas siguientes mascarillas caseras. Los productos que proponemos están repletos de nutrientes y vitaminas que conseguirán devolverle a tu melena la belleza, el brillo y el movimiento perdido.

  • Mascarilla de miel y huevo: mezcla 1 huevo con 2 cucharadas de miel y aplica la loción sobre el pelo húmedo, dejando que repose durante 30 minutos.
  • Mascarilla de aceite de coco y aguacate: machaca la pulpa de un aguacate y mézclala con 3 cucharadas pequeñas de aceite de coco.
  • Mascarilla de aceite de oliva y romero: añade 1/4 de taza de aceite de oliva tibia en un recipiente y añade 5 gotas de aceite de romero. Aplica sobre los mechones de pelo más dañados y deja actuar durante 20 minutos.
Cómo reparar el cabello quemado - Paso 7

Si quieres leer más artículos similares a Cómo reparar el pelo quemado, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario