Cómo reparar una pared con humedad

Cuando aparece humedad en una casa, esta llega acompañada de una serie de inconvenientes que pueden a deteriorar con seriedad el estado del edificio y la salud de sus ocupantes. El inconveniente de la humedad puede causar determinados desperfectos leves, pero además otros más graves.

La humedad puede llegar a desvalorizar con seriedad el valor de una propiedad y además incluso pueden dañar la estructura de la construcción y suponer riesgo de derrumbe. Es un inconveniente esencial y además común, por eso, en el artículo de Sabioz, vamos a desvelarte los secretos sobre de qué forma reparar una pared con humedad en exteriores y además interiores y además te vamos a hablar de los diferentes géneros de humedad y de de qué forma solucionar inconvenientes de humedad por norma general.

Cómo reparar una pared con humedad en exteriores

La humedad que vemos en el interior tiene un origen que, en muchos de los casos, está en el exterior. Las testeras pueden ser un punto débil por el hecho de que tienen muchas grietas en los vanos de puertas y ventanas y, además de esto, son el lecho de toda el agua que se vierte desde el tejado.

Si las paredes exteriores no están adecuadamente tratadas y alejadas, pueden presentar pequeñas grietas que se convierten en grietas transcurrido un tiempo. Estas grietas serán puntos de entrada para la humedad por el hecho de que por ellas se filtrará el agua de lluvia.

Además, hay que tener muy presente el posible deterioro de las infraestructuras propias para el canalizado del agua, como canaletas, cañerías, entre otras.

Una vez que el agua ha entrado, es realmente difícil secarla. Creará una mancha húmeda que se va a hacer poco a poco más grande y, si llega a una junta, el agua se abrirá camino hasta el interior. Por eso es tan esencial su recomendable eliminación y reparación. Para reparar una pared con humedad en exteriores hay que proseguirse los siguientes pasos:

  • Localiza el origen de la humedad: es una forma de ahorrarnos el tener que reparar la pared completa, pero hay que estar muy seguro o la humedad se volverá a extender.
  • Limpia la zona perjudicada de cualquier género de resto: nos referimos a restos como musgo, plantas, hongos, pintura descascarada o cualquier otra eflorescencia. Para esto, se emplea primero una espátula para rascar lo más obvio y, entonces, un cepillo de cerdas de acero para quitar por completo los restos.
  • Higieniza la zona: si la pared estaba muy sucia o advertimos cualquier presencia de hongos, es recomendable higienizar la zona, lavándola con una mezcla de agua y cloro (1 una parte de agua por cada 3 de cloro). Para el lavado, emplea una escoba o cepillo con cerdas de nylon, como los que se emplean para el suelo. Asegúrate de que quede absolutamente limpia. Hazlo siguiendo reglas de seguridad básicas, esto es, resguarda el suelo con plástico y emplea guantes y mascarilla.
  • Antes de proseguirse, el muro ha de estar absolutamente seco.
  • Repara las grietas: precisarás reparar todas las grietas y grietas con un producto recomendable. Puede ser yeso, cemento o una pasta singular para grietas.
  • Deja que se sequy además y endurezca bien.
  • Lijala zona para alisarla.
  • Impermeabiliza: trata la zona con el producto que hayas elegido para impermeabilizar, siguiendo fielmente las instrucciones del fabricante para su aplicación.
  • Da el útlimo acabado: da a la pared el acabado estético preciso, de esta forma sea pintura, alicatado o cualquier otro recubrimiento. En Sabioz te explicamos Cómo pintar una pared con humedad.
  • Reparar la humedad del exterior es una labor difícil y costosa, de la que debe encargarse un profesional por seguridad. Casi siempre y en toda circunstancia precisará realizar tareas peligrosas a gran altura, con lo que harán falta andamios, escaleras largas o arneses y poleas para descolgarse por la testera. Hay que tener en cuenta que muchos de los productos que se usan para aislamientos son materiales peligrosos que hay que saber manipular.

    Arreglar una pared con humedad en interiores

    Cuando vemos humedad en el interior, no siempre y en toda circunstancia tiene su origen a la vista. Los inconvenientes de fontanería son una de las causas más habituales de la humedad en casa, pero una mala ventilación además ocasionará humedad sin especificar otros desperfectos.

    Reparar una pared de yeso con humedad no es moco de pavo, para esto hay que proseguirse exactamente los mismos pasos que describimos en el apartado precedente, pero tendremos presente determinados puntos específicos, por poner un ejemplo:

    • La causa de la humedad no siempre y en toda circunstancia está a la vista, con lo que vamos a deber asegurarnos del origen. Saber cuál es el inconveniente y localizar donde está no es tan fácil como asemeja, pero es esencial para finalizar con el inconveniente de una vez por siempre y en toda circunstancia.
    • Si la humedad es la consecuencia de un inconveniente de fontanería, vas a deber llamar a un profesional.
    • Si la humedad es producto de la condensación, vas a deber buscar una forma de orear la zona para que la humedad no reaparezca una vez reparada. Una solución puede ser utilizar algún aparato, como un deshumidificador, ionizador, extractor o un purificador de aire. Lo que debemos conseguir es un aire más sano, libre de olores y sin restos de moho o humedad que puedan afectar la salud.

    En nuestro artículo Cómo aplicar pinturas impermeabilizantes en paredes y techos te contamos todo lo que precisas para prevenir inconvenientes de humedad en casa.

    Reparar pared con humedades por filtración

    Las paredes con humedad por filtración representan el inconveniente más grave por el hecho de que causa una acumulación de agua en la parte inferior del edificio y puede llegar a dañar los cimientos. El charco puede aparecer por causas naturales, como la lluvia o las aguas subterráneas, o por desperfectos en infraestructuras como cañerías y desagües.

    El origen de la filtración acostumbra a estar en fallos de construcción, como la poca densidad del cemento, juntas mal selladas o bien hormigón mal compactado o con grietas. También puede existir un inconveniente de drenaje deficiente o deteriorado.

    En estos casos, es imperativo corregir el fallo que causa la humedad, rehaciendo la una parte de la construcción perjudicada. Es muy esencial por el hecho de que cualquier humillación en la estructura de un edificio acarrea un grave inconveniente de seguridad.

    Las humedades por filtración habitúan a dejar máculas horribles en las paredes, entra en nuestro artículo Cómo quitar máculas de humedad en la pared para dejar tus paredes como nuevas.

    Cómo reparar paredes con humedad por capilaridad

    La humedad por capilaridad se genera cuando el material de aislamiento de la estructura es deficiente. El agua aprovecha los poros y pilíferos de los muros para ascender. El daño que causa afecta, sobre todo, a las paredes. En estos casos hay que:

    • Limpiar bien los restos que haya podido dejar la humedad.
    • Reparar los desperfectos ocasionados por el agua, por poner un ejemplo, el óxido.
    • Reparar el aislamiento del muro, para lo que existen diferentes productos y tratamientos como las inyecciones químicas de resina hidro-repelente, las cámaras de aireación, el drenaje del terreno, entre otros.

    Hay muchas medidas que puedes tomar para Evitar la humedad en casa. Haz clic en el enlace y conoce más al respecto para que la humedad deje de ser un inconveniente recurrente en tu hogar.

    Si quieres leer más artículos similares a Cómo reparar una pared con humedad, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Interiorismo y Decoración.

    Deja un comentario