Cómo reparar una cremallera rota que se abre

¿A quién no le ha pasado? Te pones el pantalón, la falda o el vestido que más te agrada y, de pronto, notas que la cremallera está rota. Así que nos pasamos todo el santurrón día pendientes de que no se baje la cremallera y se note la abertura.

Si quieres saber de qué manera reparar una cremallera rota que se abre pasito a pasito y con fotografías, no te pierdas el siguiente artículo de Sabioz. Te explicamos, de forma veloz, eficaz y segura, de qué manera reparar cremalleras para que no debas pasarte el día pendiente del estado de tu prenda y para poner a tu alcance consejos que pueden ahorrarte un mal día. ¡Toma nota!

Cómo reparar una cremallera rota que se abre

Algunas veces, por exceso de empleo o por inconvenientes de calidad, las cremalleras son las piezas que más veloz se rompen en una prenda. Las más frágiles habitúan a ser las de plástico; comunes en carteras y bolsos, al paso que que las de metal, puestas en chaquetas o pantalones, tienen mayor vida.

Un fallo muy habitual y que incide en la ruptura de la cremallera es poner un tamaño inadecuado en una prenda de mucho empleo. Las cremalleras no se miden solo por su largo, sino también por el tamaño de sus dientes y su carro. Algunas cremalleras simplemente no tienen una buena proporción entre los dientes y el carro, razón principal por la como fallan.

Los inconvenientes más frecuentes que causan la abertura de un cierre son: deslizamiento de los dientes, corrida del carro que hace que se salga de la línea de la cremallera, ruptura del encuentre, etc. Aunque todo parezca señalarse que ha llegado el momento de sustituirla, hay determinados trucos para solucionar una cremallera rota que se abre.

Qué hacer si la cremallera no cierra

A veces ocurre que al procurar cerrar una cremallera se sigue abriendo con el paso del carro. Esto se debe a que hay un mal agarre de los dientes y, por lo tanto, la solución recomendable será ajustar el carro de nuevo en su lugar.

Toma unas pinzas o tenazas pequeñas y aprieta la base o la boca del carro. Debes apretar a cada lado de él, sin hacer mucha presión para que no quede absolutamente inhabilitado. Lo recomendable es hacer presión suave y también ir probando hasta el momento en que la cremallera cierre absolutamente.

Imagen: Pinterest.com

Si el carro se salió de la cremallera

Esta situación puede ocurrir por dos razones: o bien por qué la cremallera ha perdido el encuentre y se ha salido del carril o bien la cremallera ha perdido los dientes inferiores (o superiores) y por eso se ha deslizado del carro absolutamente.

En cualquiera de los casos, lo primero que hay que hacer es poner el carro en su lugar. Para ello se puede hacer un piquete en la cremallera entre los dientes superiores que nos deje abrir un tanto la línea de los dientes. Por esa abertura se reenganchará el carro.

Si la cremallera es de enganche, o sea que es como la de las chaquetas que el carro está enganchado a una sola línea, no hace falta hacer un piquete en la línea contrario. Si al contrario, la cremallera no es de enganche, el mismo corte que se hizo a la altura de los dientes superiores se debe hacer del otro lado.

Finalmente, se cosen esos cortes para que el carro no se vuelva a salir por allá.

Qué hacer si el encuentre de la cremallera está deteriorado

Otra razón por la que se sale el carro de la cremallera es pues esta ha perdido el encuentre. En esos casos, lo mejor que puedes hacer es fabricar uno nuevo. En el mercado hay determinados topes o piezas metálicas que se pueden agregar al pie de la cremallera y se aprietan de forma fácil con unas pinzas; conque lo más conveniente es que apuestes por esta alternativa, en tanto que es muy fácil de poner y es, además de esto, muy asequible.

Sin embargo, también puedes crear tú el encuentre. Para ello, puedes tomar un retaso de tela gruesa y coserla al extremo de la cremallera donde esta haya perdido el encuentre. Si se trata de un cierre pequeño, género de nylon, con ciertas puntadas de hilo grueso será suficiente para hacer el encuentre.

Imagen: makeitcoats.com

Si la cremallera está bloqueada

Cuando la cremallera se bloquea es pues el carro precisa lubricación. En estos casos, con la ayuda de un lapicero de grafito bien afilado, se raya la parte interna de la base del carro a cada lado, lo que será una gran ayuda para el mecanismo.

Si el inconveniente es que la cremallera va dura en el momento de subir y bajar, toma una vela y frótala a lo largo del cierre para que se deslice mejor. También puedes apostar por la vaselina, un producto idóneo para la lubricación.

Imagen: Pinterest.

Trucos para contingencias imprevisibles

Te descubrimos, ahora, dos recomendaciones que debes tener en cuenta por si las moscas te hallas en un aprieto y no sabes realmente bien qué hacer:

  • El truco del papel: si estas en la calle y de pronto notas que tu cremallera se abre sola al sentarte o con cualquier movimiento, es pues la pata que frena al carro se ha roto. Para evitar una situación incómoda, toma un pedazo de papel pequeño, sube el carro hasta el encuentre superior, poner el papel en la boca del carro y deslízalo cara abajo hasta el momento en que tranque. Problema resuelto.
  • El truco de la aro: habitúes ocurre que el gancho que te deja subir y bajar el carro se rompe o se sale. Cuando te resulte imposible volver a ponerlo, usa el aro de tu llavero y enróscalo por el hueco superior del carro donde va la hebilla. También puedes tomar un clip y hacer un gancho para subir y bajar la cremallera.

Si este artículo te ha ayudado y quieres descubrir más trucos veloces y caseros para poner antídoto a los inconvenientes del cada día, no te pierdas los siguientes artículos:

  • Cómo reparar una suela de zapato que resbala
  • Cómo reparar unas medias rotas

Imagen: Pinterest.

Si quieres leer más artículos similares a Cómo reparar una cremallera rota que se abre, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Arte y artesanía.

Deja un comentario